Científicos poseen un plan para construir un agujero de gusano funcional para unir dos puntos en el espacio a manera de puente.

Puede sonar sencillo, pero no lo es. La idea es generar una especie de puente para interconectar dos lugares en el espacio, y lo que se necesita para ello son dos agujeros negros cuánticos.

De acuerdo a la sabiduría convencional, nada podría escapar del intenso tirón gravitacional de un agujero negro. Sin embargo, investigaciones teóricas realizadas han sugerido que dos agujeros negros entrelazados podrían transmitir información cuántica entre ellos, en lugar de destruirla, luego de pasar el horizonte de eventos.

Teletransportación cuántica

Los agujeros negros entrelazados recrearían un fenómeno denominado «teletransportación cuántica», concepto que los ingenieros utilizan cuando diseñan computadoras cuánticas.

Sin embargo, crear y entrelazar agujeros negros en laboratorio va mucho más allá de las capacidades científicas modernas; sin embargo ahora investigadores de la University of Maryland, dicen que pueden construir circuitos cuánticos que se comporten de forma similar como dos agujeros negros entrelazados; según informa Quanta Magazine.

Y de acuerdo a anteriores modelos, estos circuitos se comportarían de forma similar a un pequeño agujero negro. Esto quiere decir que el resultado no solo imitaría a un agujero negro, no se podría distinguir de uno real.

Científicos están construyendo un agujero de gusano en laboratorio
Los láseres en el laboratorio de Christopher Monroe en la University of Maryland se utilizan para controlar bits cuánticos basados ​​en átomos. Crédito: Christopher Monroe / University of Maryland

Si el experimento es funcional, los investigadores podrán ingresar información cuántica dentro del circuito de «agujero negro». Más tarde, dicha información saldría del segundo circuito, pero ya descifrada.

Esta técnica se diferencia de las existentes en teletransportación cuántica, en que la información transmitida surge sin decodificar y tiene que ser descifrada, volviendo el proceso mucho más lento.

Aunque la idea de los agujeros negros entrelazados para formar un agujero de gusano nos recuerda a escenas de ciencia ficción en que viajeros se desplazan a otros lugares del cosmos, no es precisamente lo que ocurre aquí.

Se trata de una iniciativa de mejorar la tecnología de computación cuántica, que recrea las raras características de los agujeros negros, entrelazándolos y permitiendo que la teletransportación ocurra en una escala de tiempo más rápida.

Fuente: Quanta Magazine

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí