Científicos del MIT logran reducir objetos a escala nanométrica


286 shares
Científicos del MIT logran reducir objetos a escala nanométrica
Escena de la película «Downsizing» («Pequeña gran vida»). Crédito: Paramount Pictures

Un nuevo avance en nanotecnología es cortesía de un material que probablemente encontrará en cualquier vivero.

Un equipo de científicos del Massachusetts Institute of Technology (MIT) ha descubierto una manera de reducir de forma rápida y económica los objetos a nanoescala.

Han llamado a esto el proceso de fabricación  de implosión, y todo comienza con poliacrilato, el polímero súper absorbente que generalmente se encuentra en los pañales para bebés.

El tamaño importa

De acuerdo con el documento del equipo del MIT, publicado el pasado jueves en Science, el primer paso en el proceso de fabricación de la implosión es agregar una solución líquida a un trozo de poliacrilato, causando que se hinche.

A continuación, el equipo utilizó láseres para unir las moléculas de fluoresceína al poliacrilato en un patrón de su elección. Esas moléculas actuaron como puntos de anclaje para cualquier material que los investigadores quisieran reducir a nanoescala.

Los ingenieros de MIT han ideado una forma de crear objetos a nanoescala en 3-D al modelar una estructura más grande con un láser y luego reducirla. Esta imagen muestra una estructura compleja antes de encogerse
Los ingenieros de MIT han ideado una forma de crear objetos a nanoescala en 3-D al modelar una estructura más grande con un láser y luego reducirla. Esta imagen muestra una estructura compleja antes de encogerse. Crédito: Daniel Oran / MIT

Edward Boyden, investigador del MIT, dijo en un comunicado de prensa:

Usted coloca los anclajes donde quiera, y luego puede adjuntar lo que quiera a los anclajes. Podría ser un punto cuántico, podría ser un trozo de ADN, podría ser una nanopartícula de oro”.

Luego, los investigadores deshidrataron el poliacrilato con un ácido. Eso provocó que el material adherido al poliacrilato se redujera de manera uniforme a una milésima parte de su tamaño original.

Imagen de una nanoescala
Imagen de una nanoescala.

Echarse para atrás

Quizás el aspecto más interesante de la fabricación de implosión es su accesibilidad – de acuerdo con el comunicado de prensa del MIT, muchos laboratorios de biología y ciencias de los materiales ya tienen el equipo necesario para la reducción de los objetos a la nanoescala por su propia cuenta.

En cuanto a lo que esos investigadores podrían reducir, el equipo del MIT ya está explorando los posibles usos para la fabricación de implosiones, incluso en los campos de la óptica y la robótica. Pero en última instancia, no ven límite a las posibles aplicaciones de la técnica.

Boyden agregó:

Hay todo tipo de cosas que puedes hacer con esto. La democratización de la nanofabricación podría abrir fronteras que aún no podemos imaginar”.

El estudio científico ha sido publicado en la revista Science.


Like it? Share with your friends!

286 shares
Redacción CODIGO OCULTO
La verdad es más fascinante que la ficción.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *