Existe una buena variedad de teorías que tratan de explicar el enigma que supone el fenómeno OVNI y en este sentido, numerosos investigadores y entendidos lanzan sus propuestas aportando nuevos puntos de vista al necesario debate.

Para poder sacar nuestras propias conclusiones, conviene conocer algunas de estas propuestas aunque en inicio puedan resultar un tanto chocantes. Y una de estas intrigantes hipótesis se refiere a la relación del fenómeno OVNI y de las inteligencias que parecen hallarse tras él, con la figura de los demonios de nuestro imaginario colectivo. Pero… ¿qué es un demonio?

Este término deriva DE LA voz griega «daimon» que designaba a entidades no humanas con capacidades y características sobrenaturales sin la connotación maligna con la que asociamos a los demonios hoy en día.

El significado del vocablo fue evolucionando hasta convertir a los demonios en seres malignos pero en inicio, este no era el concepto, sino que designaba simplemente a seres sobrenaturales sin hacer referencia a si su naturaleza era positiva o negativa.

Lo curioso es que, en muchos casos, estos «daimon» estaban al servicio de los dioses. Un dato que podría conectar con la teoría del antiguo astronauta y tal vez estos seres provinieran, como los dioses según esta hipótesis, de fuera del planeta pero que estuvieran posicionados en los rangos más bajos de la jerarquía.

Relatos de encuentros cercanos con extrañas entidades han sido relatados desde tiempos antiguos y tal vez influenciado por las creencias culturales de cada momento y lugar, se llamara a estos seres de diferentes formas por ejemplo, utilizando los apelativos de ángeles o demonios.

Algo que conectaría con la hipótesis de magonia o interdimensional propuesta por Jacques Vallé que referiría a grandes rasgos que se trataría de seres de otras dimensiones manifestándose en la nuestra y recibiendo diferentes nombres dependiendo de la cultura y las creencias de los testigos. Un concepto también muy similar a la hipótesis ultraterrestre propuesta por John Keel quien, debido al carácter que las entidades mostraban en los sucesos que pudo estudiar, los denominó como «bromistas cósmicos» que jugarían con los seres humanos en cierta manera.

Pero, por otro lado, no podemos obviar el concepto de demonio que tenemos en la actualidad, incluyendo sus connotaciones religiosas y es que estas creencias podrían influir más en el estudio del fenómeno OVNI de lo que podría parecer en inicio.

LEE MÁS:

Así lo han expresado diferentes personalidades notables en este ámbito, como el ex miembro del ministerio de defensa británico Nick Pope quién declaró que algunos proyectos de investigación sobre el fenómeno OVNI que le eran asignados se cancelaron debido a las creencias religiosas de participantes o directivos que consideraban al fenómeno o a las entidades participantes como entes demoníacos y por este motivo no se continuaban con las pesquisas.

Como se propone en algunas de las hipótesis mencionadas, podría tratarse de entidades que cambian el aspecto con el que se manifiestan ante los testigos que en ocasiones escojan una apariencia que se asocia a la de un demonio pero lo hay que piensan que es al revés, que en realidad estos seres sean demonios, tal y como los entendemos hoy en día, que se disfrazan de otros seres.

En cualquier caso, plantearse estas hipótesis y posibilidades no deja de ser extremadamente interesante.

Nuestra compañera Sonia Gupta del canal AEnigma presenta esta hipótesis con mayor detalle en el siguiente vídeo:

Para disfrutar de más contenido como este, puedes visitar el canal AEnigma.

5 COMENTARIOS

  1. Aliens abducidores y demonios poseedores , son por lo general dos aspectos de un mismo fenómeno , visto según la creencia de los observadores. Un religioso verá demonios y un ufólogo esclarecido verá abducciones . Recomiendo leer a Corrado Malanga

  2. Que los supuestos extraterrestres son en realidad demonios es un hecho ya bastante documentado por serios investigadores desapasionados que han investigado este fenómeno. Un ejemplo, en el video Unholy Communion: The Spiritual Nature of Abduction Report, el investigador, quien estuvo involucrado originalmente con el proyecto BUFON, narra sus conclusiones de que estos supuestos extraterrestres huyen cuando las personas invocan el nombre de Jesús, asunto que le fue luego confirmado por los dirigentes de esa organización.

  3. Respetuosa aclaración: el investigador francés citado en este muy interesante artículo se apellidaba Vallee ( con doble e, aunque a mi me faltó el acento en la primera “e”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí