El océano se queda sin oxígeno: «Zonas muertas» se cuadriplicaron debido a calentamiento global

El océano se queda sin oxígeno: «Zonas muertas» se cuadriplicaron debido a calentamiento global

El cambio climático está dejando a los océanos de la Tierra sin oxígeno, poniendo en peligro la vida silvestre marina en todo el mundo, según una reciente investigación.

La cantidad de «zonas muertas» de mar abierto (áreas sin oxígeno en las que la vida animal se ahoga y muere) se ha cuadruplicado en solo 50 años debido al calentamiento global.

En los cuerpos de agua costeros, incluidos los estuarios y los mares, estos sitios mortales han aumentado más de 10 veces desde 1950, muestra el estudio.

Los investigadores esperan que los niveles de oxígeno en los océanos sigan cayendo a medida que la Tierra se calienta, advirtiendo que el mundo debe frenar el cambio climático para frenar el declive.

El estudio provino de un grupo internacional de expertos de GO2NE (Global Ocean Oxygen Network), un grupo creado en 2016 por la United Nation’s Intergovernmental Oceanographic Commission (Comisión Oceanográfica Intergubernamental de las Naciones Unidas).

De acuerdo a la Dra. Denise Breitburg, autora principal del estudio, una investigación del Smithsonian Environmental Research Center en Washington, D.C.:

El bajo nivel de oxígeno reduce el hábitat que pueden usar los animales: casi todos los animales dependen del oxígeno. La exposición a niveles bajos de oxígeno reduce el crecimiento, aumenta la susceptibilidad a las enfermedades, causa mortalidad y altera las redes tróficas. Para revertir esta tendencia, debemos reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero y reducir las descargas de nutrientes a las aguas costeras”.

En áreas tradicionalmente llamadas «zonas muertas», el oxígeno cae a niveles tan bajos que muchos animales se sofocan y mueren.

La cantidad de «zonas muertas» en mar abierto (áreas sin oxígeno en las que la vida animal se ahoga y muere) se ha cuadruplicado en solo 50 años debido al calentamiento global. En la imagen, las zonas muertas del área costera (roja) y del océano abierto (azul) en todo el mundo

La cantidad de «zonas muertas» en mar abierto (áreas sin oxígeno en las que la vida animal se ahoga y muere) se ha cuadruplicado en solo 50 años debido al calentamiento global. En la imagen, las zonas muertas del área costera (roja) y del océano abierto (azul) en todo el mundo. Crédito: Global Ocean Oxygen Network

A medida que los peces evitan estas zonas, sus hábitats se reducen y se vuelven más vulnerables a los depredadores o a la pesca.

Pero el problema va más allá de las zonas muertas, afirman los autores.

Incluso menores disminuciones de oxígeno pueden obstaculizar el crecimiento en los animales, obstaculizar la reproducción y provocar enfermedades o incluso la muerte.

También puede desencadenar la liberación de sustancias químicas peligrosas como el óxido nitroso, un gas de efecto invernadero hasta 300 veces más potente que el dióxido de carbono y el sulfuro de hidrógeno tóxico.

Mientras que algunos animales pueden prosperar en zonas muertas, la biodiversidad en general disminuye.

El cambio climático es el principal culpable de la pérdida de oxígeno en mar abierto, ya que las aguas superficiales que se calientan retienen menos gas.

En las aguas costeras, la contaminación de los nutrientes causada por el hombre crea proliferaciones de algas, que drenan el oxígeno a medida que mueren y se descomponen.

Los investigadores advierten que el mundo debe hacer algo para contrarrestar las causas de las zonas muertas ascendentes del océano para revertir los cambios.

Los mejores sistemas sépticos y el saneamiento pueden mantener la contaminación fuera del agua a la vez que protegen la salud humana, y reducir las emisiones de combustibles fósiles no solo combate el cambio climático sino que también reduce los peligrosos contaminantes del aire.

El Dr. Breitburg dijo: «La disminución en el oxígeno del océano se encuentra entre los efectos más graves de las actividades humanas en el medio ambiente de la Tierra. Este es un problema que podemos resolver. Detener el cambio climático requiere un esfuerzo global, pero incluso las acciones locales pueden ayudar con el descenso de oxígeno impulsado por los nutrientes. Hacer frente al cambio climático puede parecer más desalentador, pero hacerlo es fundamental para frenar el declive del oxígeno».

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0