Expertos sorprendidos ante el caso de la estrella que «murió dos veces»

Expertos sorprendidos ante el caso de la estrella que «murió dos veces»

Cuando pensamos en supernovas, tenemos en nuestra mente posiblemente la concepción de una gran explosión, sin igual en el universo, pero solo una explosión; sin embargo hay un caso excepcional en el universo: una supernova que no deja de explotar.

En el mes septiembre de 2014, un grupo de astrónomos pudieron observaron una supernova a la que denominaron iPTF14hls. Lo que no sabían era que estaban observando algo que no debería haber sucedido en el universo reciente. No solo fue el objeto más brillante durante mucho más tiempo – mucho más que las supernovas normales -, sino que pudieron establecer que ya había explotado en 1954.

Cuando fue observada por primera vez, iPTF14hls era supernova regular Tipo II-P. Estos objetos tienden a permanecer brillantes durante aproximadamente 100 días, sin embargo los investigadores se vieron sorprendidos al percatarse que iPTF14hls persistió en su brillo durante más de 600 días, y pasó de brillante a oscuro y viceversa más de cinco veces. El equipo estimó que la evolución general de la supernova era aproximadamente 10 veces más lenta que la del tipo II-P estándar.

Si esto les pareció sorprendente, no lo es todo. Los investigadores se lanzaron a la tarea de encontrar una posible explicación para el evento inusualmente duradero, los investigadores examinaron los datos de archivo con la esperanza de encontrar algunas pistas sobre el progenitor de este objeto. Obtuvieron más de lo que esperaban. Descubrieron que en el mismo lugar 50 años atrás hubo otra explosión masiva. Esta estrella aparentemente explotó en 1954, sobrevivió y luego explotó de nuevo en 2014.

«Esta supernova rompe todo lo que pensamos que sabíamos sobre cómo funcionan. Es el rompecabezas más grande que he encontrado en casi una década de estudio de explosiones estelares», dijo en un comunicado el autor principal, el Dr. Iair Arcavi, de la Universidad de California en Santa Bárbara y el Observatorio de Las Cumbres.

El equipo se propuso encontrar una explicación a este comportamiento nunca antes visto. Sugirieron que este objeto era una supernova de inestabilidad de pares de pulsaciones, un evento extremo que se supone que ocurre cuando las estrellas son tan masivas que crean electrones y positrones (antielectrones) en sus núcleos. Esto lleva a una aniquilación de materia-antimateria que hace explotar una parte de la estrella.

Si el escenario de inestabilidad del par de pulsaciones es correcto, cuando explotó en 1954, la estrella podría haber tenido entre 95 y 130 veces la masa de nuestro Sol. Las estimaciones sugieren que en el momento de su última explosión, la estrella era al menos 50 veces la masa del Sol.

«Se esperaba que estas explosiones solo fueran vistas en el universo temprano y se extinguieran rápidamente. Esto es como encontrar un dinosaurio todavía vivo hoy. Si encuentras uno, te preguntarás si realmente se trata de un dinosaurio», explicó el coautor del estudio, el Dr. Andy Howell, líder del grupo de supernovas en Las Cumbres.

Aunque la solución propuesta pueda explicar varias características presentadas, no cubre todas las interrogantes. La estrella parece haber liberado más energía de lo que se esperaba en teoría. Los astrónomos continúan estudiando este objeto, ya que su brillo persiste hasta el día de hoy.

El estudio científico relacionado a este descubrimiento ha sido publicado en la revista Nature.

Este artículo fue publicado en CodigoOculto.com

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0