Podrían haber encontrado evidencia de la existencia de un profeta bíblico

Podrían haber encontrado evidencia de la existencia de un profeta bíblico

Isaías, el personaje bíblico y profeta que vaticinó la venida del Mesías puede haber sido una persona real.

Un equipo de investigadores han encontrado un antiguo sello de arcilla, marcado con su nombre, y correspondiente a la época en que, según los informes, estaba vivo.

El sello, que es denominado «bulla», fue recuperado de un basurero de 2.700 años de antigüedad en el Ophel, que data de alrededor del siglo VIII a.C., y está inscrito con el nombre del profeta judío.

Fue encontrado a solo 3 metros de donde se encontró el bulla del rey Ezequías de Judá (en 2015), del cual Isaías fue consejero.

Eilat Mazar, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, dijo en un comunicado:

Parece que hemos descubierto una impresión de sello, que pudo haber pertenecido al profeta Isaías, en una excavación científica y arqueológica. Si es que esta bulla es realmente la del profeta Isaías, entonces no debería ser una sorpresa descubrir esta bulla junto a una que lleva el nombre del rey Ezequías dada la relación simbiótica del profeta Isaías y el rey Ezequías descrito en el Biblia.”

La reliquia, que, lamentablemente, se encuentra rota, tiene aproximadamente un centímetro (0,4 pulgadas) de diámetro y está estampada con el nombre de Yesha’yah [u] (Isaías) en letras hebreas, seguido de las letras NVY , que son las tres primeras letras de la palabra hebrea para profeta, que se deletrea nun-beit-yod-aleph.

Crédito: members.bib-arch.org

Si el aleph estaba o no presente es imposible de determinar, ya que la bulla se rompe después de la ‘yod’. Pero si lo hubiera sido, el sello diría, en su totalidad, «Isaías el Profeta».

Mazar agregó:

La ausencia de esta carta final requiere que dejamos abierta la posibilidad de que simplemente podría ser el nombre de Navi. El nombre de Isaiah, sin embargo, es claro”.

El sello pudo haber pertenecido a algún otro Isaiah que se encontraba en ese momento, ya que el nombre era común, y las bullas comúnmente hacen referencia al padre del signatario. El padre de Isaías no era Navi, sino Amoz.

Sin embargo, si la bulla se refiere a Isaías el Profeta, constituiría la primera evidencia de su existencia fuera de los textos religiosos, incluida la Biblia, donde sus hazañas se describen en el Libro de Isaías.

Crédito: members.bib-arch.org

Según mazar, aunque la bulla no puede constituir prueba definitiva de que Isaías existió, sigue siendo un hallazgo extraordinario. Su cercana relación a la bulla de Ezequías y el hecho de que solo las personas de estatus usaban bullas, abre la posibilidad de que el sello perteneciera al Isaías Bíblico.

También, fascinantemente, en el reverso está la huella del tejido, lo que indica que el sello se utilizó para cerrar un paquete de tela, y está marcado por la huella digital, probablemente de la persona que selló el paquete. Quizás este fue el mismo Isaías.

Mazar escribió en su en su artículo:

El descubrimiento de las estructuras reales y los hallazgos de la época del rey Ezequías en el Ophel es una oportunidad única para revelar vívidamente este momento específico en la historia de Jerusalén. Los hallazgos nos llevan a un ‘encuentro’ casi personal con algunos de los personajes clave que tomaron parte en la vida de Ophel, incluido el rey Ezequías y, tal vez, también el profeta Isaías”.

El artículo científico ha sido publicado revista Biblical Archeology Review.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Al dejar un comentario se solicitan datos como tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en las próximas visitas. Para enviar un comentario debes primero leer y aceptar nuestras Políticas de Privacidad