Monjes con capacidades «superhumanas» sorprenden a científicos de Harvard

Monjes con capacidades «superhumanas» demuestran a científicos de Harvard lo que pueden hacer

Es fascinante considerar cuántas enseñanzas antiguas nos dicen que los seres humanos tienen la capacidad de obtener poderes extraordinarios a través de diversas técnicas. Algunas de estas técnicas, conocidas como siddhis en la tradición del yoga (del sánscrito, que significa «perfección»), incluyen la meditación, el baile estático, uso de tambores, orar, ayunar, psicodélicos y más.

En el budismo, por ejemplo, la existencia de poderes avanzados es fácilmente reconocido; de hecho, Buda esperaba que sus discípulos fueran capaces de alcanzar estas habilidades, pero también que no se distraigan con ellas.

Un profesor de estudios budistas y tibetanos en la Universidad de Michigan, Donald López Jr., describe las muchas habilidades atribuidas a Buda:

Con esta iluminación, se creía que se podía obtener todo tipo de poderes sobrenaturales, incluyendo el pleno conocimiento de cada una de sus vidas pasadas y las de otros seres, la capacidad de conocer los pensamientos de otros, la capacidad de crear dobles de sí mismo, la capacidad de levitar y dispararsimultáneamente fuego y agua de su cuerpo… Aunque pasó al nirvana a la edad de ochenta y un años, él podría haber vivido ‘por un aón o hasta el final del eón’, si sólo se le hubiera pedido que lo hiciera.” (Fuente)

Una vez más, existen numerosas anécdotas históricas de personas con, como lo llama el Institute of Noetic Sciences, «capacidades humanas ampliadas». Dado que este artículo se centra en los monjes budistas, aquí hay otro ejemplo de la tradición escrita por Swami Rama en Living con los Maestros del Himalaya:

Nunca antes había visto a un hombre que pudiera estar sentado sin pestañear los párpados durante ocho o diez horas, pero este adepto era muy inusual. Levitó a una altura de dos pies y medio durante sus meditaciones. Medimos esto con una cuerda, que fue medida más adelante por una regla. Sin embargo, quisiera dejar claro que, como ya he dicho, no considero que la levitación sea una práctica espiritual. Es una práctica avanzada de pranayama con aplicación de bandeaus (cerraduras). Quien conoce la relación entre masa y peso entiende que es posible levitar, pero sólo después de una larga práctica…”

Él (también) tenía el poder de transformar la materia en diferentes formas, como cambiar una roca en un cubo de azúcar. A la mañana siguiente, uno tras otra, hizo muchas cosas así. Me dijo que tocara la arena y que los granos de arena se convirterían en almendras y anacardos. Yo había oído hablar de esta ciencia antes y conocía sus principios básicos, pero apenas había creído tales historias. No he explorado este campo, pero estoy plenamente familiarizado con las leyes de la ciencia.” (Fuente)

Muchas de estas historias existen dentro de la literatura y la sabiduría, pero son sólo historias, hasta los lectores deberán decidir si tienen alguna credibilidad en realidad. Por supuesto, quien se suscriba a varias enseñanzas antiguas, estaría más inclinado a creer que estas son más que solo historias y cuentos. Con la ciencia arrojando luz sobre las posibles verdades del misticismo antiguo, no es inverosímil pensar que, en algún momento, estas habilidades eran un conocimiento más común.

Hoy en día, ha habido una serie de estudios dentro de los ámbitos de la parapsicología que han dado resultados estadísticamente significativos, especialmente al examinar los hallazgos que provienen de la física cuántica. Por eso Max Planck, físico teórico que originó la teoría cuántica, afirmó que «consideraba la conciencia como fundamental» y que consideraba «la materia como derivada de la conciencia». También escribió que «no podemos estar detrás de la conciencia» y que «todo de lo que hablamos, todo lo que consideramos como existente postula la conciencia». Y el Dalai Lama ha apoyado este punto de vista:

En términos generales, aunque hay algunas diferencias, creo que la filosofía budista y la mecánica cuántica pueden estrechar la mano sobre su visión del mundo. Podemos ver en estos grandes ejemplos los frutos del pensamiento humano. Independientemente de la admiración que sentimos por estos grandes pensadores, no debemos perder de vista el hecho de que eran seres humanos tal como somos.” (Fuente)

R.C. Henry, Profesor de Física y Astronomía en la Universidad John Hopkins, explica las cosas más allá:

Una conclusión fundamental de la nueva física también reconoce que el observador crea la realidad. Como observadores, estamos personalmente involucrados en la creación de nuestra propia realidad. Los físicos se ven obligados a admitir que el universo es una construcción ‘mental’. El físico pionero Sir James Jeans escribió: ‘La corriente del conocimiento se dirige hacia una realidad no mecánica; el universo comienza a parecer más un gran pensamiento que una gran máquina. La mente ya no parece ser un intruso accidental en el reino de la materia, sino que debemos alegrarla como creadora y gobernadora del reino de la materia. El universo es inmaterial, mental y espiritual. (Fuente)

Para una lista seleccionada de artículos de revistas revisados por pares que reportan estudios de fenómenos psíquicos, publicados en su mayoría en el siglo XXI, puede hacer clic AQUÍ.

Harvard y los monjes del Himalaya

Durante una visita a monasterios remotos en la década de 1980, el profesor de medicina  de Harvard Herbert Benson y su equipo de investigadores estudiaron monjes que viven en las montañas del Himalaya que podían, por «g Tum-mo» (una técnica de yoga), elevar la temperatura de los dedos de las manos y los pies hasta 17 grados. Todavía se desconoce cómo los monjes son capaces de generar ese calor. (Fuente)

Y si lo anterior te pareció sorprendente, los investigadores también estudiaron meditadores avanzados en Sikkim, India, donde se asombraron al encontrar que estos monjes podrían reducir su metabolismo en un 64 por ciento. (Fuente)

En 1985, el equipo de investigación de Harvard hizo un vídeo de los monjes secando hojas frías yhúmedas solamente con el calor del cuerpo. Monjes pasando las noches de invierno a 15.000 pies de altura en el Himalaya tampoco es infrecuente.

Si está interesado en este tema, les recomiendo leer Supernormal: Science, Yoga, and the Evidence for Extraordinary Psychic Abilities, escrito por el Dr. Dean Radin, Científico Principal del Institute of Noetic Sciences.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0