Una terrible medida está a punto de aplicarse al Internet en EE.UU.

Una terrible medida está a punto de aplicarse al Internet en EE.UU.

Esta semana ha venido junto a un anuncio catastrófico para los usuarios de servicios de Internet en EE.UU. Como si fuera el otro lado de la moneda de un Internet Libre y sin controles, como el que propone Kim DotCom, y que lo informamos recientemente; el jefe republicano de la Federal Communications Commission (FCC) (Comisión Federal de Comunicaciones), Ajit Pai, ha anunciado que la agencia buscará derogar por completo las reglas de neutralidad de la red de la era Obama.

Pai afirmó que los Demócratas impusieron regulaciones de «mano dura» en Internet, y que estas tendrán que deshacerse. Esta derogación beneficiaría a las empresas que desean que las personas paguen más por el acceso.

«La FCC simplemente requeriría que los proveedores de servicios de Internet sean transparentes sobre sus prácticas para que los consumidores puedan comprar el plan de servicio que sea mejor para ellos y los empresarios y otras pequeñas empresas puedan tener la información técnica que necesitan para innovar», dijo Pai en un comunicado; según informa The Hill.

La propuesta será llevada a votación el día 14 de diciembre, y se espera que se respalde ampliamente una derogación total ya que la FCC está dominada por los republicanos. El nombre de esta iniciativa, por cierto, es «Restaurar la libertad de Internet».

La neutralidad de la red, como principio básico, garantiza que los proveedores de servicios de Internet (ISP) y las agencias gubernamentales se aseguren de que todos los sitios web legales sean tratados por igual, y el acceso a ellos está abierto a todos los que tengan una conexión a la Web.

No todos los países lo tienen, y Portugal recientemente fue noticia por ser un estudio de caso sombrío de lo que sucede cuando tales leyes están ausentes.

Una empresa de telecomunicaciones con sede en Lisboa aprovechó la actitud indiferente del gobierno y experimentó con la venta de acceso a Internet móvil en paquetes escalonados. Los paquetes más baratos, por ejemplo, permiten usar solo mensajes instantáneos o uso de redes sociales; y también realizar combinaciones más costosas que le permiten al usuario acceder a todo, desde correos electrónicos hasta música y vídeos, entre otros.

Para resumirlo, con este sistema, tendremos un acceso restringido a Internet a menos que gastemos más, algo que las leyes de neutralidad de red evitarían; pero si son derogadas quedaríamos a merced de estas abusivas medidas.

Durante la administración de Obama se atendió de forma óptima la neutralidad de la red, y Estados Unidos obtuvo algunas de las mejores protecciones del mundo en 2015. De esta manera se permitió que la banda ancha sea catalogada como operador común en la Open Internet Order sin diferencias de planes ni de costos.

Sin embargo, desde el cambio de administración, la FCC ha intentado deshacer estas reglas, a pesar de que casi 22 millones de estadounidenses que utilizan estos servicios han levantado sus voces de protesta.

Esto podría convertir a Internet en un producto más que en una utilidad. Esto significa que las empresas o individuos dispuestos a pagar más obtendrán un servicio de Internet más libre, más accesible y más rápido en general.

Jugado a lo largo del tiempo, esto podría crear dos clases de ciudadanos: uno que sea rico en dinero e información, y otro que experimente un déficit en ambos. Esto es exactamente lo que hizo alusión un empleado de la FCC que habló por teléfono con reporteros por anonimato.

El año pasado, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU declaró que el acceso público a Internet no debería verse interrumpido por gobiernos o agencias estatales. La FCC probablemente debería tomar nota de eso.

Este artículo fue publicado en CodigoOculto.com

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0