Un equipo de científicos de Austria han logrado predecir a dónde se dirigiría una rata solo observando qué neuronas se activaban en el hipocampo del roedor.

Los investigadores también crearon «mapas cerebrales» para visualizar qué decisiones tomaban los animales, según informa la revista Science Daily.

Durante el experimento, las ratas se movieron por un laberinto con ocho compartimientos, tres de los cuales contenían recompensas en forma de comida. Las ratas estuvieron en el laberinto más de una vez para formarse recuerdos de dónde estaban escondidas las recompensas.

¿Cómo realizaron el experimento?

El experimento consistió en observar cómo las ratas se movían en un laberinto con ocho compartimientos, tres de los cuales contenían recompensas de comida.

Representación de una rata en un laberinto y el experimento realizado
Representación de una rata en un laberinto y el experimento realizado. Crédito: IST Austria/Birgit Rieger

Las ratas estuvieron en el laberinto más de una vez para formarse recuerdos de dónde estaban escondidas las recompensas.

Esta tarea fue necesaria para determinar dos formas diferentes de memoria espacial: la referencia y la memoria de trabajo.

Tipos de memoria

La memoria de referencia es la memoria que permite a una rata recordar qué compartimientos contienen recompensas y cuáles no.

La memoria de trabajo es la memoria que hace un seguimiento de los compartimientos a los que aún no ha llegado la rata, para que el roedor no haga viajes innecesarios.

Para poner a prueba la memoria de trabajo los investigadores modificaron el experimento de tal manera que solo los compartimientos que contenían recompensas estuvieran abiertos, y para probar la memoria de referencia cerraron los compartimientos que la rata ya había visitado.

La actividad de las células de lugar de la rata en el momento de la elección de la ruta daba a los investigadores una idea de los planes inmediatos del animal.

En base a esto los investigadores no solo pudieron predecir la ruta que seguiría la rata, sino que también sabían de antemano cuándo cometería un error, «repitiendo un itinerario equivocado».

Los científicos plantearon la hipótesis de que el cerebro utiliza diferentes estrategias para resolver las tareas de la memoria de referencia y la de trabajo.

El estudio científico ha sido publicado en la revista Cell.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí