Científicos descubren algo totalmente terrible en el Golfo de Omán

Científicos descubren algo totalmente terrible en el Golfo de Omán

Un equipo de investigadores que utilizan robots submarinos para explorar las profundidades del Golfo de Omán han descubierto algo totalmente letal.

Los robots han hallado en las profundidades de la costa de Omán la zona muerta oceánica más grande del mundo, que llega a cubrir un área de tamaño mayor a Escocia. Además de esto, la zona muerta bajo el mar se encuentra en constante expansión, y esto ha empeorado como consecuencia del cambio climático y por la escorrentía de la tierra. Los investigadores creen que esto podría afectar gravemente a la actividad pesquera de la zona.

El Dr. Bastien Queste, quien dirigió la investigación, dijo en un comunicado:

Nuestra investigación muestra que la situación es peor de lo que se temía, y que el área de la zona muerta es amplia y está creciendo. El océano es sofocante. Por supuesto, todos los peces, plantas marinas y otros animales necesitan oxígeno, por lo que no pueden sobrevivir allí. Es un problema ambiental real, con consecuencias nefastas para los humanos que dependen de los océanos para obtener alimentos y empleo”.

Desde hace un tiempo los investigadores tenían conocimiento de la existencia de una zona muerta en el Golfo de Omán; sin embargo no habían podido estudiar con detalle su alcance. Una razón de ello ha sido la inestabilidad geopolítica existente y la piratería en la región, que han impedido que los barcos de investigación realicen observaciones en el Golfo durante aproximadamente los últimos 50 años.

Debido a esto, un equipo de científicos de la University of East Anglia y de la Oman’s Sultan Qaboos University tuvieron que ingeniárselas y sortear las dificultades, mediante el uso de robots submarinos denominados Seagliders que permitan recopilar datos de forma autónoma.

Robots submarinos, como este, permitieron enviar datos de grandes profundidades, revelando la gigantesca zona muerta existente en el Golfo de Omán

Robots submarinos (Seagliders), como este, permitieron enviar datos de grandes profundidades, revelando la gigantesca zona muerta existente en el Golfo de Omán. Crédito: UEA

Los dispositivos se sumergieron hasta 1.000 metros durante ocho meses, enviando importante información por medio de satélites. Gracias a los datos obtenidos, los científicos procedieron a crear una imagen detallada de los niveles de oxígeno, de las corrientes submarinas y de las mecánicas que trasladan el oxígeno a esas profundidades.

Se pudo determinar que la zona muerta que se encuentra entre 200 y 800 metros por debajo de la superficie es enorme, inclusive mucho mayor de lo que pensaban. En tamaño se compara con Escocia, siendo la zona muerta oceánica más grande del planeta, y lamentablemente se encuentra en expansión.

Además de significar un grave riesgo para los animales que se encuentren allí, esto tiene un efecto devastador en la forma cómo los nutrientes vitales pasan por los océanos. Según los investigadores, cuando el oxígeno escasea esto impacta en cómo el nitrógeno se moverá a través del agua. No solo las plantas serían afectadas, también se producirían mayores cantidades de óxido nitroso, que es 300 veces más dañino que el dióxido de carbono para nuestro ambiente.

Según las predicciones científicas, el próximo siglo esta zona crecerá, afectando a la vida marina y a las comunidades que dependen de la pesca.

El estudio científico ha sido publicado en Geophysical Research Letter.

Artículo escrito por: Fernando T. para CodigoOculto.com

Síguenos en nuestra página de Facebook: CODIGO OCULTO.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0