Incubos y Sucubos: Ataques Sexuales Paranormales


3 comments, 905 shares
Incubos y Sucubos: Ataques Sexuales Paranormales

Durante siglos, mujeres y hombres de distintas culturas aseguraron haber sido víctimas de ataques sexuales por parte de entidades invisibles mientras dormían. Aunque en la actualidad esta posibilidad parece ser inverosímil, es alarmante comprobar que estos fenómenos son más frecuentes de lo que podríamos imaginar.

Los súcubos e íncubos son entidades demoníacas que aparecen en las noches en forma de visiones o pesadillas, con la diferencia que cuando despertamos continúan estando presentes. La descripción más generalizada sobre su aspecto es que parecen ser humanos, excepto por sus ojos, los cuales emanan algún tipo de extraña energía. Se posan sobre sus víctimas con la única intención de tener relaciones íntimas.

El origen de sus nombres proviene del latín Incubus, que significa yacer o acostarse encima de; y Succubare, yacer debajo de. Aunque no existe una concordancia en torno a su apariencia, se suele representar a los súcubos como una mujer tentadora, con piel hermosa y cabellos largos rizados rubios o rojos. Son sensuales, ágiles y seductores. Los íncubos son seres masculinos que seducen a las mujeres, y son especialmente persuasivos.

Ambas entidades tienen la capacidad de manifestarse en la mente consciente y provocan en la víctima estimulaciones físicas y sentimientos que tienen lugar durante el contacto sexual con una persona física. Se revelan a las personas principalmente durante las horas nocturnas, pero también pueden llegar a manifestarse en cualquier momento del día. Muchas personas afirman haber visto como cuerpos espirituales aparecen de la nada y los someten a diversos actos íntimos. Aunque la sensación no es nada agradable ya que estas entidades pueden tornarse violentas y atacar físicamente a sus víctimas.

Demonios sexuales en la Edad Media

En la creencia y mitología popular europea de la Edad Media, el Íncubo es un demonio masculino que se supone se posa encima de la víctima durmiente, generalmente mujeres, pero también hay relatos sobre posesión de hombres, para tener relaciones íntimas con quien duerme. Antes se creía que un íncubo puede buscar tener relaciones con una mujer para convertirse en el padre de un niño. Algunas fuentes indican que puede ser identificado por su antinatural frío que presenta en su miembro o pene.

Incubos y Sucubos: Ataques Sexuales Paranormales
Cortesía: sobreleyendas.com

Si la mujer queda embarazada puede dar a luz niños deformes, de fácil control por parte del mal, o con habilidades especiales (como cuenta la leyenda sobre el mago Merlín, hijo de un íncubo y de una prostituta, según una de las tantas versiones de su nacimiento, otra versión de la leyenda dice que la madre era una monja seducida por el demonio, otra de las versiones sostiene que la madre era una célibe hija de un rey menor de Gales del Sur).

También puede leer: Visitantes de dormitorio: ¿alucinaciones o seres de otras dimensiones?

Según las leyendas medievales occidentales, el Súcubo es un demonio que adopta la forma de una bella mujer para seducir a los hombres, sobre todo a los monjes con quienes se presentaban en sus sueños para tener relaciones íntimas con ellos. De esta manera, absorben la energía del hombre para revitalizarse y por lo general, llegan al punto de dejarlo agotado hasta la muerte.

Los súcubos más conocidos son Lilith, Abrahel, Baltazo, Bietka, Filotano, Florina Vasordie y Mancerinio. Uno de los más relevantes en la demonología es Litio. Este se trasformaba en una mujer de voluptuosas formas a la que gustaba seducir a los artistas para inspirarlos como modelo en sus creaciones, especialmente si se trataba de motivos religiosos.

Según el Malleus Maleficarum, o Martillo de Brujas, los súcubos captan el semen de los hombres con los que durmieron para embarazar a las mujeres. Se creía que de esta manera los niños engendrados serían más susceptibles a la influencia de los demonios. Éste hecho respondía a la creencia de que los demonios no podían reproducirse naturalmente, sin embargo, los íncubos podrían fertilizar a las mujeres. El tener hijos con retraso mental o alguna deformidad era considerado como una señal de que uno o ambos padres eran demonios.

Incubos y Sucubos: Ataques Sexuales Paranormales
Cortesía: sciencephoto.com

Espíritus Sexuales en diferentes culturas

En distintas partes del mundo los espíritus de la lujuria han estado presentes en sus relatos populares, adaptando su rol a su propia aceptación cultural. A diferencia de la descripción clásica de los súcubos e Incubos, no siempre se presentaban con un aspecto atractivo para los humanos.

En la provincia chilena de Chiloé es conocido también como el Trauco, representado como un enano que seduce a las jóvenes en pubertad, algunas veces el Trauco es usado para explicar embarazos no deseados o súbitos, especialmente en las mujeres no casadas.

Incubos y Sucubos: Ataques Sexuales Paranormales
Cortesía: artstation.com

En Hungría es llamado Lider y puede ser un amante satánico que vuela por las noches, y parece como una luz arrolladora o como un pájaro de fuego.

En Paraguay es conocido como Kurupí, un ser mitológico con un miembro viril gigantesco, que secuestra mujeres para violarlas.

En Guatemala es conocido como El Sombrerón, un ser de reducida estatura, galante, que viste de negro, utiliza minúsculas botas y un enorme sombrero (de ahí su nombre), seduce a las mujeres jóvenes, enamorándolas con bellas canciones.

Incubos y Sucubos: Ataques Sexuales Paranormales
Cortesía: Playbuzz

En Brasil es conocido como Boto, un ser joven y bello, traje blanco, zapatos blancos y su característico sombrero blanco que busca tapar una parte de la cara y el agujero en el alto de su cabeza.

En El Salvador, es conocido como Cipitio, enano y panzón que enamora a las mujeres.

En la mitología guaraní, el Pombero (hombre bajo, flaco, de abundante vellosidad) secuestra y viola a mujeres a las que deja generalmente embarazadas.

En Colombia se le llama “El Duende”, y lo describen como de corta estatura y usando un gran sombrero. Seduce a las mujeres de ojos grandes y pelo largo mientras se bañan o se peinan a la orilla de un río. Lo caracterizan también por tocar la flauta o el tambor.

Cortesía: leyendascortas.com

En el folklore mágico de Cajamarca, Perú; la Duende es un personaje femenino que puede dejarse ver en los manantiales. Es descrita como una mujer muy bella, de cabello rubio y lasciva, suele presentarse a los caminantes solitarios para seducirlos a realizar el acto carnal para después apoderarse de sus almas.

Teorías en torno a los Incubos y Súcubos

Algunas creencias populares afirman que no se trata de dos entidades, sino de una sola que adquiere el género opuesto a su víctima. Es decir, que se transforma en Súcubo para aparearse con un hombre y robarle su semen para luego convertirse íncubo, copular con una mujer fértil y dejarla preñada con el esperma de su primera víctima.

Por otro lado, muchas versiones afirman que además de robar el material genético de sus víctimas el Incubo le aspira la energía en cada cópula lo que a la larga provocaría la muerte de la persona. El absorbe la fuerza vital de la persona para poder subsistir, lo que puede ocasionar un paro cardíaco.

Actualmente la ciencia psicológica adjudica la existencia de los Íncubos y Súcubos a las poluciones nocturnas que presentan los hombres, y a los sueños en los que la persona siente que está despierta y que alguien la sostiene por encima. En la antigüedad, como no se contaba con las herramientas que hoy día tenemos, buscaban en los mitos la explicación a todo suceso que les era extraño o inaceptable.

También puede leer: Posesiones demoníacas: Mitos y realidades del fenómeno

¿Cómo saber si eres una víctima de Súcubos e Incubos?

Uno de los síntomas más comunes en las víctimas que sufrieron el ataque de súcubos o íncubos, es sentir impulsos sexuales abrumadores que no se pueden controlar. Esto puede suceder en cualquier momento, pero suelen ser más frecuentes cuando se está durmiendo. Estos impulsos aparecen repentinamente sin previo aviso, inclusive en momentos que parecen inapropiados sin existir necesariamente estímulos externos.

Los expertos en el tema también aseguran que esta clase de demonios son responsables de los sueños íntimos junto con pesadillas tan realistas que nos despertamos aterrorizados. Una vez que los espíritus consiguen su objetivo mediante la sobrexcitación, entonces comienza la violencia, ya que la víctima se encuentra completamente desprotegida. Ellos son capaces de implantar el miedo en su mente subconsciente, donde pasará desapercibido durante mucho tiempo, mientras causa el mayor daño posible.

Así como un cuerpo físico se queda fatigado después de las relaciones íntimas, un encuentro con un espíritu íncubo o súcubo generalmente hará sentir a la víctima emocional y espiritualmente agotada, porque además del daño físico también roban nuestra energía vital. Aunque son especialistas en provocar un placer sexual extremo, también pueden hacer sentir miserable a la persona en todos los demás aspectos. El éxtasis que se puede experimentar con estas entidades demoníacas por lo general puede ser mucho más intenso que el sexo natural y es altamente adictivo. Las personas que se ven afectadas por estas entidades experimentarán el fracaso y la mala suerte, además de pervertir todo el sistema de creencias.

Incubos y Sucubos: Ataques Sexuales Paranormales

La Explicación Científica

La ciencia médica atribuye esta extraña experiencia a la parálisis del sueño. La parálisis del sueño es una condición en la que el afectado, se despierta del sueño incapaz de moverse, hablar o gritar. Esto puede durar unos pocos segundos o varios minutos, en ocasiones más tiempo. La gente con frecuencia asegura sentir una «presencia» malévola o amenazante, además de una intensa sensación de terror.

Según los científicos, la parálisis es causada por la liberación de hormonas durante el sueño REM (movimiento ocular rápido) que paraliza el cuerpo y evita cualquier movimiento. Por lo general, las hormonas se disipan antes de que el sueño termine, sin embargo, en casos poco frecuentes las hormonas siguen reprimiendo las funciones motoras del cuerpo cuando la persona ha despertado y se encuentra paralizado. El cerebro despierta intentando encontrar una explicación racional para esta parálisis e inventa la presencia maligna o entidad demoníaca. En casos aún más extraños, el fenómeno viene acompañado de alucinaciones terribles, como formas negras, demonios, serpientes, y hasta seres extraterrestres.

Esta explicación por parte de la ciencia es la preferida de los más escépticos, dejando de lado los otros casos que se presentaron evidencias físicas que no pudieron ser explicadas.

Programa Paradigma 0: «Los Incubos: Ataques Reales o Parálisis del Sueño»

El Aterrador Caso de Doris «D»

Este caso es a la fecha uno de los más enigmáticos y aterradores que han ocurrido en relación con presencias paranormales, que estarían involucrados seres que actúan de modo similar a los íncubos. Es frecuente escuchar casos con manifestaciones como poltergeist, apariciones fantasmales en lugares extraños e incluso presencias demoníacas; pero ninguna historia es tan desgarradora como la de Doris Bither, una joven mujer que en los años 70 sufrió el acoso real de un ente invisible.

El 22 de agosto de 1974 en la ciudad de Culver City, California, unos investigadores, Kerry Gaynor y Barry Taff, estaban dando una conferencia en una librería local sobre la investigación paranormal. Se les acercó una mujer de unos 30 años llamada Doris Bither, que vivía con su hija de seis años de edad, y sus hijos de diez, trece y dieciséis años. Bither les solicitó a los investigadores que visitaran su casa, alegando que el lugar estaba embrujado.

Los extrañados investigadores le solicitaron reunirse posteriormente para entrevistarla, ella admitió que había espíritus en su casa, que producían golpes en las paredes, voces extrañas e incluso afirmó que había sido brutalmente golpeada y violada salvajemente por fuerzas invisibles extremadamente violentas.

Inicialmente Taff y Gaynor no creyeron la versión de Doris, debido a que el contacto físico con los espíritus u otro tipo de entidades es algo inusual y con frecuencia es una sensación fugaz, además les parecía inaudito que una entidad fuese demasiado poderosa para realizar lo que Doris les explicó. Sin embargo, Doris les dijo que los seres se le habían mostrado delante de otros testigos.

Incubos y Sucubos: Ataques Sexuales Paranormales
Cortesía: miscuentosdeterror.com

Doris afirmó que había sido atacada en presencia de sus hijos, que incluso le dejaban moretones y marcas de mordidas en el cuello. Durante un ataque en particular, el hijo de Doris trató de intervenir cuando la oyó gritar, pero terminó con el brazo fracturado después de haber sido lanzado del dormitorio por una fuerza descomunal. Esto último llamó la atención de los investigadores, llevando los equipos de fotografía a la casa de Doris.

La investigación

Cuando los investigadores realizaban la primera visita a la casa de Doris, notaron que las luces de toda la casa parpadeaban, que según ellos eran los primeros fenómenos que observaban. Cuando entrevistaban en la cocina al hijo adolescente de Doris, los armarios se abrieron de golpe, ollas y sartenes se caían con violencia sin que nadie las tocara, además todos los presentes alertaron de algún tipo de presencia en el dormitorio.

Incubos y Sucubos: Ataques Sexuales Paranormales
Cortesía: miscuentosdeterror.com

Las fotografías que fueron tomadas con una Polaroid no salían correctas o simplemente salían blanquecinas. Alejaron inmediatamente a Doris de la casa y observaron con asombro que los fenómenos desaparecieron. Las fotografías realizadas con la misma cámara con el mismo rollo de película funcionaban con normalidad. Después de varias semanas de investigación, Doris describió horribles encuentros con los seres: una especie de hombre enorme acompañado por dos seres más pequeños que la sujetaban. Taff y Gaynor afirmaron haber visto la forma de una persona a partir de unas extrañas luces. En el famoso informe, más de 30 investigadores y así como Doris, estaban en el dormitorio pequeño. Equipados con material de grabación, Doris empezó a maldecir y a gritar a los espíritus.

Incubos y Sucubos: Ataques Sexuales Paranormales
Cortesía: miscuentosdeterror.com

Para sorpresa de los presentes, unas extrañas luces comenzaron a manifestarse por la habitación. Una niebla verdosa empezó a formarse en una esquina, girando y creciendo. En cuestión de segundos la forma del torso superior de un hombre comenzó a ser visible entre la niebla. Muchos testigos afirmaron que era una entidad masculina, muy grande y musculoso, pero sin rostro. Un investigador se desmayó después de ver el increíble fenómeno.

Las cámaras de grabación fallaron y solo pudieron capturar la imagen de lo que parece ser un arco de luz flotando en medio de la habitación, así como algunos orbes de luz. Muchos expertos han revisado las fotografías en las que se muestra a Doris sentada en una cama, rodeada de investigadores y el arco de luz en el centro de la imagen.

Incubos y Sucubos: Ataques Sexuales Paranormales
Cortesía: miscuentosdeterror.com

Al finalizar la investigación, recomendaron a Doris mudarse debido la gravedad de la situación. La familia Bither se fue a vivir a San Bernardino, Texas, manteniendo el contacto con los investigadores. Lo que realmente no esperaban los investigadores era que los fenómenos no desaparecieron, y Doris continuó siendo brutalmente atacada.

Doris Bither desapareció con su familia, y con el paso de los años pasó a la clandestinidad. En los últimos tiempos, algunos de los hijos han confirmado todo lo que ocurrió en la casa de Culver City. En un giro inesperado, mientras que vivía en San Bernardino, Doris sostuvo que se había quedado embarazada de la entidad. Sin embargo, los resultados médicos fueron más sorprendentes aun, un embarazo sin embrión.

«El Ente», la versión cinematográfica

Incubos y Sucubos: Ataques Sexuales Paranormales
Cortesía: joblo.com

Este sorprendente caso fue llevado a la pantalla grande en 1981 con el título «The Entity», teniendo como protagonista a la actriz Barbara Hershey, representando el papel de Carla Morán (Doris Bhiter en la vida real). Los investigadores que fueron testigos de los hechos no estuvieron conformes con la representación, porque consideraron que se omitieron fenómenos más sorprendentes que ocurrieron en la vida real. El guion original fue rescrito para convertirse en un mero espectáculo y ocultar la realidad de todo lo que ocurrió.

Como hecho anecdótico, el actor David Labiosa, que representaba al hijo adolescente de Doris, durante el rodaje de la escena en la que la entidad lo lanza contra las paredes de la habitación, sufrió un extraño accidente rompiéndose el brazo y tuvo la misma lesión que el hijo de Doris. Esto no se supo hasta años más tarde, pero éste incidente no se utilizó para promocionar la película.

¿Cómo protegernos?

Lo primero que se debe hacer es descartar cualquier problema médico o psicológico. Una vez descartado, es importante recordar que una de las primeras claves para la protección es conocer a al enemigo. Los súcubos e íncubos buscan impregnar el miedo en su víctima.

El punto más importante es nunca desafiar a los demonios. Cuando comience un ataque, se debe decretar con firmeza: «Yo sé lo que eres y lo que quieres. Mi cuerpo no te pertenece». Los expertos en el tema aseguran que la mayor arma es el poder de la palabra. Pero es importante recordar que estas entidades demoníacas no les gusta ser retadas, por lo que únicamente se les debe ordenar su alejamiento.

Si los ataques ocurren durante el sueño, se debe intentar olvidar la experiencia para que no queden rezagos que originen un trauma posterior. El objetivo de estas entidades es precisamente atormentar psicológicamente a sus víctimas para dejarlas vulnerables.

Existen diversas hipótesis en torno a quiénes son los más propensos a ser atacados. Los motivos van desde las represiones sexuales, matrimonios en conflicto, la soledad, hasta la sensibilidad psíquica de las víctimas. En los casos de ataques de este tipo de entidades hemos tenido éxito realizando la liberación espiritual del lugar a cargo de un especialista, y la purificación energética de su entorno.

Referencias

  • Cómo protegernos de los ataques sexuales de súcubos e íncubos
    https://www.mundoesotericoparanormal.com/como-protegernos-ataques-sexuales-sucubos-incubos/
  • Íncubos y Súcubos, los demonios del sexo
    https://sobreleyendas.com/2009/05/20/incubos-y-sucubos-los-demonios-del-sexo/
  • Íncubos y Súcubos: ¿Demonios o mito urbano?
    https://www.futuro.cl/2019/02/incubos-y-sucubos-demonios-o-mito-urbano/
  • Demonios que atacan en la Noche
    http://estudiosbiblicos21.blogspot.com/2011/03/demonios-que-atacan-en-la-noche.html
  • Demonología: Parte 2
    https://www.wattpad.com/361884387-demonolog%C3%ADa-y-esp%C3%ADritus-demonolog%C3%ADa-parte-2/page/2
  • Asmodeo – El Demonio de la Lujuria
    https://enciclopediadelmisterio.fandom.com/es/wiki/Asmodeo_%E2%80%93_El_Demonio_de_la_Lujuria
  • «El Ente», la aterradora historia de Doris Bither
    https://www.mundoesotericoparanormal.com/el-ente-la-aterradora-historia-de-doris-bither/
  • El perturbador caso de Doris Bither
    https://miscuentosdeterror.com/el-perturbador-caso-de-doris-bither/

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia sin autorización.


Like it? Share with your friends!

3 comments, 905 shares
Pedro Noguchi

Pedro Noguchi es comunicador audiovisual con estudios en electrónica y fotografía, conductor del programa «Paradigma 0» (http://bit.ly/2vHBf4Z). Como fundador del grupo de investigación Dharma Paranormal de Perú, tiene el objetivo de difundir los nuevos aportes en la investigación de las manifestaciones metafísicas, bajo un enfoque que integre la experimentación con las teorías espirituales. Pedro Noguchi es colaborador permanente en CodigoOculto.com desde Marzo de 2019.

3 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. increìble artìculo. Muy buena la informaciòn y todo bastante preciso. Considero bastantes oportunas las recomendaciones para evitarlos. Una que se relaciona con una nota anterior de ustedes es que un gato o màs gatos acompañàndote en la noche al dormir tambièn ayudan bastante a mantener a todos estos seres alejados. Desde que tengo gato he notado muchìsisimo la diferencia. Son verdaderos protectores energèticos.

    1. Es muy cierto lo que dices ,tengo 3 gatos y son los mejores guardianes ,hay un anime japones que habla de ese asunto,se trata de una gatita recogida de la calle y la apdota y ella actua como loca contra los espiritus,cuando eran los espiritus de los padres del muchacho, los espiritus padres le agradecen a la gatita y le pide a la gatita que cuide a su hijo,en mi vida real es cierto lo que dice mis gatos una vez se alocaron feamente entonces toque la campana tibetana e hices la estrella de 5 puntas en el aire y se acabo el poblema, no les gusta la luz negra que uso de los antimosquitos y no le gusta la luz de neon foforencentes o sea las lamparas ahorradoras , es mas las orian y mas los gatos