Asteroide que mató a los dinosaurios causó un desastre mundial peor de lo pensado

Asteroide que mató a los dinosaurios causó un desastre mundial peor de lo pensado

Aunque no lo habían considerado antes, cuando se trata de impactos de asteroides y cometas, los científicos están descubriendo que los golpes en ángulo pueden ser mucho más peligrosos.

Los dinosaurios tuvieron un duro golpe cuando una roca espacial del tamaño de una ciudad golpeó la Tierra hace 66 millones de años, cerca de lo que hoy es la ciudad de Chicxulub en la Península de Yucatán en México.

Hasta hace poco, los investigadores pensaban que el asteroide o el cometa había golpeado casi en línea recta, en un ángulo de 90 grados, pero las recientes expediciones de perforación en el cráter Chicxulub (en el fondo del Golfo de México) sugieren que sucedió en un ángulo de más de 60 grados.

Los científicos ya sabían que el impacto, llamado el evento de Chicxulub, liberó una cantidad de energía aproximadamente equivalente a 40,000 arsenales nucleares de los EE.UU. en cuestión de segundos, lo que desencadenó una aterradora cadena de eventos.

La explosión encendió las tormentas globales, sopló vientos huracanados a lo largo de miles de millas, aplastó las costas alrededor del mundo con tsunamis masivos y sacudió todo el planeta, provocando derrumbes y terremotos en todo el mundo.

Algunas especies ahora extintas podrían haber sobrevivido a estas calamidades, sin embargo, si no fuera por un asesino más prolongado: el enfriamiento global, el polvo y los gases liberados en la atmósfera superior por el aplastamiento devolvieron gran parte de la energía solar al espacio durante años.

Esto dramáticamente enfrió el planeta, según el razonamiento, lo que llevó al evento de extinción Cretácico-Paleógeno, en el que perecieron alrededor del 75 por ciento de las formas de vida.

De acuerdo con un estudio publicado el lunes en Geophysical Research Letters, las nuevas simulaciones por computadora que usan el ángulo recientemente revisado sugieren que el evento Chicxulub lanzó más de tres veces más gas sulfuroso de lo que se pensaba, lo cual enfrió el clima .

«Queríamos volver a visitar este importante lugar y refinar nuestro modelo de colisión para capturar mejor sus efectos inmediatos en la atmósfera», dijo Joanna Morgan, geofísica del Imperial College de Londres, en un comunicado de prensa de la American Geophysical Union.

El modelo creado por Morgan y sus colegas sugiere que el gas de azufre de la roca y el agua de mar vaporizados podría haber reducido las temperaturas de la superficie global en un promedio de casi 47 grados Fahrenheit (26,7 grados Celsius) casi de la noche a la mañana. Dichas temperaturas pueden haber durado varios años, hasta que la mayor parte del azufre aerosolizado cayó del cielo.

Pero la vida marina puede haber sufrido mucho más. Según el estudio, es posible que los océanos hayan tardado «cientos de años en recalentarse después del impacto de Chicxulub».

«Estas estimaciones mejoradas tienen grandes implicaciones para las consecuencias climáticas del impacto, que podrían haber sido aún más dramáticas que lo que han encontrado los estudios anteriores», dijo en el comunicado Georg Feulner, científico del clima del Instituto de Investigación de Impacto Climático de Potsdam.

El estudio científico ha sido publicado en Geophysical Research Letters.

Este artículo fue publicado en CodigoOculto.com

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0