SETI: Todo acerca de la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre

SETI: Todo acerca de la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre

La búsqueda de inteligencia extraterrestre (SETI) recibió un impulso en julio de 2015, cuando los inversores Yuri Milner y el físico Stephen Hawking anunciaron la entrega de 100 millones de dólares para una nueva iniciativa SETI denominada Breakthrough Listen.

El primer intento serio de los científicos para escuchar señales de radio extraterrestres fue el Proyecto Ozma en 1960, realizada por el astrónomo Frank Drake.

Desde la invención de la radio en 1900, los investigadores en ocasiones han detectado señales inexplicables que les han llevado a preguntarse sobre la posibilidad de vida en otros planetas. En la década de 1960, las sondas robóticas revelaron que los otros planetas de este sistema solar no son compatibles con las civilizaciones avanzadas. Los muchos otros planetas y lunas en la Vía Láctea y en miles de millones de otras galaxias en el universo todavía proporcionan esperanza para el descubrimiento de civilizaciones extraterrestres.

SETI

La cultura popular a menudo representa los objetos voladores no identificados (ovnis) como evidencia de que seres extraterrestres visitaron la Tierra en el pasado distante. Los científicos, sin embargo, nunca han encontrado pruebas de que cualquiera de estas cosas siempre haya ocurrido.

El astrónomo Frank Drake creó una ecuación para estimar el número de civilizaciones inteligentes que podrían comunicarse con otras civilizaciones en la galaxia.

N: El número total de comunicación de civilizaciones tecnológicas en la galaxia es igual
R: tasa de formación de estrellas de la vida amable, tiempos
fp: Fracción de esas estrellas con planetas, los tiempos
ne: Número promedio de planetas de la vida agradable al sistema solar, los tiempos
fl: fracción de esos planetas donde la vida evoluciona, los tiempos
fi: fracción de esos planetas donde la inteligencia evoluciona, los tiempos
fc: fracción de esos planetas donde las civilizaciones interestelar-comunicación-digna evolucionan, los tiempos
Lc: longitud del tiempo esas civilizaciones permanecen detectables desde la Tierra

La estimación actual del número de comunicaciones de civilizaciones tecnológicas en esta galaxia es de entre 2 civilizaciones y 280 millones de civilizaciones.

Una señal de radio anómala fue detectada por el astrónomo Jerry R. Ehman, de la Universidad Estatal de Ohio a las 10:16 pm del 15 de agosto de 1977. La señal, 30 veces más fuerte que el ruido de fondo, parece haber venido de un punto en el cielo cerca la estrella gigante naranja Tau Sagittarii, que se encuentra a 122 años luz de distancia.

No se ha determinado si la “señal Wow!” era de origen extraterrestre, pero las características indicaron que era una señal transmitida desde el espacio profundo. La señal duró 72 segundos, lo que sería la duración esperada medida en que la Tierra gira fuera de la alineación con la fuente. Además, la señal era muy cercana a la frecuencia de hidrógeno, el elemento más común en el universo y en una parte especialmente tranquila del espectro electromagnético.

Otro método de comunicación con extraterrestres sería enviar una nave interestelar mensajera (una “sonda Bracewell”), según lo propuesto por Ronald Bracewell en 1960. La pirámide extraterrestre en la historia de Arthur C. Clarke “The Sentinel” (más tarde representado como un monolito negro en la película “2001: Una odisea del espacio”) podría considerarse una sonda Bracewell. La sonda intentaría comunicarse con los extraterrestres y transmitiría sus conclusiones a las especies que se pusieron en marcha.

SETI activo o mensajería para la inteligencia extraterrestre (METI), ha tomado muchas formas, desde señales de radio codificadas a los artefactos a las sondas espaciales enviadas fuera de este sistema solar.

Los críticos del METI señalan que alertar a extraterrestres inteligentes de nuestra existencia no puede ser una buena idea. Stephen Hawking ha señalado que las reuniones entre las poblaciones humanas avanzadas y menos avanzados en el pasado a menudo no han funcionado bien para la población menos avanzada.

Otra forma de detectar civilizaciones extraterrestres avanzadas sería detectando evidencia de ambientes modificados artificialmente. Estructuras gigantes tales como esferas de Dyson (como se ve en “Star Trek: La nueva generación”) o anillos habitables que rodean una estrella (como se describe en la novela de Larry Niven “Mundo Anillo”, 1970) revelaría gran poder tecnológico para reformar un sistema solar. Las luces de las ciudades en una superficie del planeta indicarían una civilización en o por encima de nuestro propio nivel de desarrollo.

Algunos científicos estiman que la vida podría haber evolucionado muy rápidamente después del Big Bang, quizás cuando el universo tenía sólo 15 millones de años. Vida que evolucionó la inteligencia rápidamente por lo tanto, podría tener una civilización que ha llegado a más de 13 mil millones de años de antigüedad.

El Astrónomo ruso Nikolai Kardashev propuso en 1964 la escala Kardashev, un medio para estimar los posibles niveles de uso de la tecnología y de los recursos:

Tipo 0
La civilización tecnológica más básica podría ser capaz de buscar ondas de radio para detectar señales de transmisiones inteligentes. Carl Sagan escribió en “La Conexión Cósmica” (1973) de que la Tierra en ese momento estaba a punto 0,7 en la escala de Kardashev (ajustado a 0.724 en 2012).

Tipo I
Una civilización con la capacidad de utilizar toda la energía generada por la atmósfera de un planeta, o alrededor de 1.016 vatios de potencia.

Tipo II
Una civilización capaz de realizar ingeniería estelar, que incluye la construcción de una esfera de Dyson que rodea a un sistema solar. La utilización de energía de alrededor de 1.026 vatios de potencia.

Tipo III
Una civilización capaz de utilizar la energía de una galaxia entera. Acerca de 1036 vatios de potencia.

Tipo IV
Seres que utilizan los recursos de todo el universo.

El físico Enrico Fermi se preguntó en 1950, “si la mayoría de las estrellas tienen planetas y civilizaciones extraterrestres podrían ser miles de millones de años más en cantidad que los seres humanos”, y si la galaxia podría ser explorado y colonizada en tan sólo un millón de años de la Tierra (incluso a velocidad sub-luz) … ¿Donde está todo el mundo?

Algunas de las posibles refutaciones de la Paradoja de Fermi:

NO ES una paradoja: El hecho de que no vemos evidencia de extraterrestres en el espacio, no significa que no existan. Los extranjeros pueden ser todo lo que nos rodea, pero no sabemos cómo reconocerlos. Tal vez la radio no es el mejor medio de comunicaciones interestelares y nadie más lo utiliza.

Los alienígenas no se comportan como esperamos: La suposición de que las civilizaciones extraterrestres podrían ampliarse continuamente a través de la galaxia, y que sus colonias persistirían durante millones o miles de millones de años, podría estar equivocada. Tal vez es tan difícil y costoso que nadie hace el viaje espacial.

Las civilizaciones tecnológicas se suicidan: Carl Sagan observó que incluso los seres humanos del siglo 20 tenían la capacidad de destruir toda la vida en la Tierra con armas nucleares. Tal vez todas las civilizaciones, una vez que alcanzan un cierto grado de desarrollo, se limpien a sí mismos.

¡Las estrellas! Bum: Estallidos de rayos gamma podrían inundar la galaxia con radiación mortal de vez en cuando. Esto destruiría toda la vida que hubiera logrado evolucionar.

EL MUNDO NO ES LO QUE PENSAMOS QUE ES: Se ha propuesto que el sistema solar de la Tierra se encuentra en una “zona de cuarentena”, un zoológico protegido creado por extraterrestres. O quizás estamos viviendo en una simulación por ordenador al estilo de “The Matrix”.

Whack-A-Mole: Depredadores Vicious podían vagar por la galaxia, acabando con cualquier civilización que se revele. Eso también sería la razón por qué no escuchamos ninguna señal de radio: Nadie las está enviando.

NADIE EN CASA: Seres tecnológicos quizás avanzados se transportan en el espacio-tiempo a un plano más seguro para su existencia, o implantan su conciencia en máquinas que vagan por el espacio entre las galaxias.

NOSOTROS SOMOS LOS P’RIMEROS: Tal vez los humanos somos la primera especie tecnológica que ha evolucionado en esta galaxia.

SETI - Búsqueda de inteligencia extraterrestre

Fuente: space.com

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0