Recientemente ha saltado en internet, la nueva portada de «The Economist», que ha sido analizada por parte de muchos investigadores, sobretodo centrados en el análisis de la foto fija.

No obstante, es en los detalles y en el análisis reposado, donde podemos continuar profundizando en su significado. Aún más, si la cuenta oficial de Instagram de dicha revista, agrega un clip muy revelador, de unos escasos, pero intensos segundos.

La portada del 7

Es imperdible, ya que, agrega una serie de matices que nos puede llevar a pensar en combinar ambos significados, el de la imagen y el del vídeo. Como suele ser habitual, estas élites no dan puntada sin hilo, y esta no iba a ser una excepción. Antes de continuar, se podría afirmar, que esta empresa se ha erigido como el «falso» profeta del siglo 21.

Como dato adicional, la propiedad le pertenece tanto a la familia Rothschild, como a la familia Agnelli, la primera muy conocida, la segunda no tanto, a pesar de ser dueños de la Juventus de Turín, laureado equipo de fútbol del norte de Italia.

El objetivo de The Economist

The Economist: ¿El Falso Profeta del Siglo 21?
Portada de la revista The Economist

Lo que resulta evidente del análisis de la nueva portada, es que la familia tradicional occidental está en primer plano, es la que se enfrenta de forma directa a los siete desastres que aparecen en los cuadros, y los va a enfrentar desde el sofá de su casa, con otro supuesto período de cuarentena. Anotado queda el primer siete de la lista.

Continuando de mayor a menor importancia, la familia sigue aportando unos valiosos datos, e incluso, el resto de seres vivos que aparecen en la imagen, que son un gato y tres patos volando. Si les sumamos a ellos, la familia de tres miembros, obtenemos el número total de siete seres vivos en la habitación. Colocamos el segundo siete.

Numerología evidente

The Economist: ¿El Falso Profeta del Siglo 21?

Cómo es de suponer, la primera interpretación del reloj de pared, es que la hora está próxima, el momento se acerca, al estar marcando un minuto para las doce. Sin entrar en modo digital, se puede interpretar de forma análoga el reloj, y realizando unas simples sumas, como cualquier numerólogo haría, obtenemos del primer nivel sumatorio, un 2 (1+1) y un 14 (5+9).

A partir de aquí, podemos proceder de dos maneras, dividiendo 14 entre 2, o continuando con la suma, sea como sea, dará el mismo resultado. Si terminamos la suma, encontramos 2 más 1, más 4, es igual a siete. Añadimos el tercer número de la suerte.

Y claro, si juntamos la suerte asociada culturalmente a esa cifra, y que estas personas puedan desenvolverse de un modo mafioso por el mundo, no queda sino pensar que estamos dentro de su casino particular, un mundo controlado absolutamente al milímetro por estos clanes bancarios.

7 vidas tiene un gato

¿Por qué eligen un gato en lugar de un perro, siendo este último el mejor amigo del hombre? Si tenemos en cuenta, que estas siete catástrofes anunciadas, puedan ser mortales, la respuesta puede ser sencilla, ya que, el gato tiene 7 vidas. Y es ahí, en este tipo de detalles, donde se puede apreciar la solemne ansia de control de estas oligarquías ritualistas, metódicas y cuánto menos, obsesivas, con los números y fechas.

Para terminar, ¿Qué buscan con todo esto? ¿Por qué nos avisan? Quizás, la programación predictiva sigue siendo la mejor herramienta que acompaña al desarrollo de sus planes, conocidos en la cultura alternativa, como falsas banderas, para desarrollar su supuesta agenda para la instauración del nuevo orden mundial.

Una revista para programación predictiva

The Economist: ¿El Falso Profeta del Siglo 21?

La psique humana es fuerte, no obstante, tras siglos de pruebas y errores, resulta evidente, desde la aparición de los medios de comunicación de masas, que bombardean a la sociedad con sus planes años e incluso décadas antes, para desde un principio, derrocar nuestras defensas inconscientes.

Además, si lo muestran previamente, quizás la civilización lo integra dentro del abanico de «lo posible», al enseñarlo en películas, revistas, ruedas de prensa, etcétera. Cuando luego el evento sucede, a nadie le sorprende, aún siendo algo inverosímil o muy sospechoso.

The Economist y la trampa divulgativa

La manera de proceder, quizás, es prestarle menos atención a su programación predictiva, a pesar de las buenas intenciones de todos los investigadores alternativos, quizás, estemos en su juego dando a conocer sus planes, este complejo dilema, si ha de resolverse de alguna manera, siempre será, como muchos sabios han repetido hasta la extenuación, con la pura verdad.

Pueden ver el siguiente vídeo en que nuestro compañero Juanjo Rodríguez del canal Libera el Misterio nos brinda más detalles de Tassili y las pinturas rupestres «de otro mundo» halladas allí.

Para disfrutar de más contenido como este, puedes visitar el canal Libera el Misterio.

1 Comentario

  1. Observen la mano del hombre sentado. Tiene solamente 4 dedos. Luego, los patos que vuelan, uno se precipita a tierra, una tercera parte de las aves perecerán después de que impacte el meteorito? La forma en que la mujer (la madre) mira al hombre es como buscando respuestas…o pidiendole que actúe y el hombre se muestra pasivo ante los acontecimientos que suceden a sus espaldas…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here