¿Posee la Esfinge un acceso secreto? ¿representa realmente a un león recostado con cabeza humana? al parecer este antiguo monumento esconde muchos secretos.

Egipto encierra grandes misterios. Las pirámides, que algunos dicen que son tumbas y otros, que no lo son; los grandes monumentos que parecen imposibles de haber sido realizados por los seres humanos; el valle de los reyes, con su gran cantidad de monarcas, y otros que aún no han sido identificados…

Pero de todos los misterios que se encuentran en Egipto, el que más llama la atención, es la Esfinge. Esta belleza, cuerpo de león y cabeza de faraón, es hermosa y misteriosa. Estuvo semi-enterrada durante miles de años. Solo se podía ver su cabeza (de unos 5 metros de altura) saliendo de la arena.

Aquí, intentaremos desentrañar ciertos misterios, arrojando luz sobre ellos.

La esfinge fue tallada de una única roca de piedra caliza (fue esculpida de un montículo existente), y tiene una altura de unos 20 metros, mientras que solo su cabeza, como quedo dicho, mide unos 5 metros de altura. Suele decirse que, en su momento de esplendor, estaba pintada. Rojo para el cuerpo y la cara, y el tocado funerario o NEMES estaba pintado de azul y amarillo. El cuerpo de la pirámide mide aproximadamente 58 metros de largo y 20 metros de altura total, con unos 3 o 4 metros de cola. Según la egiptología oficial, fue esculpida en el siglo XXVI A. de C., y aquí tenemos el primer misterio…

Secretos de la Esfinge son revelados: develando el misterio
Una de las primeras fotos de la Esfinge, semi enterrada, Circa 1858. Cortesía: guioteca.com

La Edad de la Esfinge

Si aceptamos la teoría de la egiptología oficial, la esfinge tiene unos 4.600 años. Sería más antigua que las pirámides… ¿es esto así? Hay otra teoría que dice que la edad de la pirámide sería, al menos, el doble de lo que dice actualmente la egiptología.

Concerniente al sensible tema de la edad de la pirámide, ya sabemos que estuvo enterrada hasta 1816, y que los egipcios, supuestamente, la pintaron de colores brillantes cerca de su edad «oficial», en el siglo XVI. Al desenterrarla, descubrimos unas extrañas marcas en su cuerpo. Estas marcas serian de origen eólico, es decir, provocadas por el viento. Pero a ciertos investigadores, como el Dr. en geología y geofísica Robert Schoch, esta idea les resulta absurda. Si miramos el cuerpo y las patas de la esfinge presentan marcas horizontales y paralelas, muy profundas, y las mismas marcas están en esa especie de «piletón» en el que esa recostada. Pero no es solo eso, muchas de estas marcas están «cruzadas» por otras verticales. Estas marcas, tanto las horizontales como las verticales, se presentan en rocas que están constantemente sometidas a un flujo de agua corriendo. Es decir, las marcas no fueron provocadas por viento, sino por agua. Revisando la historia de Egipto, el único momento en que había agua en la zona que ahora está cubierta de arena, según la geología del lugar fue al menos, hace 8.000 o 9.000 años.

¿Más antigua?

Un estudio del año 2015, llevado a cabo por dos investigadores científicos ucranianos Vjacheslav I. Manichev. (Instituto de Geoquímica Ambiental de la Academia Nacional de Ciencias de Ucrania) y Alexander G. Parkhomenko (Instituto de Geografía de la Academia Nacional de Ciencias de Ucrania)- han propuesto una nueva teoría, que afirma que la Gran Esfinge de Egipto tendría una antigüedad de alrededor de 800.000 años, una teoría revolucionaria, supuestamente respaldada por la ciencia. Lo cierto es que, aun, no sabemos cuan anciana es la señora…

Secretos de la Esfinge son revelados: develando el misterio
Imagen del muro lateral adyacente a la Esfinge, que muestra el mismo tipo de erosión que el cuerpo de la esfinge. Crédito: piramidesdebosnia.com

Entierros y desentierros

La Esfinge fue desenterrada varias veces en su historia. La primera de las que se tiene conocimiento, fue a cargo de Tutmosis IV (1401 a.C – 1391 a.C) En la Estela del Sueño -esto es, un muro de granito de 2.15 metros ubicado a los pies de la esfinge-, el faraón menciona que desenterró el monumento ya que, en un sueño, la esfinge le prometió el trono si la liberaba de las arenas del desierto.

Después de esto, el viento del desierto hizo su trabajo y volvió a enterrar a la esfinge.

Durante siglos, los virtuales viajeros que pasaban por la esfinge, solo veían la gran cabeza de Kefrén de 5 metros. Casi dos años les llevó al explorador, navegante y egiptólogo italiano Giovanni Battista Caviglia (1770, Génova – 7 de septiembre de 1845, París) desenterrarla y verla en su esplendor máximo ¿Qué es lo que vio el genovés? Pues, exactamente lo mismo que vemos actualmente. Incluso, en ese momento ya le faltaba la punta de la nariz. La creencia de que las tropas de Napoleón Bonaparte dispararon cañonazos a la esfinge es errónea, ya que el Gran Corso era un ferviente admirador de la cultura egipcia y es más que evidente que, ante un ataque de este tipo, no estaría muy feliz que digamos. Es más factible pensar que Bonaparte instó a sus tropas a cuidar y proteger los monumentos, en lugar de destruirlos, advirtiéndolos sobre castigos e incluso, la muerte.

No, la nariz faltaba en la época de Napoleón. La prueba más contundente fue aportada de forma involuntaria por el arquitecto danés Frederic Louis Norden, que, en 1737, hizo dibujos de la esfinge en los que se puede observar que YA NO HAY NARIZ. Aunque es cierto que Richard Pococke también dibujó la esfinge en esa época y lo hizo con nariz, las características del dibujo demuestran que Pococke fue más bien creativo, y no tan objetivo. Por otra parte, no tiene ningún sentido pensar que Norden le «quitó» la nariz a la esfinge anticipándose a lo que iba a suceder posteriormente. Sería ridículo pensar esto.

Secretos de la Esfinge son revelados: develando el misterio
Dibujo del arquitecto danés Frederick Lewis Norden, en 1737, de la Esfinge sin nariz. (Public domain)

La teoría más aceptada, aunque no definitiva, apunta al líder musulmán Muhammad Sa’im al-Dhar que, en 1378, enojado con los campesinos que mostraban devoción hacia la esfinge, habría destruido su nariz y parte de las orejas de ésta, para afearla. Así lo afirmó el historiador del siglo XV al-Maqrizi; añadiendo que al-Dhar fue condenado y ejecutado por vandalismo. Es decir, la nariz se habría perdido en el siglo XIV.

El verdadero rostro de la Esfinge

Cada vez que oímos «esfinge», pensamos en lo mismo: cuerpo de león, cabeza de faraón. Esta es la imagen clásica, ya que durante cientos de años hemos visto esta imagen en Egipto, en fotografías, etc., pero ¿es esto así? ¿realmente es una esfinge lo que vemos?

Sorpresivamente, nuevas investigaciones dicen que vemos un león donde no lo hay. Si vemos un león acostado o recostado, veremos que generalmente lo hacen sobre uno de sus flancos, es decir, no se sientan como vemos al «león» de la esfinge (incluso Castiel, mi gato, se sienta como el león de la foto y tiene solo 2 meses…). De hecho, si miramos a nuestro perro sentado a nuestro lado tendremos una mejor idea de que animal es representado en la esfinge.

Secretos de la Esfinge son revelados: develando el misterio
Los leones se sientan de lado, y no como vemos en la esfinge… Crédito: Robertgreene674 / Pixabay

Si, la esfinge no es un león, es un perro. ¡Son los perros lo que se sientan como lo vemos en la esfinge, no los leones! ¿Qué perro es representado como un dios por los egipcios? Sólo uno, en realidad no es un perro, sino un chacal. Vamos entendiendo un poco más que animal es la esfinge.

La esfinge no es un león, es ANUBIS, el dios – chacal de los egipcios.

Secretos de la Esfinge son revelados: develando el misterio
Estatua de Anubis, el dios-chacal de los egipcios. nótese la posición, idéntica a la Esfinge. (Public domain)

Ahora, ¿Por qué representar a Anubis, supuestamente, con cabeza del faraón Kefren?

Si miramos a la esfinge en toda su dimensión, veremos que el cuerpo (de 58 metros) es inmenso con relación a su cabeza. Miremos más de cerca… Una cabeza pequeña podría querer decir que, tal vez, la cabeza del faraón fue esculpida de otra cabeza más grande. De hecho, una cabeza de chacal seria lo suficientemente grande como para esculpir al faraón que, según esta teoría, habría tomado la gigantesca escultura de Anubis, y habría convertido su cabeza en su propio rostro.

Es decir, la esfinge sería, en realidad, la escultura de Anubis más grande del mundo.

Secretos de la Esfinge son revelados: develando el misterio
Comparación del tamaño de la cabeza de faraón y la real, Anubis, y representación artística de cómo se habría visto en su momento de esplendor. Cortesía: belsebuub.com

¿Hacia dónde está mirando la Esfinge?

Mira hacia el este. Pero decirlo así es simplificar mucho la cuestión principal. Hay varias hipótesis con respecto a porque mira hacia el este.

Secretos de la Esfinge son revelados: develando el misterio
Crédito: sciencefreak / Pixabay

La siguiente teoría, dice que mira al este porque rememora a la civilización que la construyó. Hacia el este, tenemos varias civilizaciones antiguas, pero ninguna sería tan antigua como la esfinge. Sólo Gobekli Tepe, sería más antigua que la esfinge: unos 11.500 años.

¿Podemos encontrar una relación entre la esfinge y Gobekli Tepe? El templo turco tiene altas columnas que representan animales varios. Pero hay algo más espectacular. Según el arqueo-astrónomo Giulio Magli, este templo podría haberse construido como un observatorio y como un lugar de culto para la estrella Sirio, también conocida como la estrella del perro. La esfinge es un chacal… ¿Hemos encontrado, tal vez, la relación? De ser así, la esfinge no tiene 8.000 años, si no unos 12.000, como Gobekli Tepe –a menos que la erigieran tiempo después, a modo de ofrenda lejana-. Evidentemente, la esfinge NO MIRA a Gobekli Tepe, ya que el templo está bastante más al norte de la vista de la esfinge. Cabe aclarar que, si el chacal mira al este, su mirada no llega exactamente al templo, pero la cabeza de Anubis podría estar algo girada, para apuntar a Gobekli Tepe. Teoría loca, si las hay, pero tan factible como cualquiera…

Esta es solo una teoría, que desearía desarrollar más adelante.

Las cámaras secretas de la Esfinge

Son varias las investigaciones acerca de este asunto: las diferentes cámaras que ocultaría la esfinge.

Una de los primeros relatos en este sentido, es el de Charles Thomson que dijo que «No pudimos llegar hasta la cima de la cabeza, pero aquellos que lo hicieron reportaron que hay un agujero circular allí arriba por el cual podría descender tranquilamente una persona. Este hecho lleva a especular con que los antiguos sacerdotes podrían haberlo usado para insertar sus oráculos dentro de la Esfinge» (del libro The Thavels of the late; Egypt – 1752).

Secretos de la Esfinge son revelados: develando el misterio
Izquierda: imagen aérea que muestra una oquedad en la cabeza de la Esfinge. Derecha: la misma oquedad se encuentra tapada. Centro: portada del libro The Thavels of the late; Egypt – 1752. Cortesía: pexels.com

¿Y no solo en la cabeza? En la ya citada estela del sueño (estela de la esfinge), se ve a Tutmosis IV haciendo ofrendas a este antiguo monumento, en agradecimiento por darle el trono de Egipto. En la estela se ve el templo que, según dicen, sería el templo que se encuentra frente a la esfinge. Pero el templo no corresponde al que se conoce, por lo que algunos investigadores dicen que ese templo estaría debajo de la esfinge, realizada, también en honor al regalo de la esfinge. También, la creencia de que debajo de la esfinge pueda haber una supuesta biblioteca milenaria que guarda conocimientos de las civilizaciones pre-diluvianas es tan antigua como la propia esfinge. Los cronistas árabes del siglo X relataban que había puertas y pasadizos hasta grandes salas llenas de inigualables tesoros. Según el Dr. John Kinnaman (arqueólogo) y Sir Flinders Petrie (egiptólogo), mientras excavaban en la meseta de Giza en 1924, habrían encontrado un túnel. La interminable galería descendente llevaría hasta una gigantesca sala donde se encontraron con maquinaria de desconocido funcionamiento, miles de prismas de cristal, y un dispositivo de anti-gravedad entre otras cosas increíbles. También el rey Faruk narra una historia en 1945 donde entro a un túnel con un robot que lo custodiaba.

Fantasías o realidad, lo cierto es que, para muchos investigadores, la esfinge sería hueca o, al menos, sería una especie de queso gruyere, repleta de pasadizos, túneles, que irían desde su oreja (o el hueco de la cabeza, del que ya hablamos) hasta muy debajo de la hermosa señora.

Estatua de Anubis, biblioteca, repositorio de maquinaria sofisticada de un tiempo en que las maquinarias no deberían existir… ¿algo más?

La esfinge es, sin lugar a dudas, uno de los misterios más grandes del antiguo Egipto y del mundo en general. Su edad, sin lugar a dudas, representa un misterio en sí. Otro misterio, obviamente es porque mira al este. Y el más grande es por supuesto, si es un león, un chacal o el animal que sea. Lo importante es que es uno de los monumentos más reconocidos, una de las bellezas más grandes y, por supuesto, un MISTERIO en mayúsculas.

Referencias:

  • Phenomena en Español
    http://phenomena-es.com/
  • Gran Esfinge de Guiza
    https://es.wikipedia.org/wiki/Gran_Esfinge_de_Guiza
  • Pirámides de Bosnia
    https://piramidesdebosnia.com/
  • Blasting News
    https://es.blastingnews.com
  • Nacho Ares
    https://nachoares.com

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia y uso en otros medios, sin autorización.

Artículo anteriorAgenda 2030 ONU: «Disminuir el crecimiento de la población»
Artículo siguienteCae «nieve roja» sobre la Antártida sorprendiendo a científicos
Investigador y divulgador de la temática OVNI/paranormal hace más de 20 años. CEO de la web http://e-nigmas.com.ar/ ya cerrada -en web.archive, se puede ver una parte de ella-, donde publicó sus investigaciones sobre OVNIs, misterios varios y alienígenas ancestrales. Desde el 2013 dirige y edita Phenomena Magazine en español, revista dedicada a la divulgación de hechos paranormales y fenómenos anómalos. Bloggero en Archivos inexplicables (http://arinexp.wordpress.com), donde publica sus propias investigaciones, y artículos publicados en e-nigmas, Phenomena Magazine en español y otras páginas webs, además de muchos artículos inéditos. Fue elegido como influencer por el portal OnStellar.com. Una red social dedicada especialmente a los temas de índole paranormal, OVNIs, etc. está escribiendo "Atlantis", un libro sobre la teoría de los Alienígenas Ancestrales, y otro recopilatorio histórico de casos OVNI en la Argentina. Recientemente, fue elegido para preparar y dirigir Flying Disk Press LatAm, filial Latinoamérica de Flying Disk Press, una editorial británica, dirigida por el autor y editor Philip Mantle, dedicada al lanzamiento de libros sobre OVNIs y fenómenos paranormales. También escribe artículos que son utilizados para hacer vídeos, para Matrix Wisdom, un canal de YouTube. Acaba de publicar un artículo en la revista británica Outer Limits Magazine. En noviembre publicaran un artículo en la afamada revista francesa OVNIS.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here