Hallan seis objetos en el centro de la Vía Láctea que no se parecen a nada conocido


12.1k shares
Hallan seis objetos en el centro de la Vía Láctea que no se parecen a nada conocido
Seis extraños y desconocidos objetos en el centro de la Vía Láctea. Crédito: Jack Ciurlo / UCLA)

Algo extraño se encuentra en el centro de la Vía Láctea: misteriosos objetos que no se parecen a nada que se haya conocido.

En el centro de la Vía Láctea, astrónomos han descubierto seis objetos que orbitan a Sagitario A *, el agujero negro supermasivo. Los objetos no se parecen a nada antes descubierto, por lo que han sido denominado «objetos G».

Son dos los objetos primordiales, llamados G1 y G2, debido a que captaron la atención de los astrónomos por primera vez hace casi dos décadas. Ambos objetos poseen órbitas y naturaleza totalmente extrañas,

Se asemejan a gigantescas nubes de gas de 100 UA (unidades astronómicas) de ancho, que se extienden más al acercarse al agujero negro. Sin embargo, G1 y G2 no poseen el comportamiento de una nube de gas.

Andrea Ghez de la University of California en Los Ángeles (UCLA), dijo en un comunicado:

Estos objetos parecen gas pero se comportan como estrellas”.

Seis extraños objetos en el centro de la Vía Láctea

Ghezy y otros investigadores han estudiado el centro de la Vía Láctea por más de 20 años. Usando los datos obtenidos, un equipo de astrónomos de la UCLA, y liderados por Anna Ciurlo, han detectado cuatro objetos más: G3, G4, G5 y G6.

Hallan seis objetos en el centro de la Vía Láctea que no se parecen a nada conocido
Crédito: Anna Ciurlo / Tuan Do / UCLA Galactic Center Group

Difieren de los originales G1 y G2, por tener órbitas muy diferente; sin embargo todos los objetos G poseen periodos orbitales que van en un rango de 170 a 1.600 años.

Uno de los objetos, durante un acercamiento al agujero negro, mostró características extrañas.

Ciurlo dijo en un comunicado:

En el momento del acercamiento más cercano, G2 tenía una firma realmente extraña. Lo habíamos visto antes, pero no parecía demasiado peculiar hasta que se acercó al agujero negro y se alargó, y gran parte de su gas se desgarró.

Pasó de ser un objeto bastante inocuo cuando estaba lejos del agujero negro a uno que estaba realmente estirado y distorsionado en su aproximación más cercana y perdió su capa exterior, y ahora se está volviendo más compacto nuevamente”.

Los investigadores pensaban que G2 era solo una nube de gas hidrógeno, que Sagitario A * terminaría por desintegrar; sin embargo no ocurrió, y el el evento fue catalogado como «fracaso cósmico».

¿Estrella binaria?

Ciurlo dijo:

Algo debe haber mantenido [G2] compacto y haberle permitido sobrevivir a su encuentro con el agujero negro. Esto es evidencia de un objeto estelar dentro de G2″.

Los investigadores han sugerido que la respuesta más próxima podría ser estrellas binarias masivas. Ante el encuentro con un agujero negro supermasivo, las estrellas binarias pueden fundirse y formar una gran estrella. Y esto es lo que podría estar ocurriendo dentro de los objetos G.

Al producirse una colisión entre estrellas, se genera  una gran nube de polvo y gas alrededor de la nueva estrella, que permanece hasta aproximadamente un millón de años después del violento incidente.

Hallan seis objetos en el centro de la Vía Láctea que no se parecen a nada conocido
Representación artística de la Vía Láctea. Crédito: Xiaodian Chen (NAO, CAS)

¿Y los demás objetos?

Los astrónomos creen que los otros objetos también podrían ser el resultado de fusiones de estrellas binarias, pero no pueden confirmarlo aún.

Teniendo en cuenta que en el centro galáctico la mayoría de estrellas son binarias, las fuerzas gravitacionales extremas de Sagitario A * podrían ser suficientes para desetabilizar las órbitas de las estrellas binarias y causar un colisión entre ellas.

Ghez dijo:

Las fusiones de estrellas pueden estar ocurriendo en el Universo más a menudo de lo que pensábamos, y probablemente sean bastante comunes”.

A pesar de tener algunas diferencias notables, los objetos G guardan relación entre sí, y sean lo que sean, mayor investigación podría proporcionar más datos que ayuden a resolver este misterio.

Los hallazgos de la investigación han sido publicados en Nature.

Fuente: Keck Observatory


Like it? Share with your friends!

12.1k shares
Redacción CODIGO OCULTO
La verdad es más fascinante que la ficción.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *