¿Se ha descubierto evidencia directa de la primera vida en la Tierra?

¿Se ha descubierto evidencia directa de la primera vida en la Tierra?

Cortesía: ScienceReload.com Con aproximadamente 3.500 millones de años de edad, los fósiles más antiguos de la Tierra han sido descubiertos en Australia Occidental. Los fósiles microscópicos son la evidencia directa de la vida más antigua en la Tierra y, gracias a un mayor análisis y estudio realizado por investigadores de la UCLA y la Universidad de Wisconsin-Madison, podrían profundizar nuestra comprensión de los orígenes de la vida. El estudio fue publicado el lunes en las Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

En el estudio, un equipo de investigadores dirigido por J. William Schopf, profesor de paleobiología en la UCLA, y John W. Valley, profesor de geociencia en la Universidad de Wisconsin-Madison, describieron 11 muestras de fósiles microbianos procedentes de cinco taxones distintos. Ellos conectaron las morfologías del fósil con las firmas químicas que entendemos que son la base de la vida. Algunos de los especímenes fueron microbios extintos del reino Archaea. Algunas de las otras criaturas microscópicas y fosilizadas fueron similares a las especies vivas hoy en día.

Según Schopf, mediante el uso de un espectrómetro de masas de iones secundario (SIMS), el equipo determinó que los fósiles son «un grupo primitivo, pero diverso de organismos».

Además de explorar el funcionamiento interno y la historia de los especímenes fosilizados más antiguos que se hayan encontrado, el estudio también proporciona información sobre cómo los organismos podrían haber surgido y vivido en un planeta sin oxígeno en los primeros momentos de la vida en la Tierra.

Un microfósil: una parte del grupo de fósiles más antiguos que todos los descubiertos

Un microfósil: una parte del grupo de fósiles más antiguos que todos los descubiertos. Crédito: John Valley, UW-Madison

Disputa de microfósiles

El descubrimiento de los antiguos microfósiles no es realmente nuevo; fueron descritos por primera vez por Schopf y su equipo de investigación en 1993. Pero durante mucho tiempo, los críticos insistieron en que los fósiles eran solo minerales extraños que se asemejaban a especímenes biológicos que habían quedado atrapados dentro de una roca más grande. Pero estos nuevos hallazgos parecen haber confirmado que los fósiles son, de hecho, de origen biológico.

De las diversas especies identificadas dentro de la roca, el equipo encontró bacterias fotótrofas, que producen energía del sol, Archaea, que produce metano, y Gammaproteobacteria, que consumen metano. Se cree que, antes de la formación de oxígeno, el metano era una parte importante de la atmósfera primitiva de la Tierra, por lo que la presencia de estas bacterias podría ayudar a los científicos a comprender cómo sobrevivieron los organismos en esas condiciones.

El estudio podría ayudarnos a comprender no solo cómo se formó la vida en la Tierra sino también a ayudarnos a expandir nuestra búsqueda de vida más allá de la Tierra. Cuando los investigadores denotan los exoplanetas como «habitables», esa distinción se basa en gran medida en lo que sabemos que es necesario para apoyar en la Tierra. Durante mucho tiempo, los científicos han creído que se trata de un entorno relativamente limitado. A medida que comprendemos qué se necesita para que la vida se haya formado y prosperado en la Tierra, y los extraños microorganismos que sobrevivieron a condiciones aparentemente inviables, más preparados estaremos para comprender lo que la vida necesita para formarse en otros planetas .

«La gente está realmente interesada en saber cuando surgió la vida en la Tierra», dijo Valley. «Este estudio fue 10 veces más despacio y más difícil de lo que había imaginado, pero se llevó a cabo gracias a muchas personas dedicadas que han estado entusiasmadas con esto desde el primer día… Creo que se harán más análisis de microfósiles en muestras de la Tierra y posiblemente de otros cuerpos planetarios».

El estudio científico ha sido publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Este artículo fue publicado anteriormente en ScienceReload.com y ha sido publicado nuevamente en CodigoOculto.com con permiso.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0