Científicos descubren que un masivo continente «se hundió», en el pasado distante

Resulta que hay un continente perdido después de todo. Los expertos han descubierto que la mitad de la masa de Eurasia y la India no ha sido hallada. Según los científicos, la mitad de la superficie de la Tierra que existió hace 60 millones de años, no existe hoy en día. En el pasado, los expertos consideraban esto como algo imposible a gran escala.

Científicos descubren que un masivo continente «se hundió» en el pasado distante

Atlántida, Lemuria … ¿dónde se encuentran?

Un estudio publicado recientemente en la revista Nature Geoscience revela una serie de hallazgos que están revolucionando lo que se sabe sobre el comportamiento de las placas tectónicas.

La investigación, realizada por científicos de la Universidad de Chicago (EE.UU.) analizó en detalle la colisión de Eurasia con las placas tectónicas de la India, un evento que ocurrió hace unos 60 millones de años y aún continúa en un lento proceso, siendo responsable de muchos fenómenos, y la aparición del Himalaya.

Los expertos utilizaron numerosas fuentes de datos con el fin de averiguar el sitio original de los dos lugares continentales antes de que comenzaran «chocar» uno con en el otro.

«Lo que encontramos es que la mitad de la masa que estaba allí hace 60 millones de años no se encuentra en la superficie de la Tierra hoy en día», dijo Miquela Ingalls, una estudiante graduada en Ciencias Geofísicas que dirigió el proyecto como parte de su trabajo de doctorado.

Después de considerar casi todas las demás posibilidades, los expertos llegaron a la conclusión de que una colisión de masas gigantescas sólo podía ser explicada científicamente si el «trozo perdido» habría vuelto a entrar en el manto de la Tierra, algo que los expertos consideran como algo imposible a tal escala.

Esta nueva teoría podría aclarar algunos fenómenos que desconcertaron a los científicos en el pasado, como la presencia de plomo y uranio en la lava volcánica.

Estos elementos están presentes en la corteza terrestre, pero son muy raros en el manto; la posibilidad de que la superficie de la Tierra sea absorbida por el interior del planeta explica por qué estos pueden estar presentes en el magma.

«Se nos ha enseñado en Geología que la corteza continental es boyante y no puede descender en el manto», agregó Ingalls. Los nuevos resultados desechan esa idea.

«Realmente tenemos una cantidad significativa de corteza que ha desaparecido, y el único lugar que podría contenerla es el manto», dijo David Rowley, profesor en Ciencias Geofísicas, que es uno de los asesores de Ingalls y colaborador en el proyecto.

«Antes se pensaba que el manto y la corteza interactuaban de manera relativamente menor. Este trabajo sugiere que, al menos en ciertas circunstancias, eso no es verdad».

«La implicación de nuestro trabajo es que, si estamos viendo el sistema de colisiones entre India y Asia como un proceso permanente sobre la historia de la Tierra, ha habido una mezcla continua de los elementos de la corteza continental en el manto», dijo Rowley. «Y pueden entonces ser rre-extraerse y se observados en algunos de esos materiales volcánicos que salen del manto en la actualidad.»

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0