El mundo se prepara para la llegada de un asteroide asesino por medio de ejercicios de simulación


1 comment, 1.5k shares
El mundo se prepara para la llegada de un asteroide asesino por medio de ejercicios de simulación

La controversia está en el aire… Las pruebas y simulaciones de la llegada de un mortal asteroide realizadas en los últimos días han destapado un candente debate en la comunidad científica y en la población en general, ante el temor de que una letal roca se acerque y colisione con nuestro planeta.

Un ejercicio de simulación ha resultado en un gran fracaso: los científicos e ingenieros intentaron pero no pudieron desviar el asteroide asesino.

Después de devastar la Riviera francesa en 2013, destruir Dhaka en 2015 y salvar a Tokio en 2017, una simulación internacional de impacto de asteroides terminó el viernes con su último desastre: Nueva York en ruinas.

El ejercicio se ha convertido en un evento regular entre la comunidad internacional de expertos en «defensa planetaria».

Alerta de asteroide

La última edición comenzó el lunes pasado cerca de Washington, con la siguiente alerta: un asteroide de aproximadamente 100 a 300 metros de diámetro había sido detectado y, según cálculos aproximados, tenía una probabilidad del uno por ciento de golpear la Tierra el 29 de abril de 2027.

Cada día durante la conferencia, unos 200 astrónomos, ingenieros y especialistas en respuesta a emergencias recibieron nueva información, tomaron decisiones y esperaron nuevas actualizaciones de los organizadores del juego, diseñados por un ingeniero aeroespacial de la NASA.

A medida que pasaban los meses ficticios en la simulación, la probabilidad de que la roca espacial gigante se estrellara en la Tierra aumentó al 10 por ciento, y luego al 100 por ciento.

El asteroide Bennu se muestra en esta fotografía de la NASA desde el 2 de diciembre de 2018. Es llamado el «asteroide de la muerte».
El asteroide Bennu se muestra en esta fotografía de la NASA desde el 2 de diciembre de 2018. Es llamado el «asteroide de la muerte».

La NASA lanzó una sonda en 2021 para examinar la amenaza de cerca. En diciembre de ese año, los astrónomos confirmaron que se dirigía directamente al área de Denver y que la ciudad del oeste de los EE.UU. sería destruida.

Las principales potencias espaciales de los EE.UU., Europa, Rusia, China y Japón decidieron construir seis «impactadores cinéticos»: palos destinados a golpear al asteroide para cambiar su trayectoria.

Tomó tiempo construir los impactadores y esperar la ventana de lanzamiento correcta. Los impactos se fijaron para agosto de 2024.

Tres impactadores lograron golpear el asteroide. El cuerpo principal fue desviado, pero un fragmento más pequeño se rompió y continuó en un camino mortal, esta vez hacia el este de los EE.UU.

Washington consideró enviar una bomba nuclear para desviar la roca de 60 metros, repitiendo una estrategia exitosa que salvó a Tokio el año pasado, pero quedó paralizada por desacuerdos políticos.

Todo lo que quedaba era prepararse para el impacto

Con seis meses para el final, los expertos solo podían predecir que el asteroide se dirigía al área de Nueva York. Con dos meses para el final, se confirma que la ciudad será destruida.

¡Evacuación!

El asteroide entrará en la atmósfera a una velocidad de 69.000 kilómetros por hora y explotará 15 kilómetros sobre Central Park.

El mundo se prepara para la llegada de un asteroide asesino por medio de ejercicios de simulación

La energía de la explosión será 1.000 veces mayor que la de la bomba nuclear lanzada sobre Hiroshima.

Destruirá todo dentro de un radio “insuperable” de 15 kilómetros, dijeron los científicos.

Manhattan será completamente arrasado. Las ventanas hasta 45 kilómetros de distancia se romperán y el daño se extenderá hasta 68 kilómetros desde el epicentro.

Las preguntas planteadas por el escenario fueron infinitas.

¿Cómo evacuan las autoridades a diez millones de personas? ¿Quien pagará? ¿Quién acogerá a los desplazados? ¿Cómo protegerán las autoridades todo, desde las instalaciones nucleares y químicas hasta las obras de arte? ¿Y cómo se comportarán los ciudadanos ante un escenario del fin del mundo?

Una propuesta interesante

El científico y conductor del programa Science Guy, Bill Nye propuso una alternativa menos violenta que las explosiones nucleares y que podrían desviar la roca espacial.

Nye mencionó la estrategia de «abejas láser», que consiste en enviar un enjambre de pequeñas naves espaciales al asteroide potencialmente peligroso.

El mundo se prepara para la llegada de un asteroide asesino por medio de ejercicios de simulación
Representación de las «abejas láser»

Cada pequeña sonda enfocaría un rayo láser en el mismo lugar de la roca, vaporizando el material y causando una erupción en chorro. Este chorro serviría como una especie de motor que empujaría al asteroide en un camino diferente.

El asteroide asesino es ficticio, por supuesto, «altamente improbable», dijo Paul Chodas, ingeniero de la NASA y diseñador del ejercicio.

Chodas dijo:

Pero queríamos que los problemas fueran expuestos y discutidos”.

El próximo ejercicio de simulación tendrá lugar en 2021 en Viena. Chodas dejó abierta la posibilidad de que sea el turno de Europa en la línea de fuego.


Like it? Share with your friends!

1 comment, 1.5k shares
Redacción CODIGO OCULTO
La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes.

One Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *