Retrasan investigación de extraña muerte de Max Spiers, investigador de conspiraciones

Retrasan investigación de extraña muerte de Max Spiers, investigador de conspiraciones

La investigación sobre la muerte misteriosa de un teórico de la conspiración británica que murió después de vomitar dos litros de sangre negra se ha retrasado de nuevo. Nos referimos a Max Spiers, de quien anteriormente hemos comentado en CodigoOculto.com, y que fue encontrado muerto mientras se encontraba en Polonia para dar una conferencia.

El hombre de 39 años murió repentinamente en el sofá en la casa de la escritora de ciencia ficción, Monika Duval, en julio del año pasado.

A pesar de que antes de fallecer Spiers vomitó un líquido negro, los funcionarios polacos dictaminaron que murió por causas naturales, y adicionalmente no se llevó a cabo una autopsia.

Se inició una investigación para determinar las causas de su deceso en el mes de diciembre de 2016 y debería haberse reanudado este jueves en Maidstone, Kent. Sin embargo, esta ha sido aplazada una vez más, con pocas posibilidades de que ahora suceda este año.

Max, a quien consideramos un colega nuestro, se había hecho mundialmente famoso en el ambiente mundial de los temas de misterio, temas ocultos y – como exteriormente le llaman – conspiración. Debido a esto algunas personas relacionadas han afirmado que pudo haberse ganado muchos «enemigos», a quienes no les convenía que Spiers realice sus investigaciones, y mucho menos que las dé a conocer al mundo.

Las autoridades en Polonia, donde Max asistía a una conferencia, inicialmente concluyeron que la muerte súbita se debió a causas naturales. Luego de que su cuerpo fue repatriado al Reino Unido, los médicos de un hospital de Margate no pudieron determinar la causa de su muerte.

Max Spiers fue encontrado muerto en Polonia, donde se encontraba para asistir a una conferencia

Max Spiers fue encontrado muerto en Polonia, donde se encontraba para asistir a una conferencia. Crédito: Youtube / Max Spiers

La policía de Kent lanzó una investigación conjunta con la policía polaca sobre la muerte de Spiers. En una apertura de la investigación en Canterbury en diciembre de 2016, el tribunal se enteró de que el hombre de 39 años había estado visitando Polonia para hablar en una conferencia después de pasar unas vacaciones con un amigo en Chipre.

En una declaración, la oficial de investigaciones del forense Caroline O’Donnell dijo: «Cuando regresaron, el Sr. Spiers enfermó con una temperatura alta y se encontraba muy débil. Al día siguiente, el Sr. Spiers vomitó dos litros de un líquido negro. El amigo llamó a un médico que intentó reanimarlo antes de declararlo muerto».

Poco antes de su muerte, se dice que Spiers había estado investigando las vidas de figuras conocidas de la política, los negocios y el entretenimiento.

En ese momento, su madre Vanessa Bates, 63 dijo que temía lo peor. Ella dijo: «Creo que Max había estado cavando en algunos lugares oscuros y alguien lo quería muerto».

Ella tiene la esperanza de que la investigación arroje luces sobre su misteriosa muerte.

«Ha tardado mucho tiempo en llegar, pero estoy aliviada de que al fin algo esté sucediendo y haya una investigación y una investigación adecuadas», dijo en aquel entonces.

Vanessa Bates y su hijo hijo Max Spiers

Vanessa Bates y su hijo hijo Max Spiers. Crédito: Facebook

Su teoría fue compartida por muchos en línea, incluidos investigadores de temas de misterio y conspiración, investigadores de OVNIS y bloggers que llamaban sospechosas las circunstancias de la muerte de Spiers.

En ese momento, el forense Alan Blunsdon dijo al tribunal que todavía estaba esperando un informe de las autoridades polacas, y agregó que la carga de trabajo de la policía de Kent podría retrasar el análisis forense del teléfono y la computadora de Mr Spiers.

Cuando el cuerpo de Spiers fue transportado al Reino Unido, su computadora portátil y su teléfono no estaban entre sus pertenencias.

Su madre siempre ha creído que Max fue «asesinado por sus enemigos».

Justo unos días antes de su muerte, Vanessa Bates recibió un mensaje de texto que decía: «Tu hijo está en problemas. Si sucede algo, investiga».

Bates, de 63 años, dijo: «Creo que Max había estado cavando en algunos lugares oscuros y alguien lo quería muerto».

«Es desgastante, pero esperé tanto tiempo y no me importa si toma más tiempo para llegar finalmente a la verdad de lo que le sucedió a Max», declaró su madre, según KentOnline.

La BBC emitió hace unos meses un documental referido a Max Spiers, pueden verlo a continuación:

A pesar de que ya han pasado muchos meses desde que ocurrió la fatídica muerte de Max Spiers, hasta el día de hoy no se tiene clara cuál fue la causa. Parece ser que los supuestos intereses ocultos que habrían causado su muerte son los mismos que están evitando que la investigación surja y entregue los resultados que sus familiares tanto están solicitando.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0