El Sol se convertirá en una esfera de cristal cuando «muera»


441 shares
El Sol se convertirá en una esfera de cristal cuando «muera»
El Sol se convertirá en una gigante gema. Crédito: University of Warwick/Mark Garlick

Luego de que la fusión haya desaparecido y sus hornos se hayan enfriado, las brasas de nuestro Sol formarán un cristal gigante colgando en el cielo, uno de los innumerables esparcidos por toda nuestra galaxia.

Un equipo de astrónomos han encontrado evidencia de que las estrellas enanas blancas masivas se solidifican en cristales metálicos luego de «morir». Dejando de lado las descripciones poéticas, podría desafiar la forma en que calculamos las edades de algunos de los objetos más antiguos del Universo.

Utilizando datos del satélite Gaia de la European Space Agency, un equipo de investigadores del Reino Unido, Canadá y EE.UU. han encontrado apoyo para una hipótesis de 50 años que describe las etapas por las que pasan muchas estrellas antes de terminar sus vidas como cristales.

Pier-Emmanuel Tremblay, físico de la University of Warwick, dijo en un comunicado:

Esta es la primera evidencia directa de que las enanas blancas se cristalizan, o la transición de líquido a sólido. Hace cincuenta años se predijo que deberíamos observar un aumento en el número de enanas blancas en ciertas luminosidades y colores debido a la cristalización y solo ahora se ha observado”.

El final de una estrella como el Sol

Una vez que el hidrógeno se ha agotado, las estrellas como nuestro Sol comienzan a enfriarse y contraerse. Esto proporciona una breve oleada de energía que sopla su atmósfera en proporciones enormes, enviando con ella gran parte de su calor.

Mientras tanto, su núcleo continúa encogiéndose, comprimiendo el helio en elementos aún más pesados ​​como el carbono y el oxígeno.

El resultado final es una enana blanca: una bola del tamaño de la Tierra tan densa, una pequeña porción de un 1 cm de su núcleo pesaría aproximadamente 10 toneladas.

El destino final de estos corazones tibios de estrellas moribundas eventualmente será un cadáver congelado llamado «black dwarf» (o «enana negra»).

Dado el tiempo que se cree que tardan las enanas blancas en enfriarse, pocas (o ninguna) deberían haber llegado a ese punto todavía. Encontrar una cambiaría profundamente nuestra forma de pensar acerca de la edad del Universo.

Enana blanca
Enana blanca

¿Cómo puede una enana blanca perder su calor?

La mecánica interna hace una gran diferencia en la forma en que el calor se filtra hacia la superficie y ha sido un tema de debate durante mucho tiempo.

En lo profundo de la enana blanca, sus electrones se mueven libremente, deslizándose a través de una multitud de núcleos de carbono y oxígeno que se agitan y transportan calor lentamente hacia su superficie más conductora.

Teóricamente, con aproximadamente 10 millones de grados, ya no hay suficiente energía para permitir que los núcleos positivos en el núcleo se muevan fuera de posición. Se encajan en su lugar, formando una vasta estructura cristalina que libera una cantidad significativa de energía.

Enana blanca
Crédito: CfA/Mark A. Garlick / Wikimedia Commons

La cuestión es toda una cuestión de tiempo. En pequeñas enanas blancas , la cristalización coincide con un proceso que une el núcleo con las capas externas, lo que permite que la energía térmica se desprenda fácilmente. Una vez conectado, la estrella se enfría de manera bastante eficiente.

Tremblay agregó:

Todas las enanas blancas se cristalizarán en algún momento de su evolución, aunque más enanas blancas masivas pasan por el proceso antes. Esto significa que miles de millones de enanas blancas en nuestra galaxia ya han completado el proceso y son esencialmente esferas de cristal en el cielo”.

Para los astrónomos, este hallazgo proporciona observaciones que pueden ayudar a confirmar cómo las estrellas como nuestro Sol cambian con el tiempo, lo que nos da una idea mucho mejor de la evolución de nuestra galaxia.

El resto de nosotros puede contemplar el cosmos y apreciar entre los hornos ardientes de polvo de estrellas, hay incluso más gemas de las que jamás imaginamos.

El estudio científico ha sido publicado en la revista Nature.


Like it? Share with your friends!

441 shares
CodigoOculto.com
La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *