Un pulso electromagnético podría acabar con la tecnología actual, algo así como un fin del mundo moderno, algo que por ahora solo se ve en películas o en nuestra imaginación, pero que podría cumplirse algún día. 

Siempre tenemos una espada de Damocles pendiendo sobre nuestras cabezas, un posible fin del mundo que llegue a acabar con la humanidad, pero vale la pena el adentrarse en algunos de estos posibles escenarios no con la inquietud que pueda producir el imaginarlos, ni el alarmismo, sino porque con ello llegamos a extraer información que no sólo es interesante, sino que en ocasiones, nos ayuda a darnos cuenta de algunos aspectos de nuestra vida y sociedad, asuntos en los que tal vez no hubiéramos reparado de otra forma.

De este modo, nos planteamos en este caso, qué pasaría en el supuesto de que se diera un pulso electromagnético, algo que a grandes rasgos se definiría como una emisión de energía de este tipo a gran intensidad.

Escenario muy posible

No sería un escenario demasiado inusual en el sentido en el que la naturaleza de dichas emisiones podría ser de dos tipos:

  • Natural: como el resultado de una tormenta solar. De hecho, esto ya habría sucedido en alguna ocasión por ejemplo, cuando se dio el conocido evento Carrington en 1859.
Un pulso electromagnético es una amenaza latente: ¿podría traer el fin del mundo moderno?
Un EMP también podría ser causado por una tormenta solar devastadora.
  • Artificial: con armamento desarrollado específicamente para provocar tales efectos, algo que se sospecha vienen haciendo algunas naciones desde hace décadas.
Un pulso electromagnético es una amenaza latente: ¿podría traer el fin del mundo moderno?
El EMP podría ser causado con la detonación de una bomba nuclear en la atmósfera.

¿Qué efectos tendría?

Dependería de diferentes factores como la intensidad o la duración entre otros, pero vamos a centrarnos en un escenario particularmente potente.

La consecuencia más importante que experimentaríamos es que un pulso electromagnético de unas ciertas características podría dejar inutilizado cualquier elemento electrónico o eléctrico a su alcance. De esta forma, imaginando una situación especialmente intensa, en la que el resultado fuera que la tecnología quedara inutilizable, cabría que nos preguntáramos ¿cuán dependientes somos de la misma? ¿Qué sucedería si de pronto no pudiéramos utilizar ningún elemento de este tipo? ¿Cómo reaccionaríamos?

Si el pulso fuera de intensidad moderada, es posible que no inutilizara todo a gran escala por lo que, pese a que la sociedad experimente algunos problemas o cierto caos, esto se daría en el intervalo en el que tardaran en repararse aquellos elementos dañados que, si no fueran demasiados y dependiendo de la capacidad de cada nación para gestionarlo, podría llegar a realizarse en períodos de tiempo que no fueran demasiado extendidos.

Un pulso electromagnético es una amenaza latente: ¿podría traer el fin del mundo moderno?
Un apagón general dejó «sin luz» a Argentina, Uruguay, algunas ciudades de Chile y sur de Brasil. Usuarios en Internet sugirieron que pudo ser causa de un pulso electromagnético.

Sin embargo, la situación y las repercusiones serían muy diferentes si el pulso fuera de gran intensidad, dejando inutilizados componentes básicos para el funcionamiento de nuestras sociedades.

Cualquier elemento tecnológico dejaría de funcionar instantáneamente. Los aviones en vuelo se precipitarían sobre la tierra, la mayoría de los coches también quedarían inutilizados impidiendo el transporte de alimentos y productos de necesidad, tampoco funcionaría la red eléctrica si los transformadores se hubieran visto afectados y con ello, se perdería el acceso a uno de los recursos más básicos: el agua corriente, dado que las bombas tampoco funcionarían.

¿Qué haríamos si nos viéramos incomunicados, sin agua y sin comida? Las consecuencias variarían en relación al tiempo en el que se tardaran en llevar a cabo las reparaciones pertinentes y en restablecer los servicios básicos.

¿Estamos preparados para hacer frente a un evento de este tipo? Algunos informes indican que no aunque debemos de tener en cuenta que siempre hay un posible fin del mundo aguardando y aquí seguimos.

Nuestra compañera Sonia Gupta del canal AEnigma profundiza en las posibles consecuencias de un pulso electromagnético a gran escala así como en algunos de los informes emitidos al respecto en el siguiente vídeo:

Para disfrutar de más contenido, puedes visitar el canal AEnigma en Youtube.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here