Arqueólogos utilizando un drone descubren un templo de más de 2.000 años en Israel

Arqueólogos utilizando un drone descubren un templo de más de 2.000 años en Israel

Por CodigoOculto.com Un grupo de arqueólogos usando drones han logrado encontrar lo que parece ser un raro templo edomita que data de hace 2.200 años, justo en el medio de una zona de entrenamiento militar. La estructura parece haber sido destruida por las fuerzas judías, posiblemente bajo el mandato de Judah Maccabee, que luego convirtió a los lugareños sobrevivientes.

La estructura podría ser un templo o un palacio, y en cualquier caso parece haber sido destruida. En este caso, el edificio, evidentemente grande, pudo haber sido destruido durante la conquista hasmonea de la región en el 112 a.C. Tras la victoria asmonea, los lugareños se vieron obligados a convertirse al judaísmo.

Este templo fue encontrado en una colina en Horvat ‘Amuda, en la región Lachish. Después de décadas de ser excluidos del sitio debido a su uso para entrenamiento militar, la excavación comenzó hace un par de meses y logró dar con esta estructura, que viene desde el período helenístico.

Usando drones

Los aviones no tripulados son más comúnmente utilizados por militares y en actividades de ocio. Se sabe que los arqueólogos utilizan imágenes satelitales que revelaron estructuras monumentales en el Medio Oriente de miles de años atrás, tan grandes que no son obvias a nivel del suelo, pero este es el primer uso conocido de drones para estudiar sitios arqueológicos.

En general, los arqueólogos realizan inspecciones caminando a pie, mirando con atención hacia el suelo. «Cuando caminas, ves una piedra aquí y una piedra allí, pero con un drone, de repente ves una línea», dice Gutfeld.

De todos modos, el avión no tripulado fotografió restos arqueológicos desde una docena de metros de altura, revelando indicios de la estructura, que luego descubrieron.

Adorando al toro

Las señales de que la misteriosa estructura pudo haber sido un templo incluyen quemadores de incienso de piedra encontrados en una esquina, tallados para que parezcan altares. Un quemador lleva el relieve tallado de dos toros. Uno de los toros está recostado entre dos pilares del templo representados con capiteles elaborados, y sobre su cabeza, la luna se eleva.

Ahora, el culto al toro no era una cosa rara en estas partes hace miles de años: nótese la leyenda del becerro de oro que se dice que engañó a los antiguos israelitas en el desierto.

Artefactos de culto encontrados en una de las habitaciones de la estructura

Artefactos de culto encontrados en una de las habitaciones de la estructura. Crédito: Clara Amit, Autoridad de Antigüedades de Israel

¿Por qué los arqueólogos piensan que el templo, si eso es lo que era, era edomita? El toro y la luna también fueron distintivos de la adoración a los edomitas, dijo Gutfeld a Haaretz. Sí, fueron adorados por otros, como los cananeos antes que ellos, y los nabateos, pero ninguno de los pueblos era relevante para este sitio.

Además, un papiro egipcio que se cree que data del segundo milenio antes de Cristo se refiere a las tribus beduinas de Edom que ingresan a la región del Delta en busca de pastos para su ganado, observa el colaborador de Haaretz Philippe Bohstrom.

Lo único que está claro es que alguien quemó el templo a la hora correcta, basándose en monedas y cerámica.

Después de la conquista asmonea, los edomitas se convirtieron nominalmente en judíos: se vieron obligados a circuncidar a sus hombres por el gobernante macabeo John Hyrcanus I, en aproximadamente 125 a.C, agrega Bohstrom (en Jewish Antiquities,  XIII, 257, 258 [ix, 1]).

Estos restos indican que se trataba posiblemente de un palacio

Estos restos indican que se trataba posiblemente de un palacio. Crédito: Dane Christensen

Los arqueólogos también encontraron delicadas vasijas de cerámica, incluyendo cuencos pintados, jarrones de cuello largo y lámparas de aceite, posiblemente utilizados en la adoración, algunos de los cuales habían sido importados de Grecia. De hecho, la evidencia del enérgico comercio internacional desde los confines más remotos de la antigüedad es legión.

También se encontraron numerosos espacios subterráneos, utilizados como canteras o como mikvas para baños rituales, prensas de aceite y palomares.

Las mikvas probablemente datan de después de la conquista hasmonea, explica Gutfeld: evidentemente datan de algún tiempo desde el siglo I a.C. hasta el siglo I d.C. «También encontramos muchos objetos de piedra, que también pensamos que son del período tardío del Segundo Templo», dijo. Tales recipientes de gres son claros sellos de los antiguos judíos, que creían que, a diferencia de la alfarería, el gres no podía contaminarse.

En cuanto a los palomares, llamados columbarios, las aves eran extraordinariamente populares en la antigüedad.

«Tanto los paganos como los judíos crían palomas para comer y para el sacrificio», dice saus Gutfeld. «¡Eran los animales de sacrificio más comunes, en primer lugar porque eran baratos. No todos podían permitirse un carnero o una cabra».

Desenterrando el templo edomita de 2.200 años de antigüedad descubierto por un drone

Desenterrando el templo edomita de 2.200 años de antigüedad descubierto por un drone. Crédito: Michal Haber, Autoridad de Antigüedades de Israel

Especialistas creen que la antigua estructura pudo haber sido destruida en una de las revueltas de la región, posiblemente durante la conquista de los Hasmoneos en el año 112 antes de Cristo. Entonces, los lugareños se vieron obligados a convertirse al judaísmo.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0