¿Una persona con dos conjuntos diferentes de ADN? Sí, es posibleCrédito: Shutterstock

¿Una persona con dos conjuntos diferentes de ADN? Sí, es posible

Para la mitología griega, una quimera era una criatura que exhalaba fuego y que poseía rasgos físicos de un león, una cabra y un dragón.

El término quimera también es aplicable en los seres humanos, una quimera es una persona que tiene dos conjuntos de ADN totalmente diferentes dentro de su cuerpo. Aunque obviamente, no se puede comparar con un monstruo que escupe fuego, pero claro, sigue siendo algo bastante fuera de lo común.

Para agregarle un toque más de raro (aunque no llega a ser friki), las quimeras humanas no son el resultado de «retoques genéticos». Las quimeras humanas surgen naturalmente, y algunas personas ni siquiera saben que poseen esta condición.

Si te preguntas cuáles son los factores que pueden causar que una persona se convierta en una quimera humana, te las decimos a continuación:

Puede ocurrir luego de un trasplante de médula ósea

La médula ósea es el tejido dentro de nuestros huesos que es responsable de producir glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas. En los trasplantes de médula ósea, el médico usa quimioterapia o radiación para destruir toda la médula ósea enferma del receptor, luego coloca la médula sana del donante en su lugar.

La médula ósea del donante seguirá produciendo células sanguíneas que tengan el ADN del donante, según un informe de Scientific American. Así es como el receptor se convierte en una quimera.

En un documento de la revista Nature llamado «complete chimerism», se informó que el 100 por ciento de las células sanguíneas del receptor tienen el ADN del donante. Pero la sangre también puede contener una mezcla de ADN tanto del donante como del receptor: eso se llama «quimerismo mixto».

Puede suceder cuando los gemelos fraternos están en el útero

Scientific American explica que, cuando una madre tiene gemelos fraternos, uno de los embriones puede morir muy temprano en el embarazo. Entonces, el otro embrión puede absorber algunas células del difunto. El bebé resultante termina con dos juegos de ADN.

A veces estas quimeras son noticia

En 2015, un hombre de Washington tomó una prueba de paternidad de hisopados en las mejillas debido a que aducía ser el tío y no el padre de un niño. Pruebas adicionales revelaron que el hombre dos tipos diferentes de ADN, uno en su saliva y otro en su esperma.

Los expertos en genética creían que era una quimera humana, y había absorbido parte de su ADN del embrión de un hermano fraternal, según informó BuzzFeed.

Existe un caso de una mujer llamada Karen Keegan tuvo en una situación similar.

Las pruebas indicaron que no era la madre biológica de sus hijos, pero resultó que el ADN en su sangre era diferente al ADN en sus ovarios. Los médicos dijeron que su ADN extra probablemente provenía de un hermano gemelo, y en 2002 su historia se convirtió en un informe en el New England Journal of Medicine.

Debido a que la pérdida de gemelos ocurre en un estimado del 21 al 30 por ciento de los embarazos de feto múltiple, es posible que muchas personas sean quimeras, pero es posible que nunca lo descubran.

Un experto en genética le dijo a BuzzFeed que probar deliberadamente el quimerismo es muy difícil y que no es necesario hacer esas pruebas en personas sanas.

Puede suceder durante un embarazo normal

En la década de 1990, los científicos descubrieron que una mujer embarazada podría retener parte del ADN de su bebé, si algunas células fetales migraran fuera del útero. The New York Times lo llamó un «recuerdo del embarazo» , pero se conoce más científicamente como «microquimerismo».

Una manera simple de demostrar esta idea es analizar a las madres de los niños y ver si tienen alguna célula con cromosomas Y, que solo están presentes en los hombres.

En un estudio, los investigadores tomaron muestras de tejido de 26 mujeres que habían muerto durante el embarazo o justo después de dar a luz a un niño. En cada muestra, encontraron bajas concentraciones de células con cromosomas Y, según informó el New York Times.

Otro estudio observó los cerebros de madres que tenían niños. Encontraron rastros de ADN masculino en el 63 por ciento de las mujeres, incluso en una mujer que tenía 94 años, informó Scientific American. Esto sugiere que el microquimerismo puede durar mucho tiempo después del embarazo.

Un experto en microquimerismo dijo a The New York Times que los científicos creen que es «muy común, sino universal» entre las mujeres embarazadas. Esta sería una de las cosas fascinantes que suceden al cuerpo de una mujer durante el embarazo.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0