Una galaxia se está aproximando y podría activar un agujero negro que destruiría la Vía Láctea


870 shares
Una galaxia se está aproximando y podría activar un agujero negro que destruiría la Vía Láctea
Crédito: Vadim Sadovski

Existe un «enemigo» entre nosotros, circundando silenciosamente alrededor de nuestra galaxia, y podría enviar a nuestro Sistema Solar junto a la Vía Láctea a la oscuridad del espacio interestelar.

Su nombre es la Large Magellanic Cloud (LMC) o Gran Nube de Magallanes, y aunque es una de las galaxias satélites más investigadas que zumban alrededor de la nuestra, los astrofísicos solo la están viendo por lo que realmente es: una amenaza cósmica inusualmente grande.

Una nueva investigación predice que la Gran Nube de Magallanes está condenada a chocar con nuestra propia galaxia, y llegará mucho antes de lo que pensábamos.

En la remota posibilidad de que los humanos sobrevivan por otros dos mil millones de años, nuestros descendientes recibirán una no tan grata sorpresa.

La Gran Nube de Magallanes observada por el Telescopio Espacial Hubble
La Gran Nube de Magallanes observada por el Telescopio Espacial Hubble. Crédito: ESA / NASA / Hubble

Una colisión de galaxias

Si la catastrófica colisión despierta el agujero negro que duerme en el centro de nuestra galaxia, esta bestia oscura comenzará a devorar todo lo que está a la vista, creciendo diez veces más grande de lo que ya es.

A medida que se alimente del gas circundante, se establecerá el escenario y comenzará el espectáculo, lo que los investigadores lo describen como una «exhibición espectacular de fuegos artificiales cósmicos».

Marius Cautun, cosmólogo de la Durham University, dijo en un comunicado:

Este fenómeno generará poderosos chorros de radiación de alta energía que emanan del exterior del agujero negro. Si bien esto no afectará a nuestro Sistema Solar, existe una pequeña posibilidad de que no podamos escapar ilesos de la colisión entre las dos galaxias que podrían sacarnos de la Vía Láctea y al espacio interestelar”.

Dos mil millones de años pueden parecer un largo camino por recorrer, pero en realidad es bastante corto en escalas de tiempo cósmicas. También son seis mil millones de años antes del impacto previsto entre la Vía Láctea y nuestra galaxia vecina más cercana, Andrómeda.

Representación entre una colisión de las galaxias Vía Láctea y Andrómeda
Representación entre una colisión de las galaxias Vía Láctea y Andrómeda.

Nuestra galaxia está muy retrasada por tal colisión. Hasta ahora, ha logrado sobrevivir relativamente ilesa en el gran esquema de las cosas. Especialmente cuando se considera la gran estructura que mantiene.

Ilesos… hasta ahora

La Vía Láctea está rodeada por un grupo de galaxias satélite más pequeñas, que orbitan silenciosamente a nuestro alrededor.

Estas galaxias pueden llevar vidas separadas por muchos miles de millones de años, pero en ocasiones, pueden encontrarse hundiéndose en el centro de su galaxia anfitriona, hasta que al final chocan y son tragadas por completo.

De esta manera, las galaxias evolucionan y crecen constantemente, pero el poco apetito de la Vía Láctea lo hace bastante atípico.

En comparación con nuestra propia galaxia, por ejemplo, Andrómeda puede devorar galaxias que pesan casi 30 veces más.

Alis Deason, un cosmólogo computacional en la Durham University, dijo en un comunicado:

Creemos que hasta ahora nuestra galaxia solo ha tenido algunas fusiones con galaxias de muy poca masa. Esto representa una selección muy reducida en comparación con galaxias cercanas del mismo tamaño que la Vía Láctea”.

La Gran Nube de Magallanes

El LMC será nuestra primera colisión en un tiempo. A pesar de que solo se mudó a nuestro vecindario hace unos 1.500 millones de años, se ha arrastrado de manera desconcertante, a 163.000 años luz de distancia de nuestra galaxia, menos de una décima parte de la distancia a Andrómeda.

Imagen de la Gran Nube de Magallanes completa
Imagen de la Gran Nube de Magallanes completa. Crédito: Robert Gendler/ESO

Los astrónomos solían pensar que circundaría silenciosamente alrededor de nosotros durante muchos miles de millones de años, tal vez incluso escapando de la atracción gravitatoria de nuestra galaxia.

Pero las mediciones recientes sugieren que tiene casi el doble de materia oscura de la que esperábamos.

Teniendo en cuenta esta masa mayor a la esperada, los investigadores dicen que el LMC está perdiendo energía rápidamente. Y a medida que disminuye la velocidad, no podrá escapar de las garras de nuestra galaxia.

Cautun agregó:

La destrucción de la Gran Nube de Magallanes, como es devorada por la Vía Láctea, causará estragos en nuestra galaxia, despertando el agujero negro que vive en su centro y convirtiendo a nuestra galaxia en un ‘núcleo galáctico activo’ o quásar”.

Esto podría ser uno de los tantos eventos que podrían causar el fin de nuestro mundo o de todo nuestro sistema solar.

El estudio científico ha sido publicado en The Royal Astronomical Society.


Like it? Share with your friends!

870 shares
Redacción CODIGO OCULTO
La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *