Stephen Bassett, el lobista OVNI de Washington y su visión sobre la «Divulgación»

Stephen Bassett, el lobista OVNI de Washington y su visión sobre la «Divulgación»

Últimamente la prensa y hasta programas de espectáculos se han interesado más de cerca en el tema OVNI, podría ser por motivos de audiencia o por simple curiosidad. Se realizan preguntas como: «¿Qué presidentes han preguntado sobre Ovnis?» «¿El Presidente tiene habilitación de seguridad para saber sobre Ovnis?» «¿Qué sucede si aparecen los extraterrestres?» «¿Que oficina se encarga de investigar los Ovnis?»

La mayoría de la gente no sabe cómo responder a esas preguntas, o al menos decir que no. Pero Stephen Bassett, único lobista registrado de los Estados Unidos en Ovnis y asuntos extraterrestres, está convencido de que el gobierno tiene esta información y es sólo cuestión de tiempo antes de que el Presidente «anuncie a los estadounidenses que no estamos solos». Este tan esperado momento alucinante, conocido entre algunos entusiastas de los Ovnis como la «Revelación» o la «Divulgación», donde se confirmará oficialmente que «Hay extraterrestres y no solamente en otras partes, también entre nosotros».

Stephen Bassett, único lobista registrado de los Estados Unidos en Ovnis y asuntos extraterrestres

Stephen Bassett, único lobista registrado de los Estados Unidos en Ovnis y asuntos extraterrestres.

Bassett cree que la evidencia de que extraterrestres visitaron la tierra es sólida. Este conocedor del tema Ovni y todo lo que le rodea, tanto en el mundo político como en la comunidad ufológica, ha dedicado 20 años de sus 69 de edad a perseguir políticos, periodistas con cartas, faxes, correos electrónicos y recientemente los tweets, instándolos a revelar sus secretos extraterrestres.

«La naturaleza de lo que hago casi exige que las personas que se metan en el asunto obtengan prácticamente nada para ellos», explica Bassett. «No se puede tener una esposa. No se pueden tener niños que tienen que ir a la Universidad».

El punto de inflexión de Bassett vino en 1995, cuando leyó el libro: Abduction: Human Encounters With Aliens (fuente) del profesor de psiquiatría de Harvard John Mack, quien trató a personas que afirmaban haber tenido contacto con extraterrestres. Después de un periodo corto de voluntariado para el programa de Mack y con una extraordinaria experiencia de investigación, Bassett concluyó que ya era suficiente evidencia científica «para confirmar la presencia extraterrestre muchas veces. El problema era político».

UFO lobbyist

Ilustración por Phil Foster

Así que en 1996 creó el primero Grupo de Presión (lobbyist) sobre el tema extraterrestre en Washington. En 1999 formó el Comité de Acción de Política de Fenómenos Extraterrestres. En 2002 postuló al Congreso por Maryland como un independiente (en una plataforma de divulgación profesional). Él ha organizado varias conferencias sobre “Exopolítica”, el estudio de las relaciones entre los seres humanos y extraterrestres. En 2013, con una donación de un acaudalado canadiense, él organizó una audiencia del Congreso acerca del contacto humano-extraterrestre con seis ex miembros del Congreso, entre ellos el senador de Alaska Mike Gravel. Bassett afirma que ha estado en contacto con 190 legisladores de diversas oficinas para impulsar las Audiencias Extraterrestres.

Aunque es el único lobista dedicado al tema Ovni, Bassett no es el único terrícola dentro de la senda de la investigación y presión política por el concepto de la vida inteligente en otros mundos. Ronald Reagan y Jimmy Carter también afirmaron haber tenido experiencias OVNI.

Desde el incidente de Roswell, Nuevo México, en 1947, el gobierno de Estados Unidos ha investigado incidentes OVNI con diferentes grados de reconocimiento oficial. En 1952, la UFO manía se apoderó de América, la Fuerza Aérea de EE.UU. puso en marcha el proyecto Blue Book, que se convertiría en la más amplia investigación oficial de Ovnis hasta la fecha. Fue sobre todo un esfuerzo de relaciones públicas, y el gobierno oficialmente se retiró de la investigación oficial en el año 1969 (o eso es lo que dicen y muestran). Pero documentos publicados desde entonces muestran que el FBI, la CIA y la Fuerza Aérea mantuvieron su trabajo en la materia.

Luego están los Clinton. Durante la década de 1990, el último «filántropo» Laurance Rockefeller acudió a la Casa Blanca para supuestamente desclasificar los archivos OVNI fecerales. Los Clinton parecen tener buen humor para los ricos aficionados a los extraterrestres, además de ser muy cercanos a dichos temas. En 1994, la Fuerza Aérea publicó un nuevo informe sobre el incidente de Roswell que llegó a la conclusión que se trataba de un dispositivo de detección de detonación nuclear, no un OVNI, el que se había estrellado en el desierto en 1947. En 1995, el Presidente Bill Clinton desclasificó millones de registros militares y de inteligencia; la mayoría no fueron relacionados con Ovnis y los aficionados al tema UFO vieron el movimiento como un gesto alentador.

Hillary Clinton y Laurance Rockefeller, fotografía que encendió los rumores sobre el gran acercamiento de los Clinton a los Ovnis. Además el libro que Clinton lleva en el brazo está referido al tema extraterrestre.

Hillary Clinton y Laurance Rockefeller, fotografía que encendió los rumores sobre el gran acercamiento de los Clinton a los Ovnis. Además el libro que Clinton lleva en el brazo está referido al tema extraterrestre.

Bassett y otros seguidores del tema OVNI encuentran una causa para el optimismo en el hecho de que el ex jefe de gabinete de Clinton, John Podesta, preside la campaña presidencial de Hillary. En su introducción al libro UFO s: Generals, Pilots and Government Officials Go on the Record, por la periodista Leslie Kean, Podesta, un ávido fanático a los archivos clasificados de Ovnis, escribió, «La hora de tirar la cortina en este tema ha debido ocurrir hace mucho».

Bassett cree que, con suficiente presión, Hillary revelará porqué la administración de su marido evitó dar la información completa. Bassett predice que «La gestión Clinton no recibirá la Casa Blanca sin pasar por el tema extraterrestre».

John Podesta y BIll Clinton. Podesta es un impulsador de la Divulgación del Tema OVNI, esperemos que lo siga siendo cuando esté en el poder.

John Podesta y BIll Clinton. Podesta es un impulsador de la Divulgación del Tema OVNI, esperemos que lo siga siendo cuando esté en el poder.

No todo el mundo en busca de respuestas sobre los Ovnis está de acuerdo con la postura de Bassett en torno a las abducciones alienígenas y la existencia de bases extraterrestres en la Tierra. Nick Pope, ex Jefe de los esfuerzos de investigación OVNI oficiales de Gran Bretaña dice que respeta la «Persistencia» de Bassett, pero piensa que el lobista de los Ovnis «simplemente no aprecia realmente cómo funciona el gobierno».

Bassett mantiene la esperanza de que Hillary desmienta a los escépticos. ¿Y si eso no funciona? «Va a ser una amarga píldora si no hacen la diculgación», dice lentamente.

Pueden seguir en Twitter a Stephen Basset en: @SteveBassett

También puede leer: Ex Policía admite que vio un OVNI sobrevolar armas nucleares en Base de la Real Fuerza Aérea

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0