¿Hay mensajes alienígenas ocultos en el ADN humano? El número 37, patrones matemáticos y símbolos aparecen en nuestro genoma.

Algunos ilustres científicos como el físico Vladimir Sherbak y el astrobiólogo Maxim Makukov han postulado que el ser humano fue creado por seres alienígenas a través de ingeniería genética. Nuestro ADN lleva mensajes y patrones matemáticos y simbólicos que parecen artificiales, como la repetición del número 37. Podría ser la firma «alienígena».

Este misterio de nuestra genética se ha relacionado a la panspermia y también podría asociarse al factor Rh negativo de la sangre. La panspermia postula la existencia de vida extraterrestre en el universo, la cual es distribuida a través de meteoritos, polvo espacial, cometas y asteroides.

Mensajes ocultos matemáticos en el ADN humano

¿Los alienígenas codificaron mensajes ocultos en el ADN humano?
ADN. Crédito: TheDigitalArtist / Pixabay

Vladimir Sherbak y Maxim Makukov, en un artículo de la revista Icarus, postularon que el ser humano fue creado a través de la ingeniería genética desarrollada por seres de un sistema planetario extrasolar.

Estos científicos alienígenas pudieron haber visitado la Tierra hace cientos de millones de años o pudieron haber enviado una señal electromagnética que transportaba información y que habría alterado nuestro ADN. Otra posibilidad es que hubiesen «sembrado» en la Tierra un material genético alienígena.

Esta es la hipótesis de la panspermia: los extraterrestres colocaron sus propios genes dentro de los homínidos antiguos, creando al Homo sapiens. La panspermia ha sido apoyada incluso por científicos como Francis Crick, el creador de la teoría de la forma de doble hélice del ADN humano. Según Sherbak y Makukov, el ADN se nota como una creación artificial y matemáticamente perfecta:

“Las configuraciones simples del código revelan un conjunto de patrones aritméticos e ideográficos de lenguaje simbólico. Además, incluye el uso de notación decimal y transformaciones lógicas que son precisas y sistemáticas”.

¿Los alienígenas codificaron mensajes ocultos en el ADN humano?
ADN. Crédito: Richard Wheeler / Wikimedia commons.

Los patrones ideográficos significan que el ADN utiliza símbolos que representan objetos físicos. Igualmente, Sherbak y Makukov identificaron un patrón numérico repetitivo en el código genómico… Tiene proporciones matemáticas, fracciones y constantes.

Aparición del número 37

Misteriosamente, apareció mucho el número 37, el cual se reveló 9 veces en las mediciones de la estructura química. Según los cálculos de los científicos, las probabilidades de que esa repetición del 37 haya sucedido al azar son de 10 trillones contra 1.

De hecho, en nuestro cuerpo humano también aparecen configuraciones matemáticas con el número 37. Por ejemplo, la temperatura corporal promedio es de 37 grados Celsius y la cantidad de células en el cuerpo humano es de 37 trillones. Así que el 37 está muy configurado en el ADN y en el cuerpo humano; es un fundamento biológico en nosotros.

¿Los alienígenas codificaron mensajes ocultos en el ADN humano?
Cédula, núcleo, cromosoma y ADN. Crédito: Sponk, Tryphon, Magnus Manske, User:Dietzel65, LadyofHats (Mariana Ruiz), Radio89 / Wikimedia commons.

Sherbak y Makukov dicen que el código contiene un tipo de «receptor», como un radio o satélite que capta ondas electromagnéticas. De esa manera podríamos tener contacto directo y corporal con nuestros creadores alienígenas.

Factor Rh negativo de nuestra sangre

Hay que destacar al factor Rh negativo de nuestra sangre. El factor Rh es una proteína presente en la membrana de los glóbulos rojos. Las personas con Rh positivo poseen esta membrana y los Rh negativo no la poseen. La ciencia normativa mainstream dice que el factor Rh negativo sólo es una mutación.

¿Los alienígenas codificaron mensajes ocultos en el ADN humano?
Factor Rh. Cortesía: securereservercdn.net.

Sin embargo, investigadores alternativos proponen que se trata de la evidencia de una antigua hibridación de alienígenas con humanos. Se ha postulado que la recóndita especie de los Homo Capensis llevan ese factor sanguíneo y que la aparición del factor Rh negativo fue relatada con la historia de los ángeles caídos mezclándose con las mujeres humanas, dando a luz a los Nefilim.

Otro enigma que encierra el factor Rh- es que las personas que lo tienen presentan mayores instancias de fenómenos paranormales y abducciones extraterrestres.

Otra evidencia de una intervención alienígena podría estar en un estudio científico de 2004 de la Universidad de Chicago. Este estudio concluyó que la complejidad del cerebro humano no pudo haberse dado por una evolución lenta y que hace unos 50.000 años ocurrió un «evento» que permitió su desarrollo sofisticado.

¿Los alienígenas codificaron mensajes ocultos en el ADN humano?
Cortesía: besthgwallpapers.com

El gen FOXP2 cambió y nos permitió crear lenguajes y pensamientos abstractos. Además, a partir del tiempo de ese cambio comenzó a aparecer arte rupestre con «dioses» creadores de carácter alienígena.

Toda esta información es una evidencia lógica y convincente sobre una intervención alienígena en el pasado e indicios importantes son esos mensajes y patrones matemáticos en nuestro ADN. Los mismos científicos Vladimir Sherbak y Maxim Makukov teorizaron que pudo haber ocurrido hace millones de años.


LEE MÁS:


Referencias:

  • Universe inside you
    https://universe-inside-you.com/aliens-genetically-created-us/
  • Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano 
    https://www.genome.gov/breve-historia-del-proyecto-del-genoma-humano
  • Carter Blood Care
    http://www.carterbloodcare.org/the-significance-of-being-rh-negative-or-rh-positive/

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia y uso en otros medios, sin autorización.

3 COMENTARIOS

  1. Todo y cada cosa que existe es Vida y son “efecto” del perfecto “lenguaje inteligente” algorítmico matemático, sin el cual nada podría surgir, nacer, desarrollarse y ser según el “diseño inteligente” de sus respectivas naturalezas consolidadas; caso contrario, todo sería amorfo, sin sentido y menos existiría alguien con inteligencia para corroborarlo.

    El código genético es expresión máxima de este “lenguaje inteligente”, pues asegura no sólo la existencia y diversidad mediante la selección natural sino además, permite a aquella especie dotada con el “chip” de inteligencia superior que, como nosotros, habita en los innumerables mundos de “requisitos naturales” similares al nuestro: interacción dinámica planeta respecto de la naturaleza de los incontables sistemas solares consolidados que existen en la Vía Láctea e incalculables galaxias, a que puedan descubrir y acceder al Conocimiento, en cuyo plano de existencia están las respuestas al cómo, por qué y para qué existe la Vida; por ende, aprender, comprender y desarrollar la Conciencia hasta entender el sentido existencial, roles y propósitos generales de interacción dinámica recíproca entre especies según hábitat; además, del propósito primordial: generar siempre más vida.

  2. Este código Genético hace la diferencia de la formación del ser viviente, es la cuantificacion del contenido celular que hace la diferencia en los poseedores de adaptación y las mutaciones que siniestramente pueden ser apropocito y por naturaleza continua.

  3. Yo tengo el grupo sanguíneo 0- (cero negativo) y es verdad que he tenido encuentros, avistamientos muy próximos y una visita nocturna de tres hombres vestidos con uniformes blancos que creo que me pusieron un implante dentro de la nariz. además un verano que estaba en mi casa tomando el sol en el jardín. desde algún punto de la altura me lanzaron un imponente chorro de luz dorada que me bañó, impregnó todo el jardín, las flores, el suelo, el aire, la toalla y las paredes de la casa estaban impregnadas de esa luz. Me levanté y me metí dentro de casa y esa luz desapareció.
    También he tenido muchas experiencias espirituales, con poersonas que han fallecido. Alguien me dijo que yo era médium.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí