Criaturas similares a Dragones de Komodo con cabezas gigantescas deambularon por la Tierra


343 shares
Criaturas similares a Dragones de Komodo con cabezas gigantescas deambularon por la Tierra
Representación artística del Garjainia prima. Estas criaturas deambularon por la Tierra hace 252 millones de años. Crédito: Mark Witton

Lagartos prehistóricos con cabezas desproporcionadamente grandes y bastante similares a los actuales dragones de Komodo. Un encuentro de terror.

Sobrevivir al peor evento de extinción masiva en la historia del planeta seguramente te dará una gran cabeza. Pero incluso en el Triásico temprano, cuando los cráneos grandes no eran excepcionales, un depredador contaba con uno más grande que la mayoría; y encontrárselo hubiera sido muy espeluznante.

Al final de la extinción del Permo-Triásico, millones de años antes de que los dinosaurios llegaran a la escena, una familia de grandes «cocodrilos rojos», también conocidos como Erythrosuchids, deambulaban por el planeta a cuatro patas.

Con un crecimiento de tres a cinco metros de longitud, estos lagartos terrestres eran depredadores, y sus cuerpos poderosos pero cortos estaban dominados por una característica intimidante: cráneos de gran tamaño.

Una mirada más cercana al fósil eritrosúcido más completamente conocido, encontrado en Rusia, ahora ha revelado cuán notables eran esos cráneos.

Garjainia madiba. Crédito: Mark Witton / Wikimedia Commons (CC BY 2.5)

Hipercarnívoros terrestres

En relación con su tamaño corporal general, los investigadores concluyen que este lagarto prehistórico tenía una de las cabezas más grandes que cualquier reptil y la cabeza más grande de cualquier dinosaurio conocido.

Richard Butler, paleontólogo de la University of Birmingham, dijo en un comunicado:

No sabemos con certeza por qué este era el caso, pero la hipótesis es que podría haber estado relacionado con su papel como los principales depredadores en una serie de ecosistemas del Triásico. Es probable que tener una cabeza y una mordida grandes y poderosas sea útil para capturar presas”.

Representación del esqueleto de Garjainia.

Se cree que estas criaturas son hipercarnívoros terrestres, lo que significa que su dieta contiene más del 70 por ciento de carne, como los cocodrilos de hoy.

Pero todavía hay mucho que no sabemos sobre estos depredadores feroces.

Cabezas inusualmente grandes

No importa si vivieron, ya sea en Rusia o en Sudáfrica, los lagartos Garjainia (género más antiguo de Erythrosuchids) mantuvieron sus cabezas inusualmente grandes equilibradas sobre sus corpulentos cuerpos.

Garjainia madiba

Comparando su cráneo y fémures con 89 mamíferos, lepidosaurios y cocodrilos que viven actualmente, así como 41 dinosaurios y pterosaurios fosilizados del Triásico Temprano, los autores no encontraron otras proporciones similares.

Sus cabezas eran desproporcionadamente grandes en comparación con otros cocodrilos, dinosaurios y aves. Y si bien esto puede parecer un obstáculo, las cabezas más grandes tienden a asociarse con animales carnívoros.

Butler dijo:

Estos son animales extraños, pero gran parte de su biología permanece sin estudiar. Presumiblemente deben haber tenido músculos del cuello muy poderosos para soportar una cabeza tan grande, pero aún no se han realizado estudios detallados de sus músculos”.

Los hallazgos de la investigación han sido publicados en Royal Society Open Science.

Fuente: Newsweek


Like it? Share with your friends!

343 shares
Redacción CODIGO OCULTO
La verdad es más fascinante que la ficción.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *