Documentos revelan existencia de un estudio secreto sobre OVNIs en Nevada, EE.UU.

Documentos revelan existencia de un estudio secreto sobre OVNIs en Nevada, EE.UU.

Diversos investigadores de OVNIs esperan obtener un tesoro oculto de documentos del Pentágono que fueron generados por un estudio militar secreto de platillos voladores y otros aviones extraños.

El gobierno ha confirmado que existió un proyecto OVNI. Supuestamente finalizó en el año 2012, sin embargo el Pentágono aún no ha publicado ningún informe o archivo.

El equipo de investigadores, denominados I-Team, ha dado una primera mirada a los documentos que prueban que el estudio OVNI es real y estaba ubicado en el sur de Nevada.

En octubre pasado, el ex oficial de inteligencia Luis Elizondo reveló que había estado a cargo de un proyecto secreto del Pentágono que estudiaba posibles amenazas de los OVNIs. La historia cobró impulso dos meses más tarde cuando el New York Times informó el nombre del programa AATIP o el Advanced Aerospace Threat Identification Program. Al mismo tiempo, se lanzaron dos vídeos que se encontraban anteriormente clasificados.

Uno de ellos fue un encuentro en 2004 entre aviones de combate del grupo de portaaviones USS Nimitz y un OVNI inmensamente superior denominado el Tic Tac.

El ex jefe del proyecto OVNI del Pentágono, Luis Elizondo, colaboró más adelante en explicar el lanzamiento de los vídeos OVNI por parte del Departamento de Defensa. En el siguiente vídeo Luis Elizondo brinda detalles sobre la liberación de vídeos de OVNIS del Departamento de Defensa.

Para activar los subtítulos en español en el siguiente vídeo puede consultar la siguiente GUÍA.

Por su parte, el senador Harry Reid dio las siguientes declaraciones:

Recibí la comunicación de un hombre que trabajaba para una de las agencias de defensa, un doctorado en física y matemáticas. Me dijo ‘lo sé todo sobre los cohetes, pero no sé qué son estas cosas'”.

El líder de la mayoría del Senado, Harry Reid, comenzó un diálogo con un científico experimentado que trabaja para la Defense Intelligence Agency (DIA). Alarmado de que nadie prestara atención a las intrusiones dramáticas de aviones desconocidos, Reid y sus colegas obtuvieron fondos para un estudio en curso, pero no se llamó AATIP. El acrónimo original fue AAWSAP o Advanced Aerospace Weapon System Applications Program.

En agosto de 2008, DIA publicó una solicitud de ofertas. Semanas más tarde, el contrato fue adjudicado a Bigelow Aerospace, la cantidad inicial fue de $ 10 millones. Bigelow requirió de estos fondos para proporcionar una instalación que sea acorde para el trabajo secreto a realizar. Harry Reid no influyó en el proceso de selección.

Elizondo

No había un contrato directo para que el senador Reid favoreciera a un amigo con un contrato. Eso es una completa tontería”.

El interés del empresario espacial Robert Bigelow en temas exóticos era tan obvio como el logotipo de su compañía. Invirtió años, y millones de dólares, en su propio estudio científico de los OVNIs y temas relacionados. Para el contrato de DIA, creó BAASS, una entidad separada ubicada dentro de su planta aeroespacial. Contrató a un equipo de 46 científicos e investigadores, junto con docenas de otros miembros del personal de apoyo.

El contrato con DIA no mencionó los OVNIs en absoluto. Utilizó términos más genéricos como amenazas futuras y tecnologías innovadoras, y especificó 12 puntos focales, incluyendo elevación, propulsión, materiales, versiones de sigilo así como interfaz humana y efectos humanos, lo que significa que el equipo de Bigelow estudiaría a personas que informaron experiencias inusuales más allá de ver OVNIs.

Un rancho en Utah, conocido durante décadas como el lugar de encuentros extraños, se convirtió en un laboratorio vivo para el estudio.
El estudio produjo volúmenes de informes científicos altamente técnicos que incluyeron proyecciones sobre impulsos warp y propulsión antigravedad.

El Senador Reid agregó:

Estos estudios están tan cargados de información. Una cosa que aprendimos es que a lo largo de las décadas pasan muchas cosas sin explicación. Bueno, ahora las hay”.

Pero en el Pentágono, hubo retrocesos. Algunos temían que el estudio se convirtiera en una vergüenza si se corría la voz. Otros se opusieron por motivos religiosos. Bigelow lo financió por sí mismo por un año, pero AAWSAP llegó a su fin después de 2011. Elizondo, que había interactuado con el estudio del Pentágono, fue asignado para continuar el trabajo, pero eligió un enfoque más pequeño, limitado a encuentros militares con aviones desconocidos. su esfuerzo, apodado AATIP, sobrevivió manteniendo un bajo perfil. Elizondo se basó en una red informal de colegas para investigar los casos que surgieron.

Elizondo agregó:

Hubo otras personas relacionadas con nuestro esfuerzo. Es un enfoque confederado, por lo que tenía gente en la Armada, en DIA, en los bolsillos aquí y allá. Trabajamos colectivamente”.

De acuerdo a Elizondo, son 24 los vídeos OVNI existentes y que serán revelados. Hasta el momento se han publicado tres reveladores vídeos; sin embargo ya es hora de dejar atrás toda esta nube de misterio y revelar todo el material existente.

Edición: Fernando T. para CodigoOculto.com – Fuente: Las Vegas Now

Síguenos en nuestra página de Facebook: CODIGO OCULTO.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0