Misión lunar de China usando su nave espacial logró observar 40 metros por debajo de la superficie del lado oculto de la Luna.

Luego de más de un año en que la nave espacial Chang’E-4 (CE-4) de China aterrizó en el otro lado de la Luna, su misión de descubrir los misterios de nuestro satélite continúa.

Ahora, usando sus dispositivos, ha permitido a los astrónomos observar 40 metros debajo de la superficie de la Luna, para tratar de comprender de mejor forma la geología lunar.

La nave CE-4 logró el alunizaje el 3 de enero de 2019 en el cráter de Van Karman, cerca del polo sur de la Luna, representando la primera vez que una nave espacial logra posarse con éxito en el otro lado de la Luna.

Después de dos días de haber tocado la Luna, el rover Yutu-2 capturó las primeras imágenes en alta resolución de la Luna bajo su superficie, brindando una mejor idea de cómo es la arquitectura interna lunar.

Observando la Luna por dentro

El rover Yutu-2 utilizó un radar de penetración para investigar bajo la Luna, mientras enviaba señales de radio a la superficie a una frecuencia de 500 MHz, tres veces más intenso que lo realizado por sus predecesores CE-4 y CE-3.

Los astrónomos combinaron las imágenes de radar con datos tomográficos más análisis cuantitativos del subsuelo logrando una imagen de cómo está formada la Luna.

Radar del rover Yutu-2 logró «ver» la estructura existente a 40 metros debajo de la Luna. Crédito: CLEP / CRAS / NAOC

Li Chunlai, profesor de investigación y diputado. director general de los National Astronomical Observatories de la  Chinese Academy of Sciences, dijo en un comunicado:

Descubrimos que la penetración de la señal en el sitio CE-4 es mucho mayor que la medida por la nave espacial anterior, Chang’E-3, en su sitio de aterrizaje cercano. El subsuelo en el sitio de aterrizaje CE-4 es mucho más transparente a las ondas de radio, y esta observación cualitativa sugiere un contexto geológico totalmente diferente para los dos sitios de aterrizaje”.

Cómo está compuesta la Luna

A pesar de que es complicado detectar estructura geológicas de forma precisa, los investigadores pudieron determinar que la Luna está compuesta de materiales granulares altamente porosos con rocas incrustada de diversos tamaños.

Esta composición es el resultado de un violento pasado con meteoritos y otros objetos golpeando la Luna y expulsando material de impacto a otras áreas, creando así diferentes niveles de material en su interior.

Representación de la estructura geológica subsuperficial en el sitio de aterrizaje de CE-4 inferida de las observaciones de LPR. Crédito: Science Advances

Hace varios meses, el mismo rover descubrió una sustancia «similar al gel» y brillante en el lado oculto de la Luna. Posteriormente se dijo que era vidrio causado por un impacto generado cuando un meteorito golpeó la superficie lunar.

Li dijo en un comunicado:

Este trabajo muestra que el uso extensivo de la LPR podría mejorar en gran medida nuestra comprensión de la historia del impacto lunar y el vulcanismo y podría arrojar nueva luz sobre la comprensión de la evolución geológica del lado oculto de la Luna”.

El estudio científico ha sido publicado en Science Advances.

Fuente: EurekAlert

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here