Astrónomos de NASA secuencian ADN de organismos desconocidos en Estación Espacial


1 comment, 1 share
Astrónomos de NASA secuencian ADN de organismos desconocidos en Estación Espacial

Los astrónomos de la Estación Espacial Internacional secuenciaron con éxito los genes de tres organismos desconocidos y los identificaron correctamente sin enviar las muestras a la Tierra. El trabajo, parte de un proyecto conocido como Genes in Space-3, hace que la identificación de la vida en planetas extraños (a través de su ADN) y el tratamiento de los astronautas enfermos a bordo de la estación espacial se acerquen a la realidad.

El proceso no fue fácil, pero los científicos descifraron el código separando el ADN y haciendo copias que podrían estudiarse. Esta información se usó para determinar la composición genética de las muestras para que los científicos pudieran determinar correctamente cuáles eran los microbios desconocidos.

La investigación se llevó a cabo completamente en el laboratorio en órbita, y se unieron en dos procesos separados. Primero, la astronauta de la NASA Peggy Whitson y su equipo recogieron microorganismos. Luego, crearon múltiples muestras usando un proceso conocido como reacción en cadena de la polimerasa. Esta técnica común implica hacer nuevas hebras de ADN a partir de las viejas para producir potencialmente miles de millones de copias de una sección particular de ADN.

Utilizando sus muestras, los científicos luego transfirieron las colonias bacterianas de placas de Petri a tubos de ensayo, una primicia para los investigadores en el espacio. Secuenciaron el ADN para determinar el orden exacto de los nucleótidos, los componentes genéticos de cada uno. Esta información permitió a los científicos identificar los organismos, que anteriormente eran desconocidos.

Como explicó la NASA en su anuncio original en abril, el éxito se atribuyó a la combinación de dos técnicas que antes no se usaban juntas: miniPCR, un dispositivo que permitía al equipo duplicar las muestras, y MinION, una máquina portátil utilizada para secuenciar el ADN.

«Lo que el acoplamiento de estos diferentes dispositivos está haciendo es permitirnos llevar el laboratorio a las muestras, en lugar de tener que llevar las muestras al laboratorio», dijo en un comunicado Aaron Burton, bioquímico e investigador de la NASA.

Algo que cabe resaltar es que la investigación fue realizada durante el huracán Harvey. La investigadora Sarah Wallace estuvo en el terreno en el Centro Espacial Johnson en Houston, Texas, y brindó apoyo y entrenamiento a Whitson durante todo el esfuerzo, que casi se detuvo debido a la tormenta. Pero el Marshall Space Flight Center en Alabama conectó con éxito a Wallace a Whitson a través de teléfono celular cuando se inhibió la comunicación en el Centro Espacial Johnson. Según la NASA, el equipo de Wallace ayudó a analizar e identificar las muestras.

Eventualmente, las muestras regresaron a la Tierra, donde los investigadores verificaron que los resultados determinados en el espacio eran precisos.

«Lo hicimos. Todo funcionó a la perfección», dijo la microbióloga e investigadora Sarah Stahl en un comunicado.

Pueden obtener más detalles de esta noticia en el siguiente enlace de NASA.


Like it? Share with your friends!

1 comment, 1 share
CodigoOculto.com
La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes.

One Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Gran cosa, se la han pasado engañando a la humanidad, afirmando que los únicos seres vivos del basto Universo somos nosotros, sabemos que el Universo está poblado de civilizaciones, de seres vivos y que nosotros no somos sino una arenilla con vida en el planeta y una de las civilizaciones más atrasadas… ahora vienen a intentar remendar el capote que ellos mismos han llenado de huecos avisando que encontraron vida… Por favor, sean responsables y díganle a la humanidad la verdad para que no esté en esta oscuridad intelectual, física, espiritual…