Investigadores hallan señales de vida en las Fosas Marianas, el punto más profundo de la Tierra

Investigadores hallan señales de vida en las Fosas Marianas, el punto más profundo de la Tierra

Científicos pueden haber descubierto evidencia de la más profunda vida microbiana que se ha encontrado en el planeta, la detección de presencia de materia orgánica en fragmentos de rocas arrojadas por los volcanes de lodo cerca del lugar más profundo de la Tierra, la Fosa de las Marianas.

Un equipo de investigadores encabezado por el profesor Oliver Plümper de la Universidad de Utrecht (Países Bajos) ha encontrado una posible evidencia de vida en la Fosa de las Marianas, situada a diez kilómetros de profundidad en el océano Pacífico.

En su investigación los científicos han estudiado muestras de serpentina (un tipo de mineral) que recogieron de fuentes hidrotermales en el fondo de la fosa situada cerca de Japón y han dado con aparentes muestras de vida en la superficie terrestre a mayor profundidad que nunca.

La Fosa de las Marianas es la parte más profunda de todos los océanos. Su punto más bajo se sitúa a 10.994 metros bajo el nivel del mar.

«Esta es otra alusión a una gran profundidad de la biosfera, en nuestro planeta», dijo el investigador principal, Oliver Plümper de la Universidad de Utrecht en los Países Bajos a National Geographic.

En este nuevo estudio del lugar más profundo de la Tierra los investigadores emplearon vehículos teledirigidos para extraer 46 muestras de serpentina del fondo del Pacífico cerca del volcán South Chamorro.

La serpentina es un mineral que se forma cuando el olivino del manto superior de la Tierra se encuentra con agua empujada hacia arriba. Esta reacción produce gas metano e hidrógeno, que, señalan investigadores citados por Phys.org, podrían ser utilizados como una fuente de alimento para los microbios. Este mineral se extrae del fondo desde fuentes hidrotermales.

En las muestras de serpentina analizadas por los innvestigadores había hidrocarburos, lípidos y aminoácidos: materiales orgánicos muy similares a unos producidos por microbios que habitan lugares más accesibles.

Ello sugiere, señala el equipo, que es posible que las muestras de serpentina sean una prueba de que puede haber vida muy por debajo de la superficie de la Tierra.

Los hallazgos han sido publicados en Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0