Un equipo de científicos han descubierto que una especie de serpiente antigua tuvo extremidades posteriores durante unos 70 millones de años antes de perderlas. Esto muestra que estas criaturas vivieron con éxito usando patas durante mucho tiempo antes de perderlas y desarrollar la forma característica del cuerpo que podemos ver hoy, lo que se suma a la complicada historia de la evolución de la serpiente.

Generalmente se cree que las serpientes evolucionaron a partir de lagartos. Con el tiempo, sus piernas se hicieron más pequeñas y eventualmente se perdieron por completo. Algunas especies de serpientes, incluidas las pitones y las boas, aún conservan los restos de sus patas con pequeños dígitos que utilizan para agarrar durante el apareamiento. Se desconoce exactamente cómo y cuándo aparecieron las primeras serpientes sin extremidades en la Tierra, pero los fósiles muestran que sus antepasados ​​todavía existían hace unos 100 millones de años.

Comprender cómo evolucionaron las serpientes es difícil porque sus esqueletos son pequeños y frágiles, lo que significa que rara vez están bien conservados. Sin embargo, entre 2012 y 2017 los investigadores que trabajan en el norte de la Patagonia, Argentina, encontraron un tesoro de fósiles de serpientes antiguas, que incluyen una docena de cráneos y media docena de esqueletos pertenecientes a la especie Najash.

Descubren una serpiente de hace 100 millones de años con extremidades posteriores
Las muestras de Najash muestran piezas parciales del cráneo, vértebras asociadas y costillas. Crédito: Science Advances

Dirigido por Fernando Garberoglio, un paleontólogo de la Universidad Maimónides, Buenos Aires, el equipo descubrió lo que se cree que es la colección de serpientes fósiles más grande y mejor conservada del mundo. Estos fósiles datan de diferentes períodos y, debido a su alto nivel de conservación, el equipo pudo construir una imagen en 3D de la anatomía de la especie.

Serpientes con patas hace 70 millones de años

Los resultados mostraron que mantuvieron las patas traseras durante unos 70 millones de años. También se descubrió que tenían pómulos, algo que sus descendientes también perdieron.

Garberoglio dijo en un comunicado:

Nuestros hallazgos respaldan la idea de que los antepasados ​​de las serpientes modernas eran de gran cuerpo y boca grande, en lugar de pequeñas formas de madriguera como se pensaba anteriormente”.

Por qué estas serpientes perdieron sus extremidades sigue siendo un misterio. Garberoglio declaró que esta especie de serpiente antigua es solo una de las muchas que perdió sus extremidades: el desarrollo, dijo, es un caso de evolución convergente, donde múltiples especies que ocupan diferentes nichos evolucionan independientemente para desarrollar las mismas características.

Descubren una serpiente de hace 100 millones de años con extremidades posteriores
Una imagen de uno de los cráneos de serpiente fosilizados. Los investigadores dicen que esta es la colección más completa y mejor conservada de fósiles de serpientes en el mundo. Crédito: Fernando Garberoglio

Garberoglio dijo que sus hallazgos, junto con los avances recientes en la paleontología de las serpientes, muestran que la evolución de las serpientes estaba relacionada con especializaciones en sus cabezas, más que con el cuerpo y su alargamiento y pérdida de extremidades.

Garberoglio agregó:

Esto contrasta con las hipótesis anteriores que consideraban la reducción de las extremidades y el alargamiento del cuerpo como los principales impulsores de la evolución de la serpiente”.

El siguiente paso en la investigación es encontrar más fósiles de serpientes para que puedan comparar esta especie con otras. Garberoglio también espera mirar a las serpientes que vivieron en el antiguo continente de Gondwana para comprender el papel que desempeñaron en la evolución de las serpientes.

El estudio científico ha sido publicado en la revista Science Advances.

Fuente: Newsweek / EurekAlert

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here