El «asteroide de la muerte» sigue lanzando objetos al espacio y los científicos están desconcertados


1 comment, 2.2k shares
El «asteroide de la muerte» sigue lanzando objetos al espacio y los científicos están desconcertados
El asteroide Bennu sigue lanzando partículas al espacio. Crédito: Lauretta et al., Science, 2019 / NASA / Goddard / University of Arizona

En diciembre de 2018, la nave espacial OSIRIS-REx llegó al asteroide Bennu, y al cabo de solo una semana descubrió que estaba lanzando partículas al espacio.

Obviamente esto desconcertó a los investigadores de NASA, y ahora, pasado un año, han vuelto a quedar desencajados al confirmar que el llamado «asteroide de la muerte», sigue lanzando partículas.

Ubicada a aproximadamente 160 millones de kilómetros del Sol, este asteroide de 487 metros tiene ahora a los científicos realmente desorientados; según informa Wired.

Y lo más sorprendente es que los objetos que lanza al espacio, son rocas tan grandes como de varios metros de diámetro.

Asteroide Bennu visto desde 5 kilómetros de distancia. Crédito: NASA / Goddard / University of Arizona

Lanzamientos continuos

Una investigación publicada recientemente en la revista Science, informa que los investigadores de NASA observaron que el material expulsado del asteroide se produjo desde lugares inesperados y considerados sin importancia. Además, la observación de partículas lanzadas ha sido constante, en al menos tres veces desde enero de 2019.

Dante Lauretta, investigador principal de OSIRIS-REx en la University of Arizona, Tucson, dijo en un comunicado:

Entre las muchas sorpresas de Bennu, las expulsiones de partículas despertaron nuestra curiosidad, y hemos pasado los últimos meses investigando este misterio. Esta es una gran oportunidad para ampliar nuestro conocimiento sobre cómo se comportan los asteroides”.

Como indica Lauretta, hasta la fecha los investigadores continúan tratando de descubrir qué es lo que causa los misteriosos «eventos de eyección».

Carl Hergenröther, un astrónomo de la University of Arizona, dijo en un comunicado a Wired:

Nadie ha visto nunca un asteroide activo de cerca como este. No fue hace tanto tiempo que la sabiduría convencional decía que los asteroides son estos cuerpos muertos que no cambiaron mucho”.

Se le denomina «asteroides activos» a las rocas espaciales que están perdiendo su masa. También se les conoce como «cometas del cinturón principal», debido a que a menudo se les confunde con cometas, ya que dejan rastros de polvo a su paso, bastante parecidos a la cola de un cometa.

En las imágenes de los telescopios, los denominados «cometas del cinturón principal» a veces muestran colas como los cometas. Crédito: Jewitt et al , 2012

Teorías sobre Bennu

Los científicos han esbozado diversas teorías para tratar de explicar el anómalo comportamiento de Bennu.

  1. Una de las teorías apuntan a impactos de meteoritos que podrían causar que Bennu expulse fragmentos más pequeños hacia el espacio.
  2. Otra teoría planteada sostiene que las temperaturas del asteroide podrían cambiar violentamente causando que las rocas se desprendan en un proceso conocido como «fractura por tensión superficial».
  3. Y una teoría más sugiere que el vapor de agua existente en esta roca espacial podría causar que la presión se acumule, manifestándose a través de las grietas y poros de las rocas.

Sin embargo, ninguna de las sugerencias parece satisfacer por completo a los investigadores, quienes se muestran hasta ahora con muchas más preguntas que respuestas.

Las rayas azules en la imagen representan las partículas expulsadas de Bennu el 19 de enero. Crédito: Lauretta et al., Science, 2019

Hergenrother dijo a Wired:

Lo que estamos viendo es algo que nunca hubiéramos podido ver desde el suelo. Entonces, la pregunta que aún tenemos en mente es si estamos viendo un proceso de menor intensidad que es similar a lo que sucede en otros asteroides activos, ¿o es algo completamente diferente?”.

En verano de 2020, OSIRIS-REx recolectará una muestra del asteroide y regresará a la Tierra, arribando en 2023. Sin embargo, será complicado determinar si las partículas que se obtendrán en la muestra son parte del material expulsado.

Si los científicos, efectivamente obtienen un fragmento de roca lanzada, entonces podremos aprender más sobre los asteroides activos y responder al enigma de qué es lo que causa la expulsión de partículas.

La nave espacial OSIRIS-REx permanecerá el suficiente tiempo cerca de Bennu, para estudiarlo y posiblemente aprender mucho más de la roca espacial antes de recolectar alguna muestra. Es posible que nos encontremos con algunas sorpresas.

El estudio científico ha sido publicado en la revista Science.

Fuente: Wired / OSIRIS-REx


Like it? Share with your friends!

1 comment, 2.2k shares
Fernando T.

Fernando es informático e investigador de MUFON, con una fascinación extrema por la astronomía y la naturaleza. Él dice que sería feliz escribiendo debajo de un árbol cada día. Colabora en CodigoOculto.com con notas sobre hallazgos científicos, temas de actualidad, ufología y noticias sobre el ambiente y la naturaleza. Como Editor en Jefe de CodigoOculto.com, también realiza la revisión de todo el material publicado y su correcta difusión.

One Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *