Un gigantesco templo del dios del viento azteca ha sido encontrado en la Ciudad de México

Ya en el año 2014, la demolición de un supermercado para dar paso a un centro comercial, reveló lo que parecía ser una estructura misteriosa debajo de ella.

Crédito: Mauricio Marat / INAH

Crédito: Mauricio Marat / INAH

Ahora, dos años más tarde, un equipo de arqueólogos locales han descubierto que la estructura es en realidad una plataforma que posee 650 años de edad, que mide 1,2 metros (4 pies) de altura y 11 metros (36 pies) de ancho, y dicen que era probablemente parte de un antiguo templo en el que se rendía culto a Ehecatl-Quetzalcoatl , el dios del viento azteca.

Según el equipo, el sitio fue una vez parte de una ciudad-estado azteca sagrada conocida como Tlatelolco. Ese nombre que es ahora infame debido a una matanza de 1968 que ocurrió allí , donde un grupo de estudiantes que protestaban fueron asesinados por soldados mexicanos.

Antes de estos acontecimientos modernos trágicos, Tlatelolco – ahora una pequeña sección en la parte norte de la Ciudad de México – era una ciudad floreciente para los aztecas, y el reciente descubrimiento del templo de dios del viento es sólo uno de otros 43.000 hallazgos arqueológicos de la zona.

El templo se encuentra a 3 metros (10 pies) por debajo del supermercado, y una vez que el equipo comenzó a cavar aún más, se encontraron incluso más artefactos que rodeaban la estructura de piedra.

El equipo, dirigido por el director de la zona arqueológica de Tlatelolco, Edwina Villegas Gómez, y el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, encontró un montón de cosas extrañas alrededor de la plataforma, que podrían haber sido utilizadas para presentar ofrendas al dios antiguo.

Como Rossella Lorenzi informa a Seeker, entre estos hallazgos se encontraron elementos simples como espinas de cactus, incensarios, y cerámica, pero también hubo hallazgos más horripilantes, como los restos de un bebé recién nacido – sin señales de violencia – y el cráneo de un hombre adulto con un anillo junto a él.

En total, los investigadores dicen que encontraron ocho esqueletos completos, incluidos seis niños, un hombre adulto y una mujer adulta en el sitio.

Si bien los hallazgos como estos no son poco comunes, la plataforma y el sitio ritual probablemente proporcionarán más pistas sobre cómo los antiguos aztecas adoraban a sus dioses y cómo la ciudad de Tlatelolco se convirtió en una capital espiritual en el proceso.

Sobre la base de los artefactos encontrados hasta el momento, se puede específicar que el dios adorado en este templo podría haber sido Ehecatl-Quetzalcoatl, el dios azteca del viento que aparece como una serpiente emplumada.

En la siguiente imagen tenemos la interpretación de un artista del aspecto del dios del viento Ehecatl-Quetzalcoatl:

En este momento, la información sobre la ciudad azteca de Tlatelolco es bastante difícil de conseguir, ya que gran parte del desarrollo urbano ha tenido lugar en la Ciudad de México, y muchos de los sitios antiguos han sido cubiertos.

Como las obras de construcción continúan por todo el lugar, se espera que más pistas surjan alrededor de la ciudad, proporcionando la evidencia de los investigadores necesitan para crear una imagen más completa.

El trabajo del equipo aún no se ha publicado, aunque la excavación está todavía en curso, lo que significa que probablemente veremos los resultados completos una vez que todos los artefactos hayan sido analizados.

Los investigadores esperan que el sitio se abra al público en el 2017, después de que construyan una pequeña plataforma y ventana de visualización para que el sitio sea visible desde las calles de los alrededores.

COMMENTS

WORDPRESS: 1
  • comment-avatar
    Julio Diana Yeitekpatl 12 meses

    1) No eran “aztecas”, sino Mexicas. Aztecas fueron mientras peregrinaron; luego, al fundar México Tenochtitlan fueron mexicas o tenochcas.
    2) No creían en “dioses” sino en manifestaciones energéticas naturales y especialmente en hombres-dios; esto es, personas como usted y yo que tenemos el potencial de divinizarnos.
    3) Los templos o estructuras en forma redonda o cónica son las dedicadas a una de las manifestaciones de un ser humano superior al que llamaron Quetzalcoatl. A veces, “dios” del Viento. En la imagen se ve el gorro o sombrero en forma cónica y de piel de algún felino, lo que significa que dominaba el arte del manejo de la energía, o sea, era un mago hechicero. Asimismo, Quetzalcoatl era representado por un caracol cortado, que significa los ciclos del tiempo. Lo trae la imagen en el pecho.
    4) Los creadores del monumento encontrado y todo lo de su alrededor, no eran aztecas; eran Tlatelolcas.

  • DISQUS: 0