Hallan un tardígrado con el vientre lleno de un material extraño y brillante


4.2k shares
Hallan un tardígrado con el vientre lleno de un material extraño y reluciente
Cortesía: Rafael Martín-Ledo / Twitter

Cuando observar un organismo microscópico en un microscopio, nunca sabes lo que vas a obtener. Estos «osos de agua» de aspecto extraño son algunas de las criaturas más extrañas del planeta y nos sorprenden constantemente. Incluso una vez que los ves con tus propios ojos, puede ser difícil entender qué diablos está pasando.

El biólogo Rafael Martín-Ledo ha estado estudiando la microfauna marina, como los tardígrados, durante años, y recientemente, en un banco musgoso del río Saja, en el norte de España, recolectó uno que parece incluso más extraño que el resto.

Al usar microscopía de contraste de fase, que resalta los cambios en el brillo y las estructuras pequeñas, Martín-Ledo ha revelado un oso de agua que se retuerce con el estómago lleno de luces brillantes.

El biólogo publicó un breve pero fascinante vídeo de la escena en Twitter esta semana, con el subtítulo: «¿Adivina qué tengo en mi estómago?».

Como la mayoría de las cosas de los tardígrados, nadie sabe lo que está pasando aquí. Por ahora, todavía es demasiado pronto para decir qué es este material iridiscente, y mucho menos de dónde viene.

Aún así, Martín-Ledo tiene una sugerencia. Él ha postulado que el efecto brillante es el resultado de la aragonita, una forma cristalina común de carbonato de calcio que se ve a menudo en las conchas de los animales marinos.

Cristal de aragonita
Cristal de aragonita. Cortesía: Rob Lavinsky, iRocks.com / Wikimedia Commons

Dientes de cristal

Martín-Ledo cree que puede haber venido de los tardígrados que se tragan partes de su propia boca.

Para entender cómo esto es posible, es importante saber un poco acerca de la anatomía de un tardígrado. Estos osos arrugados de ocho patas tienen largas bocas tubulares, que están armadas con un par de dientes con forma de cristal llamados estiletes. Estos se utilizan para perforar plantas o pequeños invertebrados, chupando los fluidos de sus presas.

La verdadera clave aquí es que los estiletes de un oso de agua están hechos casi exclusivamente de aragonita, y se reemplazan solo cuando el tardígrado pasa por su proceso regular de muda .

En resumen, Martín-Ledo cree que la criatura pudo haberse tragado accidentalmente su propia boca durante su última muda.

Hallan un tardígrado con el vientre lleno de un material extraño y reluciente
Cortesía: Twitter / Rafael Martín-Ledo

Si bien la posibilidad de canibalismo en los tardígrados ha sido rechazada por algunos, Martín-Ledo tiene dudas de que estos cristales provinieran de otro tardígrado.

Martín-Ledo dijo a ScienceAlert en Twitter:

Los tardígrados que son depredadores se alimentan al chupar los fluidos corporales de rotíferos, nematodos, ciliados, etc. Así que no creo que haya ninguna posibilidad de que se coma a otros tardígrados”.

Pero esta podría no ser la respuesta, tampoco.

Hallan un tardígrado con el vientre lleno de un material extraño y reluciente
Cortesía: Rafael Martín-Ledo

Kazuharu Arakawa, un biólogo molecular de la Keio University en Japón, se muestra escéptico de que el aparato bucal pueda consumirse en absoluto.

El aparato bucal generalmente se expulsa durante la muda, y el aparato bucal del tardígrado no permite el consumo directo de estructuras quitinosas. Están optimizados para perforar el exoesqueleto quitinoso y chupar el fluido corporal”.

En cambio, piensa que si hubiera cristales de aragonita en el intestino de este tardígrado, probablemente sería de las algas o bacterias que come.

Pero, lo que es más importante, Arakawa enfatiza que no puede evaluar más sin una publicación científica adecuada.

Mientras esperamos las respuestas sobre este último misterio de los tardígrados, al menos todavía podemos admirar las imágenes asombrosas.

Representación artística de un tardígrado
Representación artística de un tardígrado

Like it? Share with your friends!

4.2k shares
Redacción CODIGO OCULTO
La verdad es más fascinante que la ficción.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *