Las tormentas solares catastróficas pueden ser más frecuentes de lo que creíamos


1.5k shares
Las tormentas solares catastróficas pueden ser más frecuentes de lo que creíamos
Imagen referencial

A principios de septiembre de 1859, ocurrió algo que cambió el mundo. La Tierra fue sacudida por una tormenta solar monumental, que azotó nuestra magnetósfera con una eyección de masa coronal, como nunca antes había ocurrido en la historia registrada.

Se llama el Evento Carrington, y ocurrió justo en la cúspide de la Revolución Tecnológica. Apagó temporalmente los sistemas de telégrafo, pero aún no éramos tan dependientes de la tecnología eléctrica como para que la tormenta pueda causar grandes estragos.

Y sí, las tormentas solares realmente pueden confundirnos. Cuando las partículas cargadas del Sol chocan contra la magnetósfera de la Tierra, la interacción puede causar una tormenta geomagnética, generando corrientes y perturbaciones atmosféricas e ionización que pueden eliminar las redes eléctricas e interrumpir las comunicaciones y la navegación.

¿Un Evento Carrington en la actualidad?

Si una tormenta solar en una escala del Evento Carrington golpeara la Tierra hoy, podríamos estar en un gran problema. Y aunque no hemos sido golpeados por uno tan grande desde entonces, los astrofísicos ahora creen que las tormentas solares de esa magnitud no son tan infrecuentes como pensamos.

Llamarada solar de nivel medio captada el 22 de junio de 2015
Llamarada solar de nivel medio captada el 22 de junio de 2015. Crédito: Flickr / NASA

De hecho, los investigadores piensan que el Sol podría estar organizando una fiesta al estilo del evento Carrington cada pocas décadas, y es solo cuestión de tiempo antes de que ocurra nuevamente.

Hisashi Hayakawa, astrofísico de la Osaka University, dijo en un comunicado:

El evento Carrington fue considerado como el peor de los casos para los eventos del clima espacial contra la civilización moderna. Si llega varias veces al siglo, tenemos que reconsiderar cómo prepararse y mitigar ese tipo de peligro del clima espacial”.

Aunque el evento Carrington está bien estudiado y caracterizado, Hayakawa y su equipo se dieron cuenta de que faltaba algo. Los análisis científicos e históricos se centraron en el hemisferio occidental, dejando fuera de la imagen el valor de la mitad de los registros de un planeta.

Eyecciones de masa coronal
Eyecciones de masa coronal. Crédito: NASA / SDO

Nuevos registros históricos

Entonces, la colaboración internacional se centró en recolectar tantos registros históricos de las auroras de la tormenta del hemisferio oriental y la Península Ibérica como pudieran. Estos incluyeron registros del observatorio ruso, entradas de diarios, informes de periódicos y registros históricos de Asia Oriental.

También lograron recuperar registros de observación inéditos y manuscritos de Europa, incluidos dibujos del grupo de manchas solares cuyos intensos campos magnéticos se cree que produjeron la eyección de masa coronal asociada con la tormenta. Al estudiar estos dibujos, los investigadores pudieron seguir la evolución de la tormenta a lo largo del tiempo.

El dibujo a continuación, de un manuscrito de la Royal Astronomical Society del astrónomo alemán Heinrich Schwabe, muestra las manchas solares visibles el 27 de agosto (izquierda), 1 de septiembre (centro) y luego un primer plano del grupo de manchas solares del 1 de septiembre (derecha).

Las tormentas solares catastróficas pueden ser más frecuentes de lo que creíamos
Crédito: Hayakawa et al., Space Weather, 2019, courtesy Royal Astronomical Society

Luego, estos registros se compararon con los registros occidentales publicados, como registros de barcos, publicaciones científicas e informes de periódicos.

A través de este análisis exhaustivo, el equipo descubrió algo nuevo sobre el evento Carrington; a saber, que no era solo un gran eructo de plasma. Por el contrario, el equipo cree que el grupo de manchas solares estalló varias veces durante las semanas anteriores y posteriores al evento en sí, desde una eyección de masa coronal anterior el 27 de agosto de 1859 y hasta principios de octubre.

La erupción de agosto produjo una tormenta solar más pequeña que, según los investigadores, podría haber contribuido a la gravedad del evento de septiembre.

Tormentas solares más frecuentes

Como el equipo ahora tenía la reconstrucción más completa que se haya hecho del Evento Carrington, comenzaron a compararlo con otras tormentas notables, como la tormenta de febrero de 1872 , que produjo auroras espectaculares ampliamente reportadas en periódicos de todo el mundo; la tormenta de mayo de 1921 que aniquiló los servicios telegráficos en EE.UU.; la tormenta de agosto de 1972 que pudo haber detonado minas marinas; y la tormenta de marzo de 1989 que aniquiló una red eléctrica canadiense.

Las tormentas solares catastróficas pueden ser más frecuentes de lo que creíamos
Tormenta solar (imagen referencial)

El equipo descubrió que, en particular, las tormentas de 1872 y 1921 tenían fuertes similitudes con el Evento Carrington. Y no olvidemos la tormenta solar de julio de 2012, una colosal eyección de masa coronal que en su mayoría no se dirigió a la Tierra, pero habría sido a escala de Carrington si hubiéramos estado en su camino.

Todo esto sugiere que la alta intensidad de la tormenta de Carrington no es infrecuente, y que hasta ahora podríamos haber tenido suerte.

Los investigadores escribieron en su informe:

La comparación inicial revela que el Evento Carrington probablemente no sea la tormenta extrema excepcional, sino una de las tormentas magnéticas más extremas. Si bien este evento se ha considerado una catástrofe de una vez en un siglo, las observaciones históricas nos advierten que esto puede ser algo que ocurre con mayor frecuencia y, por lo tanto, podría ser una amenaza más inminente para la civilización moderna”.

Los hallazgos de la investigación han sido publicados en Space Weather.

Fuente: Science Alert / AGU


Like it? Share with your friends!

1.5k shares
Redacción CODIGO OCULTO
La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *