Niño de dos años en India puede controlar extrañamente a decenas de monos salvajes

Niño de dos años en India puede controlar extrañamente a decenas de monos salvajesCaptura de Youtube

Un niño pequeño es aclamado como la reencarnación de un dios por su improbable amistad con una tropa de 20 monos langures con los que juega durante horas seguidas a pesar de tener el doble de su tamaño.

Samarth Bangari comparte su comida y juega con un grupo de monos en su patio mientras lo visitan, algunos valientes incluso entran a su habitación para despertarlo todos los días a las 6 de la mañana.

Cuando el niño de dos años regresa de la escuela, los encuentra esperándolos pacientemente frente a su casa, corre hacia la cocina para cargar comida en los pantalones y en los bolsillos de sus camisas para sus amigos.

Su vínculo es tal que sus padres felizmente dejan a su pequeño hijo bajo la custodia de los monos durante horas.

La inusual amistad de Samarth le ha otorgado un estatus especial en su pueblo de Allapur, a unos 400 km de la ciudad de Bangalore, en el sur de la India, donde la gente lo veía como un niño “bendecido”.

También lo han comparado con Mowgli, un personaje de The Jungle Book, de Rudyard Kipling, sobre un niño que creció en la naturaleza en la India, y que a menudo se utiliza como una abreviatura para personas que pueden superar la brecha humano-animal.

Samarth Bangari es aclamado como la reencarnación de un dios por su improbable amistad con una tropa de 20 monos langur con los que juega durante horas seguidas, a pesar de tener el doble de su tamaño

Samarth Bangari es aclamado como la reencarnación de un dios por su improbable amistad con una tropa de 20 monos langur con los que juega durante horas seguidas, a pesar de tener el doble de su tamaño

El niño aún no puede hablar, pero imita el sonido que sus amigos monos hacen, al verlo jugar con la tribu atrayendo multitudes ansiosas por verlos.

Sus padres Sunil, de 38 años, y Nanda Bangari, de 35, dijeron que los aldeanos pensaban que Samarth es la encarnación de Lord Hanuman, el dios mono de la religión hindú.

Comparte su comida y juega con un grupo de monos en su patio mientras lo visitan, algunos valientes incluso entran a su habitación para despertarlo todos los días a las 6 de la mañana

Comparte su comida y juega con un grupo de monos en su patio mientras lo visitan, algunos valientes incluso entran a su habitación para despertarlo todos los días a las 6 de la mañana

La madre, la Sra. Bangari dijo:

Él juega con ellos, les da comida casera. Los monos lo aman e incluso cuando les tira de la cola, los animales no le hacen daño. La gente de nuestro pueblo se sorprende al ver el vínculo especial de Samarth con los monos y algunos incluso lo llaman como la encarnación de Lord Hanuman a causa de los monos que muestran un inmenso amor por él. Lo cuidan y no le hacen daño nunca. Confío en los animales y dejo a mi hijo a solas con ellos para jugar mientras me ocupo de las tareas domésticas”.

Los padres de Samarth dijeron que su amistad con los animales comenzó cuando tenía solo seis meses cuando un mono le arrebató la comida de la mano.

«Desde ese día, los monos comenzaron a visitar nuestra casa todos los días. Estamos acostumbrados a su presencia y a la hermosa relación de Samarth con ellos. Se ha convertido en una costumbre para todos nosotros ahora», dijo el Sr. Bangari

«Desde ese día, los monos comenzaron a visitar nuestra casa todos los días. Estamos acostumbrados a su presencia y a la hermosa relación de Samarth con ellos. Se ha convertido en una costumbre para todos nosotros ahora», dijo el Sr. Bangari

Bangari agregó:

Nuestro pueblo Allapur tiene una gran población de monos y normalmente son amigos porque les ofrecemos comida y les permitimos pasear por nuestras casas. Pero es sorprendente cómo mi hijo ha logrado este vínculo especial con los monos. Todo comenzó cuando solo tenía seis meses. Un día lo estaba alimentando cuando encontró algunos monos fuera de nuestra casa. Todos se reunieron en grandes cantidades, viéndolo comer, y uno se le acercó repentinamente y le arrebató la comida. Sorprendentemente, Samarth no lloró, sino que comenzó a gesticular a los monos. Desde ese día, los monos comenzaron a visitar nuestra casa todos los días. Estamos acostumbrados a su presencia y a la hermosa relación de Samarth con ellos. Se ha convertido en una costumbre para todos nosotros ahora”.

Los animales pueden llegar a percibir nuestras intenciones, y es probable que en este caso los monos langures se sientan muy a gusto ante la aceptación y amor que este niño les demuestra, además de la comida que les brinda. Posiblemente se ha convertido en una sociedad donde a cambio de la comida le dan protección y es considerado como uno más del grupo. Fernando T.

Fuente: Daily mail – Edición: Fernando T. para CodigoOculto.com

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0