Misteriosamente el código genético dejó de evolucionar hace millones de años

Misteriosamente el código genético dejó de evolucionar hace millones de años

Según los investigadores, el código genético dejó de evolucionar hace millones de años, pero ¿cuál es la razón de esto?

Según los expertos, se alcanzó el límite del código genético cuando la evolución llegó a un alto repentino.

A pesar de que la vida en nuestro planeta sigue evolucionando, el código genético, esa máquina de misterio que impulsa la vida, ha permanecido estática utilizando los mismos comandos y componentes de la misma manera que lo hizo en el pasado distante, miles de millones de años atrás.

Se sabe que en un determinado momento en la larga historia de nuestro planeta, la evolución de nuestro código genético se detuvo cuando llegó a su meseta, lo que ha impedido un mayor desarrollo. Durante décadas, los científicos no tenían ni idea de por qué, pero ahora, gracias a un nuevo estudio, los investigadores creen que la evolución de nuestro código genético se detuvo debido a limitaciones en la forma en que nuestro ADN se traduce para producir proteínas.

Con el fin de comprenderlo, investigadores de España se centraron en una molécula de ARN llamada ARN de transferencia (tRNA).

Los científicos creen que la evolución de código genético se estancó debido a las limitaciones en la forma en que el ADN se traduce para producir proteínas.

Los científicos creen que la evolución de código genético se estancó debido a las limitaciones en la forma en que el ADN se traduce para producir proteínas.

Curiosamente cuando Francis Crick describió el código genético en la década de 1960, la misteriosa interrupción en la evolución del código fue referida por él como un «accidente congelado».

Los científicos creen que esto se debe a que el código genético se desarrolló sólo lo suficiente para tener en cuenta 20 aminoácidos, que son los componentes básicos de las proteínas. El código genético con el tiempo llegó a un punto en que era incapaz de alterarse o ampliarse, lo que podría explicarse por los más de 20 aminoácidos que provocaron que permanezca estático o congelado en el tiempo por miles de millones de años.

El cuerpo humano puede unir aminoácidos disponibles para hacer proteínas, pero utiliza aminoácidos adicionales que no están incluidos en el código genético.

Curiosamente, los investigadores dicen que nuestro código genético podría haberse desarrollado para utilizar hasta 63 aminoácidos, pero por alguna razón se detuvo en 20. Diversos expertos creen que si la «maquinaria» que lee el ADN y lo traduce a proteínas incluye más de 20 aminoácidos, es muy probable que numerosos errores hubieran estado presentes, llevando a un colapso eventual del sistema biológico.

El Profesor Lluís Ribas de Pouplana, un genetista del Instituto de investigación Biomédica (IRB Barcelona) y autor principal del estudio, dijo en una entrevista a Mail Online: «La síntesis de proteínas basada en el código genético es la característica fundamental de los sistemas biológicos, y es fundamental para garantizar la traducción fiel de la información».

Cada ARN de transferencia solo tiene dos regiones centrales que se unen a un aminoácido específico en un extremo. Los científicos dicen que varios sellos genéticos podrían codificarse para el mismo aminoácido, y la combinación de estas áreas son lo que le da una identidad a cada tRNA.

Los científicos están buscando la manera de superar las limitaciones establecidas por miles de millones de años, con la ayuda de la biología sintética.

«Por tanto, es poco probable que el límite vaya a cambiar de forma natural, lo que sin duda podría generar un cuello de botella para la diversidad molecular. Artificialmente, sin embargo, somos capaces de aumentar el número de aminoácidos utilizados por las células bajo condiciones de laboratorio. Creo que nuestro trabajo se suma a la idea de que la adición de nuevos aminoácidos en un contexto natural requeriría de una muy dramática ingeniería del sistema. Algo que la naturaleza no puede hacer. Cómo hacer esta ingeniería es la pregunta principal que se abre después de nuestro estudio», declaró el Profesor Ribas en la entrevista.

El estudio ha sido publicado en Science Advances.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0