Erupciones volcánicas devastadoras serán comunes en el futuro, dicen científicos

Erupciones volcánicas devastadoras serán comunes en el futuro, dicen científicosCrédito: WikiImages / Pixabay

Hace pocos días una potente erupción volcánica causó la evacuación de más de 50.000 personas en Filipinas, además de enviar ceniza a más de una milla en el cielo.

Otra erupción en una estación de esquí en Japón originó una avalancha que terminó matando a una persona y dejando a muchas otras atrapadas en la montaña.

La tendencia sigue en aumento, y estos hechos aún aislados son el ejemplo de cómo se vería el mundo en los próximos años, donde monstruosas erupciones volcánicas sea algo común.

Ahora, un estudio científico publicado en la revista Geology sugiere que la actividad volcánica podría aumentar a medida que el planeta se calienta debido al cambio climático causado por los humanos.

Un estudio científico publicado en la revista Geology sugiere que la actividad volcánica podría aumentar a medida que el planeta se calienta debido al cambio climático causado por los humanos

Un estudio científico publicado en la revista Geology sugiere que la actividad volcánica podría aumentar a medida que el planeta se calienta debido al cambio climático causado por los humanos. Crédito: Pixabay

De acuerdo a los investigadores, la clave es la relación existente entre el hielo glacial y el magma subsuperficial.

Para realizar la investigación y comprender mejor el efecto, los investigadores analizaron los registros de erupciones volcánicas en Islandia hace 5.000 a 4.500 años, cuando el clima era mucho más frío de lo que es hoy.

Los investigadores observaron los depósitos de cenizas en el registro geológico en Islandia y Europa, y descubrieron qué períodos habían aumentado la actividad volcánica en base a cenizas más gruesas y diseminadas en lagos y turberas.

El equipo luego analizó estos períodos de alta actividad en relación con los tiempos de retroceso glacial. Esto permitió que descubran que el número de erupciones disminuyó a medida que el clima se enfriaba y aumentaba la cobertura glacial.

Durante ese tiempo, también hubo una reducción en el volumen de lava que salió de los volcanes islandeses.

Luego procedieron a comprobar lo contrario, descubriendo que también ocurrió. Es decir, cuando los glaciares retrocedieron, los investigadores encontraron que la actividad volcánica se incrementó.

Los científicos dicen que el hielo glacial de la Tierra se está derritiendo a un ritmo sin precedentes debido al cambio climático. Entre 1979 y 2006, el derretimiento de verano de la capa de hielo de Groenlandia aumentó en un 30 por ciento, según el National Snow and Ice Data Center.

En el Parque Nacional Glacier, todos menos 26 de los 150 glaciares que existían a fines del siglo XIX se han derretido , y los científicos predicen que perderemos el resto.

Sin embargo, el nuevo estudio encontró un retraso de 600 años entre la expansión de los glaciares y la disminución de la actividad volcánica; dijo Graeme T. Swindles, autor principal del artículo y profesor de la Universidad de Leeds, a Scientific American.

El documento no calculó cuánto tiempo transcurrió entre el retroceso de los glaciares y el aumento de las erupciones, pero el retraso podría ser similar.

«Dado el retraso de tiempo identificado aquí, el aumento de las erupciones volcánicas debido a la desglaciación en curso desde el final de la Pequeña Edad de Hielo puede no ser evidente durante cientos de años», dice el informe.

Si bien la relación entre la disminución de los glaciares y el aumento de la actividad volcánica no se comprende completamente, la conexión probablemente se deba a la presión que el hielo glacial ejerce sobre la superficie de la Tierra. Cuando la presión disminuye, el magma puede burbujear más fácilmente.

«Después de que se eliminan los glaciares, la presión de la superficie disminuye, y los magmas se propagan más fácilmente a la superficie y, por lo tanto, entran en erupción», dijo Swindles.

Islandia tiene muchos glaciares y es volcánicamente activo, por lo que el área puede ser más susceptible a este efecto que, por ejemplo, Filipinas. Pero Swindles advirtió que la tendencia probablemente no se limite al país del norte.

«Creo que podemos predecir que probablemente veremos mucha más actividad volcánica en áreas del mundo donde los glaciares y los volcanes interactúan», dijo Swindles, señalando el noroeste del Pacífico, Sudamérica y la Antártida.

El estudio científico ha sido publicado en la revista Geology.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Al dejar un comentario se solicitan datos como tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en las próximas visitas. Para enviar un comentario debes primero leer y aceptar nuestras Políticas de Privacidad