Rastrean posible origen del visitante interestelar Oumuamua


325 shares
Rastrean el posible origen del visitante interestelar Oumuamua
Crédito: ESO/M. Kornmesser

Un equipo de astrónomos han rastreado el objeto interestelar ‘Oumuamua a varias posibles estrellas. El objeto fue descubierto a finales de 2017 y fue la primera vez se pudo observar un objeto astronómico de otro sistema estelar visitando nuestro propio Sistema Solar.

Ahora, un grupo de astrónomos dirigido por Coryn Bailer-Jones del Max Planck Institute for Astronomy ha logrado retroceder en el movimiento de ‘Oumuamua e identificar cuatro estrellas candidatas donde podría haberse originado el objeto interestelar. Estudios anteriores habían intentado reconstrucciones similares del origen de ‘Oumuamua, pero no habían presentado candidatos plausibles.

Un nuevo ingrediente crucial

A estos estudios anteriores les faltaba un ingrediente crucial: en junio de 2018, un grupo dirigido por el astrónomo de la ESA Marco Micheli había demostrado que la órbita de ‘Oumuamua dentro del Sistema Solar no es la de un objeto en caída libre, es decir, de un objeto que se mueve exclusivamente bajo la influencia de la gravedad. En cambio, hubo una aceleración adicional cuando el objeto estaba cerca del Sol. La explicación probable es que ‘Oumuamua tiene cierta similitud con un cometa, con hielo que, cuando es suficientemente calentado por la luz solar, produce gas que a su vez acelerará el objeto de origen como un cohete extremadamente débil. Aunque es débil -la emisión de gases no era visible en las imágenes como lo es con los cometas cercanos al Sol- es demasiado grande para ser ignorada cuando retrocede en la órbita.

El nuevo estudio de Bailer-Jones y sus colegas toma en cuenta cómo la órbita de ‘Oumuamua ha cambiado a medida que el objeto pasaba cerca del Sol, dando a los astrónomos una estimación precisa de la dirección del origen del objeto, así como la velocidad a la que ingresó a nuestro sistema solar

Eso podría resolver cómo Oumuamua ingresó al sistema solar, pero ¿qué pasa con las estrellas que encontró en el camino y su gravedad combinada que habrá influido en la trayectoria del objeto? Para esta parte de la reconstrucción, Bailer-Jones hizo uso de una colección de datos que la misión Gaia de la ESA lanzó justo en abril.

Los datos incluyen información precisa sobre posiciones, movimiento en el cielo y paralaje (como medida de distancia), para 1.3 billones de estrellas.

A continuación, los astrónomos observaron un seguimiento aproximado: un escenario simplificado en el que tanto ‘Oumuamua y todas las estrellas se mueven a lo largo de líneas rectas, a velocidades constantes. A partir de este escenario, seleccionaron unas 4500 estrellas que eran candidatos prometedores para un encuentro más cercano con ‘Oumuamua. Luego vino el siguiente paso: Rastrear los movimientos pasados ​​de estos candidatos, y de ‘Oumuamua.

Buscando hogares candidatos para ‘Oumuamua

Varios estudios ya habían sugerido que ‘Oumuamua fue expulsado del sistema planetario de su estrella durante la fase de formación planetaria, cuando había muchos objetos de pequeño tamaño («planetesimales») volando alrededor de los cuales interactuaban con planetas gigantes en el sistema. Es probable que la estrella de origen del objeto tenga dos propiedades clave: rastrear la órbita de ‘Oumuamua nos llevará directamente de vuelta a, o al menos muy cerca de, la estrella de origen. Además, la velocidad relativa de ‘Oumuamua y su estrella de origen es probable que sea comparativamente lenta: los objetos no suelen ser expulsados ​​de sus sistemas domésticos a gran velocidad.

Bailer-Jones y sus colegas encontraron cuatro estrellas que son posibles candidatos para el mundo natal de Oumuamua. Las cuatro son estrellas enanas. La que estuvo más cerca de ‘Oumuamua, al menos hace aproximadamente un millón de años, es la estrella enana rojiza HIP 3757. Se acercó a unos 1.96 años luz. Dadas las incertidumbres no contabilizadas en esta reconstrucción, eso es lo suficientemente cercano para que ‘Oumuamua se haya originado a partir de su sistema planetario (si la estrella tiene uno). Sin embargo, la velocidad relativa comparativamente grande (aproximadamente 25 km / s) hace que sea menos probable que este sea el hogar de ‘Oumuamua.

El siguiente candidato, HD 292249, es similar a nuestro Sol, estaba un poco menos cerca de la trayectoria del objeto, a 3.8 millones de años, pero con una velocidad relativa menor de 10 km / s. Los dos candidatos adicionales se encontraron con ‘Oumuamua a 1.1 y 6.3 millones de años, respectivamente, a velocidades y distancias intermedias.

Indicaciones adicionales

Si bien estos cuatro son candidatos plausibles, aún se necesita más investigación para comprobar su real origen. Para expulsar ‘Oumuamua a las velocidades observadas, el sistema hogareño habría necesitado contar con un planeta gigante adecuado que pudiera lanzar a ‘Oumuamua a las profundidades del espacio. Hasta el momento, no se ha detectado ningún planeta en torno a esas estrellas, pero dado que ninguna de las estrellas ha sido examinada de cerca por planetas hasta ahora, eso podría cambiar en el futuro.

El estudio también está limitado por el número limitado de velocidades radiales incluidas en el segundo lanzamiento de datos de Gaia. El tercer lanzamiento de Gaia, previsto para 2021, debería proporcionar esos datos para una muestra de estrellas diez veces mayor, lo que podría conducir a la identificación de candidatos adicionales. La búsqueda del hogar de ‘Oumuamua continúa. El estudio presentado aquí presenta candidatos interesantes, pero todavía no hemos seguido a nuestro visitante interestelar hasta el final.

EL estudio científico ha sido publicado en el sitio web de pre-impresión arXiv.org.


Like it? Share with your friends!

325 shares
CodigoOculto.com
La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *