La llamada Bóveda del «Día del Juicio Final» ubicada en las profundidades del Ártico ha recibido 60.000 nuevas semillas este último martes.

La preocupación por el cambio climático y la pérdida de especies ha llevado a que grupos del todo el mundo ingresen muestras de semillas a la mencionada bóveda ubicada en el interior de una montaña en la isla Spitsbergen en el archipiélago Svalbard de Noruega, y a unos 1.300 kilómetros del Polo Norte.

Otros también le han llamado la moderna «Arca de Noé» y ha sido diseñada para almacenar semillas que puedan, en un futuro, alimentar a una población en crecimiento y afectada por el cambio climático.

Stefan Schmitz, quien administra la reserva como jefe de Crop Trust, dijo en un comunicado:

A medida que aumenta el ritmo del cambio climático y la pérdida de biodiversidad, hay una nueva urgencia en torno a los esfuerzos para salvar los cultivos alimentarios en riesgo de extinción.

El amplio alcance del depósito de semillas de hoy refleja la preocupación mundial por los impactos del cambio climático y la pérdida de biodiversidad en la producción de alimentos”.

En el interior de la bovéda. Cortesía: stastbygg.no

60.000 nuevas semillas

La bóveda del «Día del Juicio Final» ha recibido recientemente 60.000 muestras de semillas, las que fueron depositadas este martes. Un total de 36 instituciones regionales e internacionales contribuyeron en su almacenaje.

Las semillas ingresadas incluyen cultivos básicos como trigo, arroz y otras variedades silvestres de manzanos europeos.

También se han ingresado semillas como frijoles, calabaza y maíz de la nación Cherokee, los primeros nativos americanos en almacenar cultivos en la bóveda, entre los que se encontraba su maíz sagrado White Eagle.

Muestras de semillas almacenadas en la bóveda. Cortesía: croptrust.org

El Príncipe Carlos de Gran Bretaña, conocido por su defensa del medio ambiente, también envió semillas de 27 plantas silvestres para su almacenaje.

El Príncipe de Gales dijo en un comunicado:

Es más urgente que nunca que actuemos ahora para proteger esta diversidad antes de que realmente sea demasiado tarde”.

Con el último depósito de semillas, el número total se ha elevado a 1.05 millones que ahora yacen en tres nichos subterráneos mantenidos a una temnperatura de 18 grados Celsius.

Entrada a la bóveda. Cortesía: stastbygg.no

El banco de semillas aún tiene espacio para muchas más, puede soportar hasta 4.5 millones de muestras, por lo que es posible que pronto se reciba un nuevo cargamento.

La bóveda del «Día del Juicio Final» ahora resguarda una gran variedad de semillas, que podrían servir cultivar y alimentar a nuevas generaciones que tengan que enfrentar un caos climático.

Fuente: croptrust.org

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí