Científicos perforan el hielo más antiguo de la Tierra para revelar un antiguo misterio


1 comment, 136 shares
Científicos perforan el hielo más antiguo de la Tierra para revelar un antiguo misterio
Extracción del núcleo de hielo cerca de la estación Concordia. Crédito: Thibaut Vergoz, French Polar Institute, CNRS

Científicos europeos de 10 países han pasado años recorriendo la capa de hielo de la Antártida con una ambición en mente: perforar el núcleo de hielo más antiguo de la historia. Ahora, se han centrado en un solo punto.

El equipo ha elegido Little Dome C, uno de los lugares más fríos y áridos de la Tierra. Durante los próximos cinco años, perforarán un núcleo de hielo de 1.5 millones de años, un reloj congelado del pasado climático de la Tierra. La noticia se anunció en la conferencia anual de la European Geosciences Union (EGU) en Viena.

Su misión, llamada «Beyond EPICA-Oldest Ice», se llevará a cabo a 30 kilómetros de la Estación de Investigación Concordia en un viaje de dos horas en moto de nieve al trabajo.

Hielo de 1.5 millones de años

El equipo finalizó su ubicación utilizando radar y perforaciones de prueba a profundidades de hasta 400 metros. Debían cumplirse tres criterios antes de que pudieran prepararse para un frío de cinco años: el hielo tiene al menos 1.5 millones de años, existe una alta probabilidad de buena resolución para la investigación científica y las capas no están alteradas.

Extracción del núcleo de hielo cerca de la estación Concordia
Extracción del núcleo de hielo cerca de la estación Concordia. Crédito: Thibaut Vergoz, French Polar Institute, CNRS

El récord actual para el núcleo de hielo más antiguo tiene 800.000 años de antigüedad, tomado por el proyecto del European Project for Ice Coring (EPICA), cuyo análisis reveló concentraciones de CO2 en la atmósfera durante cientos de miles de años. Estos núcleos son registros de hielo que se han acumulado a lo largo de milenios, largos rollos de carámbanos que han preservado el conocimiento de la antigua atmósfera de la Tierra.

El núcleo de hielo de EPICA proporcionó a los científicos mucha información, pero también les presentó un misterio. Encontraron que a partir de hace unos 900.000 años, el clima cambió de ciclos de 40.000 años a ciclos de 100.000 años. Los investigadores en el campo no saben por qué.

Hubertus Fischer, del Oeschger Center de la University of Bern y líder del equipo suizo, dijo en un comunicado:

Este intervalo de tiempo se caracteriza por edades de hielo que fueron interrumpidas por períodos cálidos relativamente cortos, como el que estamos experimentando, cada 100.000 años aproximadamente. Las concentraciones de CO2 también cambiaron al mismo tiempo: valores bajos en edades de hielo, valores altos en períodos cálidos”.

Efecto invernadero en el pasado

El equipo sospecha que la razón tiene que ver con los gases de efecto invernadero, pero hasta que no reúnan más pruebas, no pueden decirlo con certeza. Ahí es donde la misión Beyond EPICA-Oldest Ice entra en la investigación.

Olaf Eisen, del Alfred Wegener Institute (AWI) en Bremerhaven y coordinador de la misión, dijo en un comunicado:

Después de haber analizado las muestras de 800.000 años de antigüedad tomadas de los núcleos de hielo de EPICA, creemos que hay una buena razón para perforar hielo que tiene al menos 1.5 millones de años para obtener más información.

Sabemos que nuestro clima está cambiando. Lo que todavía no entendemos completamente es cómo responderá el clima futuro al aumento de los gases de efecto invernadero en nuestra atmósfera más allá de 2100 y si habrá un punto de inflexión en el sistema del que aún no estamos al tanto.

Solo podemos obtener esta información de la capa de hielo de la Antártida. Poder embarcarse en esta misión es tremendamente emocionante”.

Preparativos para la medición por radar en Little Dome C para definir la estructura de capas del hielo en los sitios de perforación potenciales
Preparativos para la medición por radar en Little Dome C para definir la estructura de capas del hielo en los sitios de perforación potenciales. Crédito: Luca Vittuari, PNRA

El equipo analizará las burbujas de gas en el hielo para determinar cómo la concentración de CO2 y metano ha cambiado con el tiempo. Puede parecer contrario a la intuición, pero el hecho de que Little Dome C sea seco y experimente poca precipitación es realmente bueno en esta situación. Cuanta menos nieve se acumule cada año, más años podrá acumular en cada metro de hielo.

La parte más intrigante del núcleo serán las capas más profundas: los medidores cuando se produjo la desconcertante transición. Estas profundidades de aproximadamente 2.730 metros no se alcanzarán hasta 2024, y los resultados se publicarán en 2025 si todo va según lo previsto.


Like it? Share with your friends!

1 comment, 136 shares
Redacción CODIGO OCULTO
La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes.

One Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Deberían tener mucho cuidado con este tipo de investigaciones ya que pueden ser un arma de doble filo.
    Por un lado tenemos a los irrefutables hallazgos positivos para la ciencia evolutiva que otorgará ésta investigación.
    Por el otro lado tenemos la presencia de agentes patógenos y secuelas bacterianas que pueden encontrarse en sitios tan antiguos y bien conservados.
    Hay que proveerse de una investigación masiva antes de dichas expediciones.