Esta escena del nacimiento de Jesús es tan pequeña que puede caber dentro del ojo de una aguja, invisible para el ojo desnudo, y solo visible al microscopio.

La representación de Jesús en este nacimiento es mucho más pequeña que una célula humana, aunque al microscopio sus bellos detalles aparecen de inmediato.

El nacimiento ha sido denominado «Nano Holy Family» (o la «Nano Sagrada Familia»), y es un réplica de la escena de la Natividad en Vilnius, Lituania.

El pequeño Jesús mide aproximadamente 22.822 micrómetros con un diámetro de aproximadamente 12.5 micrómetros, y es más pequeño que una célula humana que puede tener un diámetro de 50 micrómetros.

La «Nano Sagrada Familia»

Son tantos los detalles que se han tenido en cuenta, que no solo la Sagrada Familia se encuentra presente, también lo están el establo, los Tres Reyes Magos, tres pastores, un camello, un toro, un burro, dos ovejas, y por supuesto, el pesebre.

Todas las esculturas han sido colocadas en un disco que tiene un diámetro de solo 300 micrómetros.

Un micrómetro (μm) es la millonésima parte de un metro.

La escultura fue creada por un equipo de 30 personas, compuesto por personal de la Vilnius Gediminas Technical University y el Vilnius University Laser Research Center en diciembre de 2017.

Para crear las esculturas, las estatuas originales en la Plaza de la Catedral fueron escaneadas con láseres.

Este es el nacimiento de Jesús más pequeño del mundo, y puede caber por el ojo de una aguja
Crédito: Associated Pres

Impresión 3D

Luego, cada una de las 15 esculturas individuales se construyó minuciosamente con una técnica de impresión 3D.

Esto implicó el uso de un láser para tallar con precisión las esculturas de pequeños trozos de plástico.

Los investigadores dicen que la técnica permite la fabricación en 3D de «casi cualquier microestructura de forma imaginable con una resolución extremadamente alta».

Lituania dio a conocer el nacimiento como un regalo de Navidad para el Papa Francisco en diciembre pasado.

La presidenta lituana Dalia Grybauskaite miró a través de un microscopio para ver una réplica de la cuna en la Plaza de la Catedral de Vilnius, el viernes 22 de diciembre.

Los científicos y estudiantes lituanos tardaron tres meses en crear la cuna minúscula a partir de un escaneo 3D de la guardería de tamaño natural, reduciéndola 10.000 veces.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here