Objetos del tamaño de la Luna golpearon la Tierra reiteradamente

Objetos del tamaño de la Luna golpearon la Tierra reiteradamente

Por CodigoOculto.com Según un reciente estudio, la Tierra joven habría sido golpeada repetidamente por objetos espaciales del tamaño aproximado de la Luna. Esto podría explicar la composición rocosa de nuestro planeta.

Un grupo de científicos del Southwest Research Institute en Texas lograron observar el periodo luego de que un cuerpo del tamaño de Marte golpeara la Tierra y formara la Luna, hace unos 4.500 millones de años, conocida como la hipótesis del impacto gigante. Se pensaba que el objeto que impactó la Tierra tenía al menos 6.000 kilómetros (3.700 millas) de ancho.

Las rocas provenientes de esta colisión, conocidas como planetesimales, formaron la Luna. Los demás restos rocosos, según los científicos, permanecieron en la órbita terrestre durante aproximadamente 100 millones de años antes de separarse o ser dispersados ​​por la gravedad.

En cambio, este estudio nos da a conocer que hace mucho, cuando la Tierra era joven, ocurrió un proceso mucho más dramático. Las investigaciones y la aplicación de modelos han arrojado determiando que ocurrieron «múltiples impactos subsecuentes con la Tierra realizados por proyectiles de 1,500 a 3,000 km de diámetro [de 930 a 1,860 millas]», según escriben en su artículo.

«Esto es más violento de lo que se pensaba», dijo el autor principal del estudio, el Dr. Simone Marchi. «Algunos de estos planetesimales pueden haber excedido los 1,000 kilómetros [620 millas] de diámetro, algunos eran quizás tan grandes como la Luna misma».

La concepción que se tenía anteriormente era que el 0.5 por ciento de la masa de nuestro planeta estaba compuesta por material de estos planetesimales. Sin embargo, los investigadores sugieren que esto puede ser de dos a cinco veces mayor que los cálculos anteriores.

Todo se basa en algo llamado elementos siderófilos. Estas son cosas que se absorben en el hierro como el oro, el platino y el iridio. Algunos de estos fueron entregados a nuestro planeta después de que se formó la Luna, mientras que otros fueron absorbidos en nuestro núcleo o expulsados ​​al espacio.

Para explicar la cantidad existente hoy, necesitamos más colisiones. Por lo tanto, este documento señala el período posterior a la formación de la Luna como el culpable, con más planetesimales grandes golpeando la Tierra.

«Hemos modelado las colisiones masivas y cómo los metales y silicatos se integraron en la Tierra durante esta «etapa de acreción tardía», que duró cientos de millones de años después de la formación de la Luna», dijo el Dr. Marchi en un comunicado. «Con base en nuestras simulaciones, la masa de acreción tardía entregada a la Tierra puede ser significativamente mayor de lo que se pensaba, con importantes consecuencias para la evolución más temprana de nuestro planeta».

Esto a su vez ha ayudado a resolver otro misterio. La presencia de anomalías isotópicas en algunas rocas de la Tierra había sugerido que nuestro manto estaba mezclado más de lo que pensábamos después de la formación de la Luna. Esta última investigación podría explicar cómo se produjo esa mezcla, ya que nuestro planeta fue golpeado repetidamente por otros objetos gigantescos.

El estudio científico ha sido publicado en Nature Geoscience.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0