¿Existe una ancestral ciudad bajo las aguas del lago Titicaca?

¿Existe una ancestral ciudad bajo las aguas del lago Titicaca?

Por CodigoOculto.com ¿Qué nos pueden decir aquellos misteriosos restos de una antigua civilización, hoy bajo el lago Titicaca, sobre nuestra historia? ¿Es posible que estas impresionantes ruinas, puedan ofrecer respuestas que podrían ayudarnos a entender como la antigua humanidad edificó sitios increíbles y complejos como Puma Punku, Tiahuanaco o Machu Picchu? La verdad detrás de estas ruinas submarinas apunta hacia un pasado mucho más misterioso del que nos podríamos haber imaginado.

El lago Titicaca se encuentra en las hermosas montañas de los Andes entre dos de los países más enigmáticos del planeta, Perú y Bolivia. Es el mayor lago de agua dulce de América del Sur, pero también es considerado como el lago navegable más alto del planeta.

Según las antiguas leyendas, se dice  que el lago Titicaca es la cuna de las civilizaciones antiguas del Perú y ha estado presente en el desarrollo de importantes culturas andinas como los Incas, Purakas y lo Tiwanaku.

Curiosamente, los Incas y preincas dejaron numerosos edificios importantes que apuntan hacia un pasado mucho más enigmático, que algunos investigadores están dispuestos a aceptar. Uno de los descubrimientos más importantes bajo el lago Titicaca es un misterioso templo de mil años.

Antes de la llegada de los Incas, varias otras culturas antiguas se asentaron en las cercanías del lago Titicaca.

En el año 2000, un equipo de arqueólogos internacionales realizó un increíble descubrimiento de los restos de un misterioso templo bajo el agua. El templo, que se cree es anterior a los Incas por más de 1500 años se cree pudo haber sido construido por la cultura Tiwanaku o Tiahuanaco, que realizaron la proeza de construir un de templo más 200 metros de longitud.

A la izquierda se muestra la cabeza del muro interno del Templo Semisubterráneo, Tiahuanaco. A la derecha una similar cabeza sumergida en las aguas del lago Titicaca.

A la izquierda se muestra la cabeza del muro interno del Templo Semisubterráneo, Tiahuanaco. A la derecha una similar cabeza sumergida en las aguas del lago Titicaca.

Además del antiguo templo bajo el lago Titicaca, los arqueólogos submarinos han encontrado enormes terrazas para cultivos, carreteras y una enorme pared que se extiende 800 metros bajo la superficie del lago.

La expedición submarina de 1966 en el Lago Titicaca

Federico Kirbus (1966 – 2015) fue un periodista, escritor e investigador argentino. Kirbus narró una singular historia en «Enigmas, misterios y secretos de América» [Fuente], una publicación relacionada a los misterios que escondes antiguas ruinas y sitios antiguos en América, como Nasca y por supuesto el Lago Titicaca.

Ruinas del Lago Titicaca

Ruinas del Lago Titicaca

Parte del libro narra la aventura de un equipo, compuesto por Ramón (“Kuki”) Avellaneda, Enrique León Brunner y Luis Villaverde, quienes habían arribado a orillas del Titicaca con propósitos muy distintos, propósitos más espirituales que materiales: su deseo era habilitar las aguas navegables más altas del mundo para el deporte subacuático.

Arribados a Puerto Acosta, una vez más los pobladores afirmaban desconocer por completo cualquier detalle relacionado con las supuestas ruinas. ¿O acaso los inhibía el temor ante el lago santo y los dioses que en él vivían? Por fortuna, no se dejaron impresionar y continuaron hasta una bahía donde, según se decía, existían ruinas subacuáticas.

El tiempo era frío. Avellaneda se colocó su traje de neopreno para sumergirse en tanto que sus dos compañeros aguardaron en la orilla las noticias que aquél traería.

No habrían transcurrido más de diez minutos cuando ‘Kuki’ Avellaneda emergió a unos 200 metros de la costa, haciendo señas con el brazo para que los otros dos se le acercasen.

Lo que los tres acuanautas contemplaron ese destemplado día de invierno de 1966, a unos ocho metros debajo del espejo del lago, se lee hoy quizá con indiferencia, pero en su momento aceleró sensiblemente el pulso de los protagonistas de la aventura: ante sus ojos aparecían construcciones de piedra de diferente tipo y sorprendentemente bien conservadas, aun cuando estaban recubiertas de algas.

No sólo hallaron simples muros, sino recintos en forma de U, con la parte abierta señalando hacia el centro del lago. Es más: también distinguieron el trazado de un camino empedrado, perfectamente conservado, de unos 30 metros de longitud. Casi se estaría tentado de agregar: un típico camino incaico.” [Fuente] [Fuente]

El investigador y escritor Iván Martínez analiza los misterios sumergidos en el Lago Titicaca en el siguiente e interesante videoprograma.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0