Ejército canadiense investiga un misterioso sonido proveniente del fondo del Ártico

Un misterioso ruido parece venir del fondo del mar cerca de Nunavut en Canadá, y los cazadores locales están ansiosos, diciendo que esto está estado asustando a la vida silvestre.

Ejército canadiense investiga un misterioso sonido proveniente del fondo del Ártico

Descrito como «ping», «zumbido», o «pitido», el sonido ha estado siendo emanado desde el Ártico durante meses, y los lugareños se han alarmado a tal punto, que han pedido a los militares participar. Una investigación activa está en marcha.

El sonido procede de algún lugar en el fondo marino del Estrecho de Hecla y Fury – un estrecho canal de agua en Nunavut, el territorio más nuevo, más grande y menos poblado de Canadá, ubicado justo al norte, al lado de Groenlandia.

En Nunavut, cerca de 31.000 personas -en su mayoría Inuit- se extienden por un área de 1.750.000 km2, y además en el territorio se encuentra Alert, el lugar más septentrional del mundo permanentemente habitado.

La tradición local consiste en cazar grandes mamíferos como focas, caribúes y ballenas, y el estrecho de Hecla y Fury suele ser una ubicación privilegiada, debido a que es una zona de aguas abiertas rodeada de hielo, que muchas especies de mamíferos tratan como zonas de alimentación y refugios de invierno.

Pero todo cambió durante el verano. Según han informado los locales, los animales parecen haberse ido a otro lugar este año – y dicen que esto ocurrió al mismo tiempo que el ruido comenzó a ser escuchado.

«Ese pasaje es una ruta migratoria para las ballenas, focas barbudas y las focas anilladas. Había tantas en esa área en particular», dijo el funcionario del gobierno local, George Qulaut, a CBC News. «Sin embargo, este verano no había ninguna.»

«Esa es una de las principales áreas de caza en el verano y el invierno porque es una polynya» – un espacio abierto de agua rodeado de hielo marino -, agregó otro oficial, Paul Quassa. «Y en este verano, casi no había animales, y esto se convirtió en algo sospechoso».

Muchas teorías de conspiración han surgido debido a este misterioso evento que no puede ser explicado aún por los científicos..

Algunos culpan a la Baffinland Iron Mines Corporation, que extrae mineral de hierro de la isla de Baffin, al noreste de Nunavut.

Los locales sospechan que el sonido proviene de sondeos realizados por la compañía minera, pero portavoces han negado que tengan algún equipo en el agua en este momento.

Otros culpan a Greenpeace, con sospechas de que la organización tiene dispositivos de sonar canal para salvar a la vida silvestre de ser cazada. Greenpeace también ha negado las acusaciones.

Si el sonido realmente existe – y seamos claros, los investigadores no lo han confirmado – la gran preocupación es que está dañando a la vida silvestre.

Porque a diferencia de los extraños sonidos de baja intensidad detectados por los investigadores en el Mar Caribe en junio, esto no parece ser natural.

A principios de este año, un fallo histórico en California encontró que los sistemas de sonar de baja frecuencia utilizados por la Marina de los Estados Unidos para misiones de entrenamiento violaban la Ley de Protección de Mamíferos Marinos, porque afectaba negativamente a ballenas, delfines y morsas que dependen del sonido para navegar por los mares .

Como director del proyecto de mamíferos marinos del Consejo Nacional de Defensa de los Estados Unidos, Michael Jasny, le dijo a Wired: «Es importante entender que el océano es un mundo de sonido, no de vista».

Y como un estudio reciente encontró, ciertas especies de peces parecen cantar en coro, desde el amanecer hasta el anochecer, para llamar a compañeros, resolver disputas territoriales y encontrar comida.

Una señal sonora del fondo del mar – que según los informes es tan fuerte, que podría ser oída a través de los cascos de los barcos- podría estar causando un daño incalculable a estos sistemas de comunicación.

El Departamento de Defensa Nacional de Canadá ha abierto una investigación.

«El Departamento de Defensa Nacional ha sido informado de los extraños ruidos que emanan en el área de Fury y Hecla Strait, y las Fuerzas Armadas Canadiense están tomando las medidas apropiadas para investigar activamente la situación», dijo un portavoz a CBC News.

Con suerte, se podrá llegar al fondo del misterio.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0