Akenatón: ¿un faraón alienígena en el antiguo Egipto?

0
220
Akenatón: ¿un faraón alienígena en el antiguo Egipto?
Akenatón: ¿un faraón alienígena en el antiguo Egipto?

Akenatón fue el faraón más enigmático que gobernó el antiguo Egipto. No solo fue uno de los más controvertidos, debido a sus cambios radicales en la religión, también sus orígenes han sido sugeridos como posiblemente extraterrestres.

Este faraón gobernó Egipto en la decimoctava dinastía. Se cree fue padre de Tutankamón y esposo de Nefertiti. Es conocido por eliminar el politeísmo (adorar a muchos dioses) para instaurar la adoración en un solo dios, Atón o el «Disco del Sol».

Él gobernó sobre la tierra de los faraones en la decimoctava dinastía y fue el padre de Tutankamón y el esposo de la reina Nefertiti. Curiosamente, fue conocido antes del quinto año de su reinado como Amenhotep IV, gobernando sobre Egipto durante 17 años.

Akenatón: ¿un faraón alienígena en el antiguo Egipto?
Faraón Akenatón

Atón fue adorado como un dios desde el reinado de Amenhotep III, y era representado como un hombre con cabeza de halcón, similar a Ra.

El mismo Akenatón dijo:

Solo hay un dios, mi padre. Puedo acercarme a él de día, de noche”.

Akenatón: ¿un faraón alienígena en el antiguo Egipto?
Akenatón venerando al «Disco Solar»

Origen extraterrestre

No cabe duda que esta mención es demasiado misteriosa para dicha época, y que se cataloga como precursora de otros personajes que revolucionaron la religión en el mundo como Abraham, Issac, Jacob y Mahoma.

De acuerdo a la mitología egipcia, Akenatón descendió de los dioses que llegaron a la Tierra en el momento de Zep Tepi. En los mitos antiguos se decía que el mundo surgió de un mar infinito y sin vida cuando el Sol se levantó por primera vez, en un tiempo lejano conocido como zp tpj (a veces transcrito Zep Tepi), o «la primera vez».

En la actualidad muchas personas catalogan al faraón como un ser no humano venido de las estrellas. Él mismo afirmó ser un descendiente de Atón, además se considerada un ser divino o un Dios.

Akenatón: ¿un faraón alienígena en el antiguo Egipto?
Muchas personas están convencidas de que Akenatón era un híbrido humano-extraterrestre.

Durante su reinado, el faraón Akenatón realizó muchos cambios, y además organizó la construcción de una nueva capital que fue denominada Amarna y dedicada al Sol.

Akenatón vivió por diez años en Amarna, realizando diversos cambios en la cultura y el arte, siendo uno de los cambios más importantes su representación pública, muy diferente a la apariencia fuerte como hombros anchos y cinturas delgadas de otros casos. Akenatón fue representado como era, con una estructura diferente, como pueden ver en la siguiente imagen.

Akenatón: ¿un faraón alienígena en el antiguo Egipto?
Akenaton. Cortesía: egiptoforo.com

Orígenes divinos

Algunos investigadores han comparado la relación de Akenatón con Atón con la tradición cristiana, de Jesucristo con Dios, además de la instauración del monoteísmo.

Donald B. Redford se refirió a esto, e incluso lo cataloga como presagio de Jesús.

Redford dijo:

Antes de que gran parte de la evidencia arqueológica de Tebas y de Tell el-Amarna estuviera disponible, las ilusiones a veces convertían a Akhenaton en un maestro humano del Dios verdadero, un mentor de Moisés, una figura de Cristo, un filósofo antes de su tiempo. Pero estas criaturas imaginarias se están desvaneciendo una a una a medida que la realidad histórica emerge gradualmente. Hay poca o ninguna evidencia que respalde la idea de que Akhenaton fue un progenitor del monoteísmo en toda regla que encontramos en la Biblia. El monoteísmo de la Biblia hebrea y el Nuevo Testamento tuvo su propio desarrollo por separado, uno que comenzó más de medio milenio después de la muerte del faraón”.

Akenatón: ¿un faraón alienígena en el antiguo Egipto?
Faraón Akenatón

Otro investigador considera que la historia de Akenatón sería mucho más profunda de lo que pensamos. James Henry Breasted, historiador, coloca a Akenatón como «el primer individuo en la historia», además lo cataloga como uno de los primeros, si no el primer monoteísta, romántico y científico.

Flinders Petrie, egiptólogo, durante 1899, dijo:

Akenatón resaltó entre todos los faraones, como vemos, no solo por su reinado único, también por su clara conexión con algo fuera de nuestro mundo, un posible origen alienígena que no sería único de Egipto”.

Akenatón resaltó entre todos los faraones, como vemos, no solo por su reinado único, también por su clara conexión con algo fuera de nuestro mundo, un posible origen alienígena que no sería único de Egipto.

Por: Tupac Kapitah para CodigoOculto.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here