En agosto, la tripulación de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) reparó una pequeña fuga que permitía que el aire escapara del puesto de avanzada en órbita: el daño que Rusia especuló podría haber sido el resultado de un sabotaje intencional.

Ahora, The Associated Press informa que un cosmonauta ruso que ayudó a investigar el daño durante una caminata espacial a principios de este mes ha dicho que quienquiera que haya perforado el hoyo parecía hacerlo desde el interior de la estación, aunque está lejos de estar convencido de que la perforación fue un acto de sabotaje.

La controversia que rodea este agujero ha revelado que las tensiones internacionales en la Tierra pueden llegar al espacio exterior, que durante mucho tiempo ha sido un refugio para la cooperación científica internacional, pero los comentarios del cosmonauta son un ejemplo alentador de cómo las figuras públicas de la comunidad de investigación pueden rechazar el uso. del espacio como campo de batalla proxy para conflictos terrestres.

Agujero en la Estación Espacial Internacional. De no haberse detectado a tiempo, los astronautas se hubieran quedado sin aire en 18 días
Agujero en la Estación Espacial Internacional. De no haberse detectado a tiempo, los astronautas se hubieran quedado sin aire en 18 días. Crédito: @NASASpaceflight / Twiteer

Charla Espacial

El lunes, informó la AP, el cosmonauta Sergei Prokopyev, que participó en la caminata espacial para investigar el daño, dijo en una conferencia de prensa después de regresar a la Tierra que el agujero parecía originarse dentro de la cápsula.

Pero Prokopyev también se «burló» de la idea de que un miembro de la tripulación de la ISS haya perforado el agujero, según AP.

Prokopyev dijo:

No deberías pensar tan mal de nuestra tripulación. Depende de los órganos de investigación juzgar cuándo se hizo ese agujero”.

Aire Fresco

Cuando se descubrió la filtración, la agencia espacial rusa dijo que el daño probablemente fue causado por un micrometeorito. Sin embargo, en un sorprendente punto de vista, el director de la agencia sugirió días más tarde que la filtración fue el resultado de un sabotaje intencional, incluso mencionando específicamente la evidencia de «varios intentos de perforación» con una «mano vacilante».

Sin embargo, Prokopyev se está comportando como un científico: informa sobre los hechos, pero retiene el juicio hasta después de la recopilación de todos los datos, un enfoque reconfortante durante una era caracterizada por reacciones instintivas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here