Planean crear un volcán artificial para detener el calentamiento global


1 comment, 321 shares
Planean crear un volcán artificial para detener el calentamiento global

Los efectos del cambio climático podrían traer un apocalipsis ambiental al planeta si no se toman las medidas necesarias para hacer frente al calentamiento global.

El tiempo ha demostrado que aunque hagamos un ajuste en nuestras vidas, como el dejar de usar demasiado plástico, aún se sigue quemando una gran cantidad de combustibles que calientan el planeta mediante la liberación de gases de efecto invernadero.

Debido a eso, los científicos están una gran cantidad de «planes de emergencia B» de geoingeniería para tratar de proteger al planeta mediante la manipulación del clima, sin embargo eso también podría traer efectos secundarios graves para la Tierra y sus futuras generaciones.

Volcán artificial y otros planes siniestros

Entre las propuestas para frenar el calentamiento global, hay una que implica crear falsas explosiones volcánicas para nublar nuestros cielos, mover la Tierra más lejos del Sol, e incluso reducir la humanidad para que generemos muchos menos gases de efecto invernadero.

Los proyectos suenan como material de ficción, pero la ciencia es seria. Entonces, por más siniestros que suenen, ¿algunos de estos planes será una realidad algún día?

Un equipo de ingenieros financiado en parte por Bill Gates de Microsoft ha anunciado que está buscando formas de atenuar el Sol imitando los efectos de una enorme erupción volcánica.

Un equipo de científicos están buscando formas de atenuar el Sol imitando los efectos de una enorme erupción volcánica
Un equipo de científicos están buscando formas de atenuar el Sol imitando los efectos de una enorme erupción volcánica.

Los científicos de la Harvard University esperan demostrar que al rociar pequeñas partículas en la estratosfera, podrían reducir el calentamiento global al reflejar algunos de los rayos del Sol de regreso al espacio antes de que lleguen a la Tierra.

El experimento apunta a replicar lo que sucedió naturalmente en 1991 cuando el Monte Pinatubo entró en erupción en Filipinas y arrojó 20 millones de toneladas de dióxido de azufre a la estratosfera.

Las nubes químicas que bloquean los rayos solares enfriaron el planeta en aproximadamente 0.5 grados durante 18 meses. Si dicha reducción se mantuviera, podría evitar algunos de los peores efectos del cambio climático, salvando el hielo del Ártico y los arrecifes de coral, y protegiendo a las comunidades bajas de las inundaciones, pero obviamente a un costo bastante alto.

Un experimento similar ya es una realidad, se trata de SCoPEx (Stratospheric Controlled Perturbation Experiment) y que será realizado a inicios del próximo año. Consistirá en enviar una aeronave a 19 kilómetros sobre el suroeste de los EE.UU. para liberar pequeñas columnas de hasta 1 kilogramo de carbonato de calcio para observar cómo dispersa la luz solar y cambia la química de la estratosfera.

Alejar a la Tierra del Sol

Otro plan que los científicos de la NASA han considerado seriamente es llevar la Tierra a un lugar más fresco lejos del Sol. Su plan se torna aún más siniestro al pretender desviar cometas hacia nuestro planeta para lograr esto.

Greg Laughlin, profesor de astronomía en la University of Yale, dice que los científicos podrían dirigir con cuidado un cometa o asteroide para que nos supere, y su atracción gravitatoria haría girar a la Tierra hacia el Sistema Solar.

Laughlin dijo en un comunicado:

La tecnología no es en absoluto inverosímil. Se trata de las mismas técnicas que las personas ahora sugieren que podrían usarse para desviar asteroides o cometas que se dirigen hacia la Tierra. No necesitamos poder bruto para mover la Tierra, solo necesitamos una delicadeza de planificación y maniobra”.

De acuerdo a los cientíticos, este plan podría agregar otros seis mil millones de años a la vida de nuestro planeta, duplicando efectivamente su tiempo de vida estimado.

Científicos han planteado alejar la Tierra del Sol para frenar el calentamiento global
Científicos han planteado alejar la Tierra del Sol para frenar el calentamiento global

Sin embargo, los críticos han atacado el plan presentado en la revista Astrophysics and Space Science, argumentando que incluso un pequeño error de cálculo causaría una colisión tan catastrófica que destruiría toda la vida del planeta.

Además, si la Tierra fuera empujada desde su posición actual, la Luna también podría ser sacada de órbita, desviándose hacia el espacio, alterando aún más nuestro clima por su efecto en las corrientes oceánicas que regulan el clima (transportando agua fría desde los polos a Los trópicos y viceversa) y las mareas.

¿Rediseño genético para adaptarnos?

Un filósofo de la Oxford University ha hecho una propuesta aún más radical, planteando que deberíamos diseñar genéticamente a nuestros hijos para que sean mucho más pequeños, para que coman menos, hagan menos demandas al medio ambiente y, en general, emitan menos gases de efecto invernadero.

En 2012, la Dra. Rebecca Roache también sugirió que podríamos modificar genéticamente a estos minihumanos para que sean «más verdes» al hacerlos alérgicos a la carne y quizás a los lácteos, para que ya no necesitemos criar ganado (una vaca produce alrededor de 100 kg de metano) gas por año (que es 20 veces más potente que un gas de efecto invernadero que el dióxido de carbono).

Científicos han propuesto modificar genéticamente a los humanos para volverlos más pequeños y así utilicen menos recursos naturales y contaminen menos
Científicos han propuesto modificar genéticamente a los humanos para volverlos más pequeños y así utilicen menos recursos naturales y contaminen menos

Además, la modificación genética podría producir bebés con ojos que reflejan la luz como los de un gato.

La Dra. Roache escribió en la revista Ethics, Policy and Environment:

Si todos tuvieran ojos de gato, no necesitarían tanta iluminación. La ingeniería humana merece más consideración en el debate sobre el cambio climático”.

¿Un muro gigante alrededor de la Antártida?

A medida que el calentamiento global se afianza, el agua que se derrite en los glaciares antárticos amenaza con inundar a millones de personas que viven en zonas bajas como las islas y las zonas costeras.

Los glaciares se desploman en los océanos cuando el agua de mar caliente socava las plataformas de hielo que sobresalen del mar. Ahora, unos científicos estadounidenses dicen que la respuesta podría ser construir un muro gigante alrededor de la Antártida.

Científicos estadounidenses dicen que se podría construir un muro gigante alrededor de la Antártida para evitar que el deshielo cause inundaciones
Científicos estadounidenses dicen que se podría construir un muro gigante alrededor de la Antártida para evitar que el deshielo cause inundaciones

En un artículo publicado en la revista The Cryosphere a principios de este año, Michael Wolovick, un glaciólogo de la Princeton University, argumentó que la construcción de un muro gigante frente a áreas de glaciares «en riesgo» podría protegerlos del colapso al evitar que el agua caliente de mar los socave.

Los «únicos» problemas son el costo y la practicidad. Wolovick admite que los ingenieros aún tienen que descubrir cómo construir un muro de proporciones gigantescas. Además, encontrar un país preparado para cubrir los enormes costos involucrados podría resultar igualmente problemático.

Pintar los techos de blanco

Los griegos han sabido desde los albores de la civilización que pintar en casas blancas refleja los rayos del sol y mantiene los edificios agradablemente frescos.

Investigadores del Lawrence Berkeley National Laboratory en California han propuesto reemplazar los materiales oscuros no reflectantes de los techos por materiales de color blanco podría reducir enormemente las emisiones de carbono en los países cálidos del mundo.

Dicen que reemplazar los materiales de techos oscuros no reflectantes por un techo blanco en una casa de tamaño promedio reduciría drásticamente la necesidad de aire acondicionado y reduciría las emisiones de dióxido de carbono en 10 toneladas métricas al año.

¿Cubrir el Ártico con plástico?

Como si el mundo no estuviera ya inmensamente contaminado por plástico, algunos científicos han propuesto que cubramos el Ártico con plástico blanco, tanto para preservar el hielo restante como para compensar la pérdida de reflectividad causada por la fusión de glaciares masivos.

Otra propuesta similar plantea en cubrir el océano con una espuma blanca que refleja el Sol. La espuma sería producida por bombas conectadas a represas, reservorios y barcos oceánicos, dicen los partidarios de la idea.

El único problema es que se necesitarían enormes cantidades de energía para producir esta espuma, lo que podría significar quemar toda una nueva carga de gases de efecto invernadero.

Crear super árboles

Los bosques del mundo ya absorben masas de dióxido de carbono durante la fotosíntesis, convirtiéndolo en azúcar y celulosa y almacenándolo en sus raíces, tronco y hojas.

Entonces, ¿por qué no creamos super árboles a través de la modificación genética que puedan absorber aún más? Esa es la idea de los investigadores estadounidenses en los Oak Ridge y el Lawrence Berkeley National Laboratories en California. Afirman que los super árboles pueden bloquear varios miles de millones de toneladas de dióxido de carbono cada año. El único problema es que esos árboles tardarán décadas en crecer.

Científicos han planteado crear super árboles modificados genéticamente para favorecer al medio ambiente
Científicos han planteado crear super árboles modificados genéticamente para favorecer al medio ambiente

Rociar sal en la tropósfera

Robert Nelson, investigador principal del Planetary Science Institute en Tucson, Arizona, cree que podríamos reducir el calentamiento global rociando sal barata y no tóxica a través de la troposfera superior, a 16 kilómetros sobre la superficie de la Tierra. La sal es altamente reflectante, por lo que podría reflejar la luz solar en el espacio.

Sin embargo, los críticos señalan que uno de los componentes químicos de la sal (cloruro de sodio) es el cloro, y que esto puede dañar la capa de ozono de la Tierra, como lo hacen los gases de clorofluorocarbono (CFC) presentes en los aerosoles.

Algunas ideas son bastante descabelladas, otras plantean modificar a la humanidad y hasta reducir a la población. Todos estos potenciales planes para frenar el calentamiento global podrían ser más peligrosos que beneficiosos, sin duda alguna.


Like it? Share with your friends!

1 comment, 321 shares
CodigoOculto.com
La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes.

One Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Por qué no sugieren dejar de podar bosques enteros, usar energías renovables , controlar los desechos plásticos, plantar más árboles , no alterar geneticamente nada…………. … en fin,…lo que todos sabemos pero muchos no lo respetan…………. Lo más coherente fue la que hacían los griegos en la antigüedad, pintar techos blancos para refractar el calor del sol.